Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

El poder de dar

Publicado en Interés General | 1 de diciembre, 2010

Hombre entregando su gran corazónLa mayoría de las personas consideran el hecho de dar como un gesto meramente de solidaridad y lo es, pero tiene implicaciones espirituales más profundas, sabemos que podemos dar muchísimas cosas: tiempo, dinero, consejo, conocimientos, atención, productos, amor, etc. ¿Qué secretos hay detrás de lo que damos?

Ocurre que cada acto en nuestra vida es como una semilla y si plantamos mangos en nuestro solar es lógico esperar recibir mangos una vez que ese árbol crezca. En la vida funciona exactamente igual. La mejor forma de recibir amor es dando amor, para recibir respeto debemos ser respetuosos e igual ocurre con el dinero, si aprendemos a dar, estaremos en la capacidad de poder recibir.

Cada vez que damos mandamos un mensaje al universo de que creemos en la abundancia porque nos estamos afirmando que hay abundancia y entonces en nuestra vida habrá abundancia. Cuando observamos los zorros del ártico enterrando comida para la época de invierno es porque inconscientemente ellos saben que el alimento escaseará, lo cual es una maravilla de la creación de Dios. En nuestro caso es verdad que debemos ser prudentes pero nunca temerosos de gastar porque entonces mandamos un mensaje al universo de que habrá escasez, y como cada uno de nosotros crea su realidad de acuerdo a sus creencias más profundas, entonces la manifestación de la perspectiva de escasez se hará realidad. Es necesario hacer que el flujo del dinero se active y de esa forma el dinero llegará con mayor facilidad.

Mucha gente piensa que los millonarios dan grandes donaciones a organizaciones benéficas porque sienten culpa por tener abundancia. Lo que en realidad ocurre es que esas personas están conscientes de cómo activar en sus vidas el flujo de la energía del dinero. Por el contrario vemos que la gente que vive en la pobreza guarda cualquier objeto con la idea que lo utilizará después. Lo que ocurre acá es que cada vez que yo guardo algo viejo e inservible, estoy diciéndome a sí mismo que en el futuro no tendré el dinero suficiente para obtener algo nuevo y mejor, mientras los que afirman su abundancia botan sus cosas en buen estado porque se dicen a sí mismos que tienen el dinero suficiente para obtener mejores cosas. Estos procesos son muy sutiles, la gente los practica inconscientemente y no se da cuenta que con pequeños actos, van creando su propia realidad.

El dinero es un estado de la mente, y para crearlo en nuestras vidas es necesario estar preparado para recibirlo. Yo les aconsejo que vayan adquiriendo los hábitos de la abundancia si así lo desean. La vida abundante aumenta considerablemente las posibilidades de aumentar la felicidad y satisfacciones si se emplea correctamente. Ahora usted sabe que el hecho de autoexigirse abundancia es un gran paso para lograrla, así como el poder de dar genera el poder de recibir.

Fuente: blogsupersticioso.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB