Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Hazte cargo de tu estabilidad financiera

Publicado en Educación Financiera | 14 de Octubre, 2011

Kim KiyosakiEmpieza haciéndote preguntas, y no esperes que los “expertos” resuelvan tus problemas. En lugar de eso, piensa por ti mismo.

Por Kim Kiyosaki

Como Bob Dylan cantaba en los 60s, “Los tiempos están cambiando.”

Esas palabras son ciertas hoy en día cuando hablamos de nuestros mercados financieros y las bases en las que descansan. Las principales instituciones financieras y las empresas han experimentado cambios sin precedentes en los últimos años. Repasemos:

• Tres de las cinco mayores instituciones financieras de Wall Street han desaparecido: Bear Stearns, Merrill Lynch y Lehman Brothers. Goldman Sachs y Morgan Stanley todavía viven.

• Los dos mayores prestamistas de financiamiento hipotecario, Fannie Mae y Freddie Mac, ahora son propiedad del gobierno. (El gobierno ofreció un plan de rescate a cambio de la propiedad de ambas empresas.)

• AIG, una de las compañías de seguros más grandes del mundo, ahora es propiedad del gobierno. (El gobierno otorgó un préstamo de $ 85 mil millones – y un segundo préstamo de más de $ 30 mil millones -. A cambio de una participación mayoritaria)

Pero aun hay más.

El mundo financiero, tal como lo conocemos, ha cambiado estructuralmente y de forma permanente. Un amigo me detuvo en el estacionamiento de una tienda de abarrotes recientemente y me preguntó: “¿Va a estar todo bien?” Yo sonreí y le dije: “No sé si todo estará bien o no. Sin embargo, será diferente de aquí en adelante. Las cosas no volverán a ser como antes… Nunca mas.”

¿Qué significa esto para mí?

En primer lugar, entiendo que el término “rescate del gobierno” en realidad significa rescate de los contribuyentes. Estoy enojada porque los individuos y las empresas que hicieron fortunas en honorarios, sueldos y bonificaciones trabajando para el sistema que nos llevó a esta crisis financiera, no sólo no están siendo castigados por sus actos flagrantes de codicia y engaño, sino que se van con millones y millones. Mientras tanto, a nosotros, los contribuyentes, se nos dejan las facturas a pagar por su increíble mala gestión y negligencia.

En segundo lugar, esta es la más obvia (y más costosa) llamada de atención para que las personas tomen sus cuestiones financieras con sus propias manos y no dependan de los “expertos” para hacer lo que ellos creen que es mejor con tu dinero. La gente de Wall Street, que contribuyeron en gran medida a este desastre financiero colosal, se suponía que eran las mentes financieras más brillantes de todas. ¿Realmente vamos a apostar a que ellos nos saquen de este lío? Piénsalo otra vez.

Piensa por ti mismo.

En estos días me encuentro cuestionando todo lo que escucho relacionado con los EE.UU. y las economías globales. Todo el mundo tiene una opinión, desde los analistas financieros a los periodistas y políticos. La mayoría también tienen su propia agenda, ya sea para mantener su trabajo o hacer una comisión, mantener sus índices de popularidad altos o resultar electo. Tienes que decidir si estás recibiendo información útil o sólo basura. Depende de ti separar los hechos de la ficción.

Algunas personas buscan a nuestros “líderes” políticos para salvarnos de este desastre. Pero yo lo veo de otra manera. Estas personas están gobernando nuestro país ¿y no lo vieron venir? ¿O es que simplemente no sabían qué hacer? De cualquier manera, estos líderes nos han llevado por mal camino.

Este problema se ha vuelto tan grande que no puede ser resuelto por un grupo selecto de Washington. Ahora es un problema mundial con un sinnúmero de piezas móviles y con un efecto dominó que se están sintiendo por todo el mundo. Así que si estás esperando y rezando a que nuestros gobernantes nos salven, una vez más te digo: “Piénsalo otra vez.”

¿Qué sé yo? ¿A quién le pregunto?

Entonces, ¿qué vas a hacer con todo el caos? Tu mejor oportunidad para lograr tu estabilidad financiera hoy, es:

1. Entender lo que está pasando económicamente.
2. Darte cuenta de cómo te puede afectar.
3. Tomar las medidas y prepararte para lo que viene.

Con tanta información disponible, es fácil confundirse. La clave está en no dejar que tu confusión te paralice. No decidas no hacer nada sólo porque no sepas qué hacer.

El conocimiento es tu mayor activo. Son los desinformados los que siguen ciegamente a los políticos y a los llamados “expertos financieros” porque al menos ellos tienen una respuesta, sea buena o mala. Es momento de que tengas tus propias respuestas, y es por eso que te digo, piensa por ti mismo.

Hay ciertas cosas que sabemos acerca de la economía:

• El sector bancario es inestable.
• El dólar de EE.UU. se sigue devaluando.
• Los precios de las casas todavía están bajando.
• El mercado de valores es volátil, sube cientos de puntos en un día y los baja al día siguiente.
• El desempleo está aumentando.
• Los precios del petróleo son altos. El promedio está en los $ 3.50 por galón.
• Los precios de los alimentos han subido.

Preguntas que debes hacerte

En vez de alarmarte o confundirte por todo esto, empieza a hacerte preguntas, y toma las medidas que te den el control de tu vida financiera. Aquí hay algunas a considerar:

La industria bancaria. Primer lugar, “¿Está mi dinero seguro y protegido dónde está?” Si la respuesta es sí, muy bien. Pero si la respuesta es no, ¿qué puedes hacer para que esté seguro?

Probablemente estarás consciente de que si tu banco está asegurado por la FDIC (FGD en la Argentina), las cuentas están protegidas hasta $ 100.000 (120.000 Pesos en la Argentina). Si tienes una cuenta con $ 120.000 y el banco cierra sus puertas, lo más probable es que pierdas esos $ 20.000 adicionales que tenías. Hay programas que organizan tus fondos de manera que todo tu dinero esté en cuentas aseguradas.

La devaluación del dólar. A medida que el dólar de EE.UU. pierde valor, el dinero que tienes compra cada vez menos. Plantéate esta pregunta, “¿Cómo puedo mantener el valor de mi dinero si no es con dólares? ¿Qué sube de valor cuando el dólar se devalúa? ¿Cuáles son mis opciones?”

Por ejemplo, el precio del oro y el de la plata tienden a subir cuando el dólar pierde valor. En lugar de tener dólares, podrías tener plata y oro.

El desempleo está aumentando. Si eres propietario de un negocio ¿está tu negocio mejor o peor que hace un año? Pregúntate: “¿Qué puedo hacer para aumentar las ventas?” ¿Estás aumento tus promociones y publicidad? Los dueños de negocios a menudo recortar las promociones en tiempos económicos difíciles, cuando lo que hay que hacer es aumentarlas.

Si eres un empleado, pregúntate, “¿Qué tan estable es la empresa donde trabajo? ¿Debería explorar otras opciones?”

Piensa las cosas

Como nota de precaución, he aquí un ejemplo del error de una mujer al prestarle atención al consejo de un consultor y no pensar por sí misma:

Debra le consulta a su asesor: “Mi plan de pensiones era de 180.000 dólares la semana pasada. Esta semana bajo hasta los $ 120.000 ¿Me quedo con mi plan de pensiones o me salgo y afronto los costos de cancelación?” Su consultor le respondió: “El empleador aporta fondos paralelos a su plan de pensiones, ¿no? Entonces mantenga su plan de pensiones y siga haciendo aportaciones en ella, porque su empleador le está dando dinero gratis”. La cliente sonríe, feliz de tener una respuesta a su dilema.

Vamos a parar y mirar los hechos. Debra perdió $ 60.000 en una semana. Su empleador podría estar contribuyendo alrededor de $ 100 por mes. (Su empleador tendría que contribuir con $ 100 mensuales durante 50 años para alcanzar los 60.000 dólares que perdió.) Si ella retirara los fondos de su plan de pensiones, normalmente pagaría una multa del 10 por ciento por retiro anticipado, los que habrían sido unos 18.000 dólares cuando su plan valía $ 180.000. (Una multa de $ 18.000 frente a una pérdida de $ 60,000 – haz tú las cuentas.)

Si Debra se hubiera tomado el tiempo para pensar por ella misma, ella hubiera calculado los números primero. Entonces la pregunta vendría, “¿Puedo tomar el dinero de mi plan de pensiones e invertirlo en algún otro lugar donde pueda obtener un mejor retorno sobre mi dinero?” Teniendo en cuenta que perdió el 33 por ciento en un mes, eso no tendría que ser demasiado difícil de hacer.

¿Qué depara el futuro?

Tal como este drama económico se desarrolla, tu estabilidad y éxito financiero no vendrán del gobierno. No vendrán de Wall Street ni de los expertos financieros. Vendrán a ti. Este es realmente el momento en el que el conocimiento es tu mejor activo. Estos pueden ser los tiempos más interesantes, creativos y de formación del carácter, si preguntas, aprendes, descubres y pones en práctica tus propias respuestas.

Si estás esperando a que alguien te rescate, Piensa de nuevo.

Pero lo más importante, pensar por ti mismo.

Fuente: http://www.richwoman.com/Resources/Articles/Take-Charge-of-Your-Financial-Stability

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB