Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Es solo un problema de visión. Tema: Adversidad.

Publicado en Historias | 2 de julio, 2012

ColumnaPor Jean Píerre Rodríguez Guzmán

Era una vez una joven adolescente hija de un Padre cariñoso y gentil. Esta le comenta a él varias quejas sobre la vida y sobre la cantidad de cosas que no salían bien, no sabía como hacer para seguir adelante pues sentía desfallecer y se quería dar por vencida, cansada de luchar y luchar sin ver resultados, parecía que cuando solucionaba un problema instantáneamente aparecía otro.

Su padre un chef de profesión, la llevo a su lugar de trabajo, y prendió a hervir 3 ollas al fuego. En una colocó Zanahorias, en otra un par de Huevos, y en la última colocó Café.

La hija impaciente, preguntándose que estaba haciendo su padre, mientras este solo la veía y sonreía. A los 20 minutos el apagó el fuego de las ollas. Saco las Zanahorias y las sirvió en un plato, los huevos en un recipiente y el café lo puso en una taza. El padre le pregunta a su hija: “Hija, ¿Qué ves?” y ella solo responde: “Zanahorias, huevos y café.”

Su padre al ver la respuesta le pide a su hija que se acerque y toque la Zanahoria, se dio cuenta que estaba más blanda, la hizo romper el huevo y se dio cuenta que estaban duros, y al tomarse la taza de Café se dio cuenta que estaba delicioso. Y ella enseguida se pregunta: “¿Qué tiene que ver esto?”

Él le explicó que los tres elementos se habían enfrentado a la misma adversidad, agua hirviendo, solo que habían reaccionado de forma diferente.

La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había hecho blanda y fácil de deshacer. Los huevos habían llegado al agua frágiles, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en el agua hirviendo, se había endurecido. Los granos de Café cambiaron al entrar al agua hirviendo.

¿Cuál de los tres elementos eres tú cuando la adversidad toca tu puerta?

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando el dolor y la fatalidad te llegan te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?

¿Eres un huevo que comenzó con un corazón maleable, con espíritu fluido pero después de una muerte, separación o despido se vuelven duros e inflexibles?

¿Eres un Café que cuando llega a su punto máximo de calor cambia de sabor y aroma por uno mucho mejor?

Espero seas como el café

Ojalá logres ser como un grano de café, que cuando las cosas se pongan mal tú puedas reaccionar de forma positiva, sin dejarte vencer por las circunstancias y hagas que las cosas a tu alrededor mejoren.

Que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumine tu camino y el de todas las personas que te rodean.

Que puedas siempre esparcir e irradiar con tu fuerza, optimismo y alegría “el dulce aroma del café”.

Que nunca pierdas ese olor grato e inagotable que solo tú sabes transmitir a lo demás.

Acuérdate que el que toma las decisiones fáciles son los cobardes y el que toma las difíciles eres tú.

Vía: http://jeanpierrerodriguezguzman.blogspot.com/2012/01/es-solo-un-problema-de-vision-historia.html

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB