Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

vivirAprender a vivir el día a día es un arte, siempre estamos tratando de vivir todas las cosas al mismo tiempo, las penas, las alegrías, las tristezas, la felicidad y el amor.

Y por cada día que vivimos con todas esas mochilas que tanto nos pesan, dejamos de disfrutar la vida, la cual se supone deberíamos vivir en plenitud y en armonía. Ese día del que debiéramos disfrutar es hoy.

Deja las sombras del pasado y espera pacientemente el futuro, todo llega, nada queda detenido, no vivas en forma apresurada pues así sólo vivirás con tristezas ya que no dejarás paso a la felicidad.

Aprende a vivir este día.

-No habrá otro igual-

En nuestro interior siempre llevaremos mochilas en las que guardamos alegrías, ilusiones, penas y todos los sentimientos que nuestro corazón un día albergó. Algunas son bonitas y llenas de amor, pero al fin y al cabo también son mochilas y también pesan. Y entre una mochila y la otra, vivimos la vida agobiadas por el ayer, miedosas por el futuro, con demasiado peso para nuestras vidas.

Si hoy estás feliz disfruta de ello, no temas, sólo vívelo, ya tendrás tiempo de buscar soluciones si algo sale mal; no te agobies pensando en el futuro.

Lo que suceda el día de mañana es desconocido y eso puede asustar, pero hoy vives el día de hoy.

Disfruta del día que estás viviendo hoy.

Las cosas del pasado no la podemos cambiar, pero podemos aprender de ellas, sirven como lección de vida. Nuestras experiencias nos enseñan, y pueden servirnos en el futuro así como en el día de hoy.

Lo único que debe contar para ti es el día de hoy, vívelo, es tu día, no habrá otro igual. Habrá días mejores o peores pero nunca uno igual -NO TE LO PIERDAS-

¿Para qué llevar todas nuestras cargas en un día?

Día a día, paso a paso…

Kim KiyosakiEn esta segunda parte de una serie de dos partes, te explico cómo tu dinero puede conseguir ganancias y asegurar tu futuro financiero.

Por Kim Kiyosaki

En mi última columna, escribí que hacer un montón de dinero, hasta millones de dólares, no garantiza la seguridad o la independencia financiera en tu vida.

Utilicé el ejemplo de Ed McMahon, el compañero de Johnny Carson en The Tonight Show. Una vez multimillonario, hoy McMahon está enfrentando el embargo de su casa y toneladas de deuda.

Hay muchos otros ejemplos para mirar – Michael Jackson y MC Hammer me vienen a la mente. Ambos son personas famosas que amasaron fortunas y más tarde se encontraron frente a un desastre financiero.

Muchas personas piensan que el dinero resolverá todos sus problemas financieros. En realidad, son los buenos hábitos financieros los que te permitirán dormir bien por la noche.

Entonces, ¿Cómo dormir bien por la noche, sin la ayuda de las pastillas? … Seguir leyendo »

Ser ganador o ser perdedorTeníamos una clase de Fisiología en la Facultad después de la semana santa. Como la mayoría de los alumnos había viajado, todos estaban ansiosos por contar las novedades a los compañeros y la excitación era general.

Un viejo profesor entró en el salón e inmediatamente percibió que tendría dificultad para conseguir silencio. Con gran dosis de paciencia intentó comenzar la clase; ¿tú crees que nos callamos?

Nada!

Con cierto respeto, el profesor volvió a pedir silencio educadamente. No resultó, ignoramos la solicitud y continuamos firmes con la conversación. Ahí fue cuando el viejo profesor perdió la paciencia y nos retó, como nunca vi antes. Mira lo que dijo: … Seguir leyendo »

mal díaA veces tienes que ser derribado y estar abajo como nunca lo estuviste antes para poder levantarte más alto de lo que nunca estuviste antes. A veces, necesitas lavar tus ojos con lágrimas para poder ver las posibilidades que hay frente de ti con más claridad.

Anoche tuve una larga conversación con mi sabio, de 71 años de edad, padre sobre vivir y crecer en la adversidad. Una de las últimas cosas que me dijo antes de colgar el teléfono resonó en mí tanto que lo escribí:

«Según mi experiencia, la mayoría de las personas no son realmente felices hasta que tienen muchas razones para estar tristes. Creo que esto se debe a que se necesitan de todos esos malos días y dificultades para enseñarnos a apreciar realmente lo que tenemos. Lo cual construye nuestra resiliencia.»

De verdad, no creo que haya nada más cerca de la verdad.

No todos los días son buenos, pero hay algo bueno en todos los días. Se tiene que ser muy fuerte para poder ver lo positivo en los días malos. La clave, aprendí, radica en dejar ir. Se trata de entender que, excepto tus propios pensamientos, no hay nada que esté absolutamente en tu poder. Conocer y aceptar esto te da la capacidad de hacerle frente de manera efectiva a la constante corriente de pequeñas tragedias de la vida; una aptitud que llamamos resiliencia.

Después de todo, puedes pelear contra la vida, puedes no hacer más que quejarte de lo que te pierdes, o puedes aceptar todo lo que tienes y ponerlos juntos para crear algo que te haga sonreír.

Así que con esto en mente, aquí tienes algunas cosas buenas a tener en cuenta cuando estés teniendo un mal día:

1. Una correcta actitud es lo único que necesitas en este momento.

En qué te enfocas lo cambia todo. No mires hacia atrás cuando sabes que no deberías. No te preocupes por lo que no puedes controlar. No te estreses por cosas sin importancia. Se positivo. En serio, el rasgo más subestimado de todas las personas exitosas que he conocido es su positividad. Tu actitud determina lo bien que vives tu vida. No puedes vivir una vida positiva con una actitud negativa. No dejes que los bloqueos mentales te controlen. Libérate. Enfrenta tu negatividad y convierte los bloqueos mentales en bloques de construcción.

2. No puedes ser realmente feliz a menos que seas infeliz de vez en cuando también.

Si no tuviéramos inviernos, la primavera no sería tan placentera: si no probáramos la adversidad de vez en cuando, la prosperidad no sería tan bienvenida. Los sentimientos, buenos y malos, siempre van y vienen. El truco es ser agradecido cuando tu estado de ánimo sea alto, y elegante cuando sea bajo.

3. Todavía tienes muchas bendiciones que puedes hacer que cuenten.

Sí, siempre cuenta tus bendiciones, pero no olvides hacer que tus bendiciones cuenten también. No hay ninguna buena razón por la que debas conformarte con nada menos que lo mejor que ofrece la vida. Empieza ahora apreciando sinceramente las cosas que tienes y saca lo máximo de ellos. La felicidad y el éxito en la vida no son subproductos de tener recursos ilimitados. La felicidad y el éxito provienen de estirar los límites de los recursos disponibles.

4. Puedes aprender algo importante de cualquier situación, si así lo quieres.

La experiencia no es lo que te pasa; es lo que haces con lo que te pasa. Toma todo como una lección aprendida.

Tú eres los libros que lees, las películas que miras, las personas que conoces, los sueños que tienes, y las conversaciones en las que te involucras. Eres una combinación de lo que tomas de todo eso. Eres el sonido de un trueno, el soplo del aire fresco, la luz más brillante y el rincón más oscuro. Encarnas todas las experiencias que has tenido en tu vida. Lo eres todos los días, incluso los días malos. Así que húndete en un mar de conocimientos. Deja que las experiencias corran por tus venas, y deja que las lecciones hagan crecer tu mente.

5. Tu mejor apuesta es darte una oportunidad ahora.

Cada momento te da un nuevo comienzo y un nuevo final. Da las gracias por poder empezar desde donde estás ahora. Desear un pasado diferente sólo te hace perder energía. Si te sientes mal en este momento, cada segundo que pasa es otro momento para darle vuelta a tu situación.

6. No eres una víctima.

Tienes una vida interesante y es magnífica, incluso durante los momentos más difíciles. Ten esto en cuenta, y vívela de acuerdo a ello.

Tú tienes el control. Cambia tus pensamientos. Mientras pienses que las causas de tus problemas están «allá afuera» en algún otro lugar, mientras pienses que alguien o algo más es responsable de tu sufrimiento, tu situación no tendrá ninguna esperanza. Esto significará que te quedarás para siempre en el papel de víctima, por lo que sufrirás incluso en el paraíso. No te hagas esto. Se tu héroe, no tu víctima.

7. No eres el que fuiste una vez, sino quién creíste que podrías ser.

Al final, te conviertes en quien creías que serías. Si sigues diciéndote que eres incapaz de hacer una determinada cosa, es probable que te conviertas en alguien incapaz de hacerla. Por el contrario, si tienes la creencia de que puedes hacerlo, a pesar de tus problemas y frustraciones, probablemente adquirirás la capacidad para hacerlo, incluso si no puedes hacerlo ahora mismo.

8. Puedes avanzar desde aquí.

Incluso la noche más oscura terminará y el sol saldrá. Recuerda esto. Si das un paso más, y otro más, te sorprenderás de lo lejos que puedes llegar partiendo desde el punto que pensabas que era el final. Así que dite esto a ti mismo, y dilo con todo tu corazón: «Sólo necesito que nunca te rindas conmigo, no importa lo duro que se pongan las cosas.»

9. La mejor manera de avanzar es un pequeño paso a la vez.

No puedes levantar 1.000 Kilos a la vez. Pero puedes levantar fácilmente un Kilo 1.000 veces. Repitiéndolas, tus pequeñas acciones tienen un gran poder.

poder interiorTener fuerza o poder interior es realmente el único modo de poder adaptarnos a un ritmo de vida, que cambia día a día, sin que nos volvamos locos. Esperamos que los demás cambien cuando el secreto está en empezar a recuperar nuestro poder interior.

¿Quién más que uno mismo tiene poder sobre si?

¿Quién tiene el poder de pensar en nuestra propia mente?

¿Acaso alguien puede impedirnos elegir tener pensamientos de prosperidad, puede alguien impedirnos actuar desde el amor, puede alguien frenarnos en aumentar nuestra propia felicidad?

Nadie puede obligarnos a tener ideas negativas, tristes, catastróficas, dañinas… Pues nadie se puede meter en nuestra cabeza, ni tampoco sentir por nuestro propio corazón.

Durante siglos hemos buscado el poder fuera; en los padres, en los dioses, en los superiores, en los reyes, en los sabios, en magos, en la medicina, en la religión… Ahora entendemos que el poder solo lo encontraremos dentro de nosotros mismos, en nuestro interior.

Dentro de todos y cada uno de nosotros brilla un poder interior que se expande en función de nuestras vivencias y comportamientos. Él nos guía natural y amorosamente hacia la salud perfecta, la pareja perfecta, la profesión perfecta y nos ofrece la prosperidad en todo aquello que deseamos.

Nuestro poder interior es el motor de nuestra felicidad

Amarnos a nosotros mismos es reconocer esa guía, es crecer con esa luz y hacer que se expanda libremente desde nuestro interior hacia su fuente, el mismo universo.

El peligro reside en el Olvido de quienes somos y qué hemos venido a hacer en este rincón de universo; que tipo de sentimientos hemos venido a experimentar, como seres humanos, a compartir y expandir en este mundo. El peligro reside en olvidarse de que todo este viaje ha sido programado y deseado por nuestra esencia divina.

Abandonarnos es darle la espalda a esta realidad. Olvidarnos de ser felices es convertirnos en seres prisioneros de la incapacidad (no soy capaz de esto, no voy a lograr lo otro, no me merezco esto, esto no es para mí…), en victimas de los demás (si mis padres se hubiesen comportado de otra forma, si mis hermanos me hubiesen entendido…), nos convertimos en ciegos ante nuestra propia responsabilidad. En inválidos a la hora de aumentar nuestro propio poder interior.

Nos convertimos en el renegado ante nuestro único guía interior. Negar nuestras capacidades nos convierte en victimas. Entonces surgen: el desamor, la rabia, el resentimiento, la tristeza, el dolor, la enfermedad y todo sentimiento de incapacidad, de autocrítica… como llamadas de atención para decirnos: ¡ojo, que no es por ahí! ¡Qué eso no te hace feliz!

¿Y cómo puedo amarme a mismo?

La única forma de amarnos es aceptarnos tal y como somos, con nuestras rarezas, defectos, fallos, conscientes de que nuestra evolución está encaminada… Somos hijos del universo; y este no nos juzga ni nos critica. Solo quiere lo mejor para nosotros.

¿Y tú, acaso quieres lo mejor para ti?

Si el universo no nos juzga ni nos critica, ¿Por qué lo hacemos nosotros?

¿Quiénes somos nosotros para juzgarnos, castigarnos, privarnos si el Universo mismo no lo hace?

Algunos pasos para recuperar tu poder interior

Asumir nuestra responsabilidad:

Somos los únicos responsable de nuestra felicidad. De nada sirve mendigar a otros que nos hagan felices, ni tampoco culpar a otros y responsabilizarlos de nuestra propia infelicidad.

Por mucho daño que nos hayan podido hacer solo nosotros tenemos la llave de nuestros pensamientos y sentimientos. Solo nosotros somos responsables de perdonar. Esto es un acto propio del único corazón del que disponemos. Aquí se encuentra la verdadera liberación del agredido y el verdadero poder interior.

Atreverse a expresar nuestros sentimientos:

Durante siglos hemos sido enseñados a que expresar emociones era cosa de débiles o de maleducados. La expresión de la rabia ha sido crudamente censurada, especialmente en la mujer.

La tristeza y el llanto resultan insoportables para la mayoría: cuantas veces habremos visto a adultos animando a un niño que se ha hecho daño, a callarse y cortar su llanto, cuantas veces les podemos escuchar diciendo: no es nada. Pero al niño le duele.

Reconocer el dolor lleva a tranquilizarse o tranquilizar al otro. Negar el dolor es automáticamente aumentarlo. Negar es un modo de enseñar, y así se nos ha enseñado, que las emociones, los dolores, no importan, no son nada. Y así aprendemos a tragar en vez de sacar y limpiar.

¿Cuántas emociones habremos tragado con los años…?
¿Cuántas emociones reprimidas llevamos con nosotros cada día
¿Cuanto daño nos hacemos expandiendo así el malestar por no enfrentarlo y sacarlo?

Reprogramar nuestra mente:

Para recuperar nuestro poder interior con nuevos pensamientos de valía y merecimiento alegra a nuestra más potente herramienta que es el corazón.

Devolverle su guía la hace renacer:

Me merezco lo mejor y ahora lo acepto.

Soy una y la misma cosa con el Poder que me ha creado.

Me amo y me acepto exactamente tal y como soy.

La felicidad corre por mi vida como la sangre por mis venas…

Realizar afirmaciones cada día es una eficaz forma de reorientar nuestras convicciones sobre nosotros mismos, la Vida…

Ahora elijo detectar e identificar los obstáculos que me señalan mi equivocación, que me sugieren el nuevo camino que puedo tomar.

Me autorizo a salir de las situaciones que puedan frenar mi vivencia de la felicidad. Estoy a salvo viendo crecer, día a día, mi poder interior.

Luminita Saviuc es una inspiradora escritora y conferencista con la misión de capacitar a otros. Si todavía no está familiarizado con ella, asegúrate de echarle un vistazo a su sitio de blogs, Purpose Fairy, donde comparte sus positivos puntos de vistas diariamente.

Aquí está una lista de 15 cosas que, si renuncias a ellas, te hará la vida mucho más fácil y mucho, mucho más feliz. Nos aferramos a tantas cosas que nos causan una gran cantidad de dolor, estrés y sufrimiento, y en lugar de dejar que se vayan, en lugar de permitirnos a nosotros mismos ser libres de estrés y feliz, nos aferramos a ellos. Ya no.

A partir de hoy vamos a renunciar a todas esas cosas que ya no nos sirven, y vamos a luchar por el cambio.

Estás listo? Aquí vamos:

# 1. Renuncia a tu necesidad de tener siempre la razón

Hay muchos de nosotros que no podemos soportar la idea de estar equivocado. Querer tener siempre la razón, tomamos el riesgo de acabar con grandes relaciones o causar una gran cantidad de estrés y dolor, para nosotros y para los demás. Simplemente no vale la pena. Cada vez que sientas la necesidad “urgente” de tener una pelea sobre quién tiene razón y quién está equivocado, hazte esta pregunta: “¿Prefiero tener razón, o prefiero ser amable?” ¿Qué diferencia va a haber? ¿Es tu ego realmente tan grande como para no poder evitarlo?

# 2. Renuncia a tu necesidad de control

Debes estar dispuesto a renunciar a su necesidad de controlar siempre todo lo que le sucede a usted y alrededor de usted – las situaciones, eventos, personas, etc Ya sea que estén seres queridos, compañeros de trabajo, o simplemente extraño te encuentras en la calle – sólo les permite ser. Permita que todo y todos sean tal y como son y verás cuánto mejor voluntad que te hacen sentir.

“Al permitir que se vaya todo se hace. El mundo es ganado por aquellos que dejarlo ir. Pero cuando intenta e intenta. El mundo está más allá de ganar. “Lao Tzu

# 3. Renuncia a la culpa

Renuncia a tu necesidad de culpar a otros por lo que tienen o no tienen, por lo que sientes o lo que no sientes. Deja de desperdiciar tus cualidades y empieza a tomar la responsabilidad de tu vida.

# 4. Renuncia a tu diálogo interno de auto-derrota

¿Cuántas personas están haciéndose daño a sí mismos debido a su mentalidad negativa, contaminada y repetitiva? No creas todo lo que tu mente te está diciendo, especialmente si es negativo y contraproducente. Tú puedes ser mejor que eso.

“La mente es un excelente instrumento si se usa correctamente. Sin embargo, si se utiliza erróneamente se vuelve muy destructiva”. Eckhart Tolle

# 5. Renuncia a las creencias que te limitan

Sobre lo que puedes o no puedes hacer, sobre lo que es posible o imposible. A partir de ahora, ya no vas a permitir que tus creencias te limiten y te mantengan atrapado en el lugar equivocado. Abre la mente y experimenta!

“Una creencia no es una idea en poder de la mente, es la mente en poder de una idea.” Elly Roselle

# 6. Renuncia a quejarte

Renuncia a la constante necesidad de quejarte de tantas, tantas, tantas cosas; personas, situaciones, o acontecimientos que te hacen infeliz, triste y deprimido. Nadie puede hacerte infeliz, ninguna situación puede hacerte sentir triste a menos que tú lo permitas. No es la situación que desencadena estos sentimientos en ti, sino la forma en la que elijes afrontarlo. Nunca subestimes el poder del pensamiento positivo.

# 7. Abandona el lujo de criticar

Renuncia a la necesidad de criticar las cosas, hechos o personas que son diferentes a ti. Todos somos diferentes, pero todos somos iguales. Todos queremos ser felices, todos queremos amar y ser amados y todos queremos ser entendidos. Todos queremos algo, y ese algo es deseado por todos nosotros.

# 8. Renuncia a tu necesidad de impresionar a los demás

Deja de intentar ser algo que no eres sólo para hacer que otros te acepten. No funciona de esta manera. En el momento en que dejas de intentar ser algo que no eres, es cuando te quitas todas la máscaras, es el momento en que te aceptas realmente a ti mismo y desde luego encontrarás personas que se sentirán atraídas por ti, sin esfuerzo.

# 9. Renuncia a tu resistencia al cambio

El cambio es bueno, te ayudará a moverte de A hacia B. El cambio te ayudará a hacer mejoras en tu vida y también en la vida de los que te rodean. No te opongas! sigue tu camino y acepta el cambio.

“Sigue tu dicha y el universo te abrirá puertas donde sólo había muros” Joseph Campbell

# 10. Renuncia a las etiquetas

Deja de etiquetar esas cosas, personas o eventos a las cuales no entiendes y las ves como raras o diferentes e intenta poco a poco abrir tu mente. La mente sólo funciona cuando está abierta. “El nivel más alto de ignorancia es cuando rechazas algo de lo cual no sabes nada. Wayne Dyer

# 11. Renuncia a tus miedos

El miedo es sólo una ilusión, no existe, uno mismo lo crea. Todo está en tu mente. Corrige el interior y el exterior se pondrá en su lugar.

“De lo único que tenemos que temer es del propio miedo.” Franklin D. Roosevelt

# 12. Abandona las excusas

Envíalas a empacar y diles que están despedidas. Tu ya no las necesitas. Muchas veces nos limitamos debido a la gran cantidad de excusas que utilizamos. En lugar de crecer y trabajar en la mejora de nosotros mismos y de nuestras vidas, nos quedamos atascados, nos mentimos a nosotros mismos, utilizando todo tipo de excusas; excusas que el 99,9% de las veces ni siquiera son reales.

# 13. Abandona el pasado

Lo sé, lo sé, es muy difícil. Sobre todo cuando el pasado se ve mucho mejor que el presente y el futuro parece tan aterrador, pero hay que tener en cuenta el hecho de que el momento presente es todo lo que tienes y todo lo que siempre tendrás. El pasado que ahora estás anhelando y estás soñando, fue ignorado por ti cuando era tu presente. Deja de engañarte a ti mismo. Está presente en todo lo que haces y disfruta de la vida. Después de todo la vida es un viaje, no un destino. Ten una visión clara para el futuro, prepárate, pero siempre está presente en el ahora.

# 14. Abandona el apego

Este es un concepto que, para la mayoría de nosotros es tan difícil de entender y tengo que decir que fue para mí también y todavía lo es, pero no es algo imposible.

Consigues ser mejor y mejor con el tiempo y la práctica. En el momento de desprenderse de todas las cosas, (y eso no significa que renuncias a tu amor por ellas, porque el amor y el apego no tienen nada que ver entre sí; el apego viene de un lugar de miedo, mientras que el amor… bueno, el verdadero amor es puro, amable, y solidario, donde hay amor no puede haber miedo, y por eso, el apego y el amor no pueden coexistir) te vuelves tan tranquilo, tan tolerante, tan amable y tan sereno que se llega a un lugar donde serás capaz de entender todas las cosas sin siquiera intentarlo. Un estado más allá de las palabras.

# 15. Renuncia a vivir tu vida en base a las expectativas de otras personas

Demasiadas personas están viviendo una vida que no es la que deberían estar viviendo. Ellos viven sus vidas de acuerdo a lo que otros piensan que es mejor para ellos, viven sus vidas de acuerdo a lo que sus padres, a lo que sus amigos, sus enemigos y sus maestros, su gobierno y los medios piensan que es mejor para ellos.

Ignoran su voz interior, esa llamada interior. Están tan ocupados con agradarle a todo el mundo y cumplir las expectativas de otras personas, que pierden el control sobre sus vidas. Se olvidan de lo que los hace feliz, lo que quieren, lo que necesitan…. y, finalmente, se olvidan de sí mismos. Tú tienes una vida, en este momento, por lo que la debes vivir, apropiarte de ella, y sobre todo no dejar que las opiniones de otras personas te distraigan de tu camino.

Esta es una gran lista. Las personas necesitamos que nos recuerden estas cosas y lo verdaderamente poderosos que todos y cada uno de nosotros somos. Si te ha gustado esta lista, asegúrate de compartir este mensaje con tus amigos y familiares!

Vivir Mejor7. Recompensa el proceso

Me considero afortunado de haber escuchado la charla TED de Carol Dweck sobre creer que podemos mejorar. En su charla, habla sobre recompensar el proceso: Esfuerzo, Estrategia y Progreso. Esto asegura que nos mantengamos motivados y reconozcamos que todavía estamos en el camino hacia el éxito.

El objetivo final no es todo lo que importa.

8. El ambiente importa

“Las personas tienden a ser generosas cuando comparten sus tonterías, miedos e ignorancia. Y mientras que parecen muy ansiosos por alimentarte con su negatividad, por favor recuerda que a veces la dieta que necesitamos es una espiritual y emocional. Se cauteloso con lo que alimentas tu mente y alma. Aliméntate con combustible de positividad y deja que el combustible te impulse hacia las acciones positivas.” – Steve Maraboli

La cita lo dice todo. Ten cuidado de con qué te alimentas y de donde obtienes tu alimento. Estar en un ambiente positivo es crucial para avanzar en la vida. ¿Qué tan positivo es tu medio ambiente? ¿Quiénes son esos con los que te has rodeado? Imagina una planta de arroz en un ambiente desértico… luchará por sobrevivir! El desierto no mantiene las condiciones benéficas para su supervivencia y crecimiento. Mira a tu alrededor. ¿Tu entorno es propicio para conducirte a donde quieres ir?

9. Las opiniones de los demás

Esto es algo de lo que me he dado cuenta. La gente está teniendo dificultades para encontrar sus propios caminos y es absurdo si tienes que depender de ellos para encontrar el tuyo. Vive tu vida, vive tu propia realidad y toma la responsabilidad. Definitivamente sabes más sobre ti que nadie más. Esa voz interior… es la verdad que buscas. Roy T. Bennett lo dice así:

“No dejes que las expectativas y opiniones de otras personas afecten tus decisiones. Es tu vida, no la suya. Haz lo que más te importe; haz lo que te haga sentir vivo y felizNo dejes que las expectativas y las ideas de los demás limiten quién eres. Si dejas que otros te digan quién eres, estás viviendo su realidad; no la tuya. Hay más en la vida que complacer a las personas.

10. Abrazar la responsabilidad

“La mayoría de la gente realmente no quiere la libertad, porque la libertad implica responsabilidad, y la mayoría de la gente le tiene miedo a la responsabilidad.” – Sigmund Freud

Ser libre implica asumir la responsabilidad de tus decisiones y elecciones. La era de culpar a los demás por tu situación debe llegar a su fin. Si quieres dejar los grilletes del miedo y ser libre, debes asumir la responsabilidad de tu vida: lo bueno, lo malo y lo feo.

11. Se paciente

¿Hay alguna otra manera de decir esto? La paciencia es una virtud para el verdadero éxito. Ralph Waldo Emerson se refiere a él como “el secreto de la naturaleza”.

-¿Por qué la paciencia es tan importante? -Porque nos hace prestar atención. – Paulo Coelho

12. Cuida tu cuerpo: Come bien y ejercítate

Esto puede sonar como una obviedad. Pero, para combatir tus temores, necesitarás tanto de tu mente como de tu cuerpo. De qué sirve una mente sana, cuando no tienes un cuerpo para hacerlo trabajar.

El cuerpo es tan importante como la mente. Cuídalo.

13. Fe/Anclaje Espiritual

La verdad es que me siento más desilusionado cada vez que no rezo. Muchas personas exitosas no religiosas inculcan la meditación en sus vidas diarias. Es una manera de comunicarse con el espíritu de uno, para decirse que las cosas estarán bien. Por lo general, nuestros espíritus tienen algunas ideas para darnos también.

A cada uno lo suyo. Encuentra qué funciona para ti.

Asegúrate de que tu espíritu esté bien alimentado, junto con tu cuerpo y mente augurarán bien en la lucha contra tus miedos.

Conclusión

“La única verdadera prisión es el miedo, y la única verdadera libertad es la libertad del miedo” – Aung San Suu Kyi

Tú puedes conquistar tus miedos. Tienes lo que necesitas para salir de esa prisión. ¡Libérate!

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Las tres ventajas de los inversionistas sofisticados

La mayoría de las personas son inversores promedio. Cuentan sus pollos antes de que sean incubados, no tienen control sobre sus inversiones o ingresos, y juegan a los promedios en los mercados.

Si quieres tener éxito como inversionista, debes pasar de promedio a sofisticado.

Padre rico definía a un inversor sofisticado como alguien que entendía como funcionaba el dinero, los matices de los mercados, cómo evaluar una empresa, y estar familiarizado con las siguientes especialidades de la ley … Seguir leyendo »

CotizacionesAprende el idioma que te permitirá avanzar hacia un futuro económico seguro

Escuchamos a cada paso que si no sabes inglés, no podrás avanzar en este país. Naturalmente que esa es un arma formidable para avanzar, pero… ¿qué haces con eso si no sabes leer ni hablar el idioma del dinero? Si no manejas ese lenguaje importantísimo sobre el que millones de personas —y muchos de ellos, latinos como tú— han construido vidas independientes, te será muy difícil avanzar y conseguir el porvenir que deseas para ti y tu familia. … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Cómo hacerse rico resolviendo problemas

Padre rico dijo: «El problema de este mundo es que no hay suficientes solucionadores de problemas. Por lo tanto, si te conviertes en un solucionador de problemas, te harás rico».

Si te fijas en cualquier negocio exitoso, te encontrarás con el siguiente patrón:

Problema –> Solución –> Problema –> Solución –> problema –> Solución

Inteligencia Financiera ——————————————————————————>

Las buenas compañías ven los problemas del mundo y les encuentran solución. Las más exitosas encuentran las mejores soluciones. Dentro de esas empresas hay hombres y mujeres extremadamente inteligentes que tienen una sólida inteligencia financiera, la cual utilizan para ayudar a resolver estos problemas y ganar dinero de esas soluciones. … Seguir leyendo »

Reibox BlogValidación de ideas. Las tres palabras que se encuentran justo en medio de tener una idea y construirla realmente.

¿Tienes una idea para una startup? Arma rápidamente una versión mínima viable que muestre cómo se vería, el MVP de 20 minutos como Ryan de Product Hunt lo llama.

¿Tienes ese MVP? Estupendo. Ahora, deja tu oficina (OK, tu asiento en esa cafetería) y sal a la calle para conseguir algunos feedbacks y validar si realmente tiene algún potencial.

Sin embargo, hay un pequeño problema con la obtención de feedbacks de validación.

Los emprendedores emocionados a menudo estropean las entrevistas de descubrimiento de clientes al bombardear a los potenciales clientes con demasiadas preguntas no estructuradas y utilizar técnicas de entrevista que inevitablemente darán lugar a prejuicios del experimentador.

Por otra parte, esas entrevistas rara vez ponen en claro qué hay para el entrevistado y toda la entrevista termina siendo una situación en donde los emprendedores se sienten como si estuvieran rogándole a los potenciales clientes para quedarse un poco más para que les den un poco más de feedbacks.

En Appster, hacemos docenas de entrevistas de descubrimiento de clientes cada semana. Y no es raro ver a nuestros clientes salir a la calle para hablarle a los consumidores acerca de sus ideas de apps y volver con no siempre recuerdos fáciles.

En los últimos años, descubrimos una interesante frase que hacía que los entrevistados se abrieran mágicamente y empezaran a preocuparse por dar valiosos feedbacks a nuestros clientes:

«Me gustaría tu consejo para que no construyamos la cosa equivocada.»

Me encanta esta frase.

Antes de tener un producto, necesitas validar el concepto. Necesitas entender si va a ser algo que tu mercado necesita o quiere. Hasta este punto, sólo estuvo flotando dentro de tu cabeza.

Con simplemente agregar «para que no construyamos la cosa equivocada» la entrevista se da vuelta. De repente, el entrevistado comienza a sentirse parte de tu viaje y menos explotado. Comienza a ser impulsado por esta necesidad natural de ayudar.

Dale a esta frase una oportunidad la próxima vez que entreviste a tus potenciales clientes antes de construir tu producto.

un dia increibleComo emprendedores y dueños de negocios, puede ser a veces muy fácil caer en la rutina y adoptar el hábito de realmente no aprovechar el día.

Aquí hay 20 formas de encender esa pasión y que te ayudarán a tener un día increíble.

1. Nunca dejes de hacer cosas. Evita procrastinar dejando todo «para mañana».

2. Imagínate haciendo actividades diferentes. Sueña en grande y deja ese sueño en tu mente, cuerpo y espíritu.

3. Pasa tiempo a solas para pensar y visualizar.

4. Escribe tu meta más importante en una tarjeta y obsérvala cinco veces al día. Repítela en voz alta y convéncete de que se hará realidad.

5. Toma mucha agua. Es imposible operar y sacar tu mejor potencial si estás deshidratado. Nuestra mente y cuerpo necesitan agua para poder funcionar.

6. Come para ganar. Aléjate de los alimentos chatarra; recuerda que somos lo que comemos.

7. Haz ejercicio. Una de las mejores herramientas de productividad es hacer ejercicio en alguna parte de tu día.

8. Lee un libro durante 15 ó 20 minutos. Así como tu cuerpo necesita el ejercicio físico, nuestra mente debe estar en forma.

9. Pasa tiempo con las personas que te apoyan y que apoyan tu visión. En promedio pasamos más tiempo con cinco personas, elígelas bien.

10. Haz tiempo para crecer. Aparta 30 minutos en tu día y encuentra formas de crecer personal y profesionalmente.

11. Apaga la música de tu automóvil y escucha un audiolibro. Muchos de nosotros pasamos varias horas en el tráfico, usa ese tiempo para mejorar y aprender.

12. Ten un diario. Graba tus pensamientos, ideas y estrategias. Tenemos aproximadamente entre 20,000 a 60,000 pensamientos por día. No dejes que una idea o estrategia se desperdicie. No dependas sólo de tu memoria.

13. Piensa en cinco cosas por las que estés agradecido. Puede ser algo tan simple como lo hermosa que es la naturaleza o lo increíble que es tu familia. Agradece lo que tienes y al final terminarás teniendo más.

14. Come almendras. Son una gran fuente de proteína, minerales y vitaminas que aumentarán tus niveles de energía.

15. Di “te quiero” más seguido. No dejes que pase un día más en el que no le digas a los que amas lo que significan para ti. La vida es corta y simplemente decir estas palabras te dará una gran satisfacción.

16. Trata a los otros como te gustaría que te trataran. En los negocios y la vida la gente importa. Si quieres ganar en los dos, haz que todas las personas que conozcas se sientan importantes.

17. Tómate un smoothie verde. En lugar de recurrir a la cafeína, confía en la madre naturaleza y prepárate una bebida energética y deliciosa.

18. Toma un post it o una tarjeta que te mueva, inspire y te dé poder. Habrá momentos en el día que te harán enojar o te desanimen. Alimentar tu mente con palabras que te inspiren te ayudará a poner los pies en la tierra.

19. Elimina las distracciones. Cuando sea tiempo de trabajar, hazlo. Cuando sea momento de relajarte, hazlo. Proponte estar alejado de Facebook y otras plataformas sociales cuando trabajes en la computadora. Si estás en la oficina cuelga un letrero que diga “no molestar”.

20. Hazte responsable de tu vida. Acepta tus errores y no caigas en la trampa de culpar a todos los demás.

Adoptar estos hábitos ganadores es una de las formas más seguras para llegar a donde quieres. Lo que hacemos todos los días determina los resultados con los que terminamos. Si no te gusta lo que has estado haciendo cambia tu rutina.

Cómo puedes maximizar tus posibilidades de tener éxito? Según Angela Lee Duckworth, el distinguido profesor de psicología Christopher H. Browne de la Universidad de Pensilvania, la respuesta es bastante simple: GRIT.

Duckworth define “GRIT” como “la tendencia a mantener el interés y el esfuerzo hacia metas a muy largo plazo”. Sus estudios durante diez años muestran que el talento y la inteligencia / inteligencia no siempre coinciden con el éxito. De hecho, sus datos nos dicen que “GRIT no está relacionado o está inversamente relacionada con las medidas de talento.”

Eso significa que lo que supera la inteligencia, el conocimiento y la comprensión previa es la capacidad de perseverar cuando algo no funciona.

Tómate un momento para reflexionar y házte estas preguntas: “¿Cuándo fue la última vez que no cumplí con algo debido al fracaso? Y lo que es más importante, ¿cuándo fue la última vez que continué con algo, incluso después del fracaso? “Las respuestas te darán una idea de en qué medida tienes que trabajar.

GRIT parece simple: es la ética de trabajo detrás de tus acciones lo que dicta tu éxito. El trabajo consistente es más valioso que el trabajo duro solo. Sin embargo, GRIT no es tan fácil de conseguir. El problema más común es darse por vencido con demasiada facilidad y rapidez, ya que es menos doloroso que intentarlo de nuevo y trabajar aún más por lo que deseas.

«El talento es más barato que la sal de mesa. Lo que separa al individuo talentoso del exitoso es mucho trabajo duro.» Stephen King

Ahora que tienes la respuesta, qué puedes hacer al respecto? Si deseas esforzarte para integrar este secreto para el éxito, sigue leyendo y aprende estas tres formas de desarrollar el GRIT.

1. Acentúa lo positivo.

A veces solo tienes que fingirlo hasta que lo hagas. Es un cliché por una razón. Cuando te sientes listo para rendirte, a menudo te ayuda a esforzarte para seguir adelante.

Carol Dweck, la profesora de psicología Lewis y Virginia Eaton de la Universidad de Stanford, realizó un estudio que se centró en las creencias subyacentes que las personas tienen sobre el aprendizaje y la inteligencia. Cuando crees que te vuelves más inteligente a causa de tus fracasos y que el esfuerzo te hace más fuerte, te encontrarás con el tiempo y el esfuerzo para lograr el éxito.

No te olvides de celebrar las pequeñas victorias también; todos ayudan a empujarte hacia adelante. Entonces, cuando los espíritus estén bajos, date un poco de charla. Recuerda que el fracaso no es una condición, que es una lección en el camino hacia el éxito.

2. Rodéate de las personas adecuadas.

«Eres es el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo.»  Jim Rohn

Encuentra personas que te inspiren y aspiran al mismo éxito que tú. Cuando los tiempos son difíciles, pueden recurrir el uno al otro en busca de apoyo. Inspírense unos a otros para seguir avanzando. Al igual que en las resoluciones de Año Nuevo, si alguien más te responsabiliza por lo que has dicho y prometido, es más probable que lo cumplas.

3. Mantente abierto

Tus metas requieren perseverancia, dedicación y trabajo duro. Cuando te enfocas en lograr tu objetivo, no hay una manera correcta de hacerlo. Hay muchas maneras de llegar allí. Recuerda no limitarte.

En su lugar, concéntrate en lo que puedes completar ahora mismo, hoy, para llegar a donde quiere estar. Toma pasos de bebé día a día hasta que llegues allí. Todos tus objetivos más pequeños contribuirán enormemente a tus objetivos más grandes. Recuerda que el trabajo duro debe ser coherente para demostrar su valor. Abre tu mente a las posibilidades y todo presentará otra oportunidad para ti. Tu éxito no necesita ser un camino bien definido.

Como dijo Duckworth, “GRIT es vivir la vida como si fuera un maratón, no un sprint.”

Una historia de vidaPor Marc Chernoff

Cuando escribas la historia de tu vida, no dejes que alguien más sostenga la pluma. Toma decisiones conscientes cada día que alineen tus acciones con tus valores y sueños. Porque la forma en que vives cada día es una oración en la historia de tu vida. Todos los días tomas la decisión de si la oración termina con un punto, un signo de interrogación o un signo de exclamación.

¿Cómo estás escribiendo la historia de tu vida?

He aquí diez ideas para escribir una historia de vida digna de ser vivida … Seguir leyendo »

atrapadoSupongo que os sonarán estas palabras: “No sé qué hacer”, “vivo en la monotonía”, “mi vida no me llena”, “no veo el sentido a todo esto”, o como dicen en mi tierra: “me va como el culo”.

Este tipo de sensaciones o pensamientos han crecido en los últimos tiempos.

Todos tenemos el poder y la capacidad de seguir adelante sin importar los obstáculos que encontremos. Tenemos el poder, porque tenemos la capacidad de elegir en cada momento lo que hacemos, lo que pensamos y lo que queremos ser.

Pero el dichoso cerebro a veces hace una especie de cortocircuito que nos deja una visión muy poco clara. Llegado ese punto, hay que tomarse un tiempo para formatear el sistema y cambiar nuestra forma de pensar, ver la situación y la vida en general.

Qué hacer cuándo te quedas atrapado, atascado o [insertar palabra…].

En primer lugar, no debemos seguir haciendo las mismas cosas. Hay que dejar de ser prisionero de los viejos hábitos, y probablemente de nuestro círculo habitual. Y para ello vamos a contar con algunos consejos de Marc Chernoff, administrador de Marc and Angel, un excelente “motivador realista” en cuyos consejos me voy a inspirar para esta publicación.

Lo bueno de la vida es que cada noche, cuando vas a dormir y despiertas por la mañana, es un nuevo día. Ayer ya se fue, y el nuevo día es tuyo. Tú lo dominas y le das forma. Cada día es un nuevo día lleno de posibilidades y oportunidades.

Así que recuerda:

1. Sentirse atrapado es un sentimiento, no un hecho.

Cuando nos sentimos atrapados, normalmente nuestro primer instinto es buscar fuera de nosotros mismos alguien o algo a quién culpar. Pero tu vida es tu responsabilidad. Si va bien o va mal, tú has creado esa situación con tus aciertos o tus errores.

Por tanto, hay que intentar dejar de centrarse en la percepción de la situación externa, y comenzar a centrarse en la forma que tenemos de ver las cosas y cómo cambiar esa percepción sobre nosotros mismos, porque en realidad, cuando nuestra vida no está bien encaminada, en el fondo, creo que todo el mundo sabe que es el responsable de su propia situación.

Y cuando se cambia la forma de pensar y ver las cosas, tenemos la oportunidad de cambiar nosotros mismos, y por tanto cambiar nuestro entorno.

2. Las malas noticias de ayer, no las vivas hoy.

No se puede tener un mejor hoy si sigues centrado en los problemas de ayer. Lo que debería haber hecho, lo que podría haber sido, lo que podría haber tenido, lo que tuve y perdí… la mayoría de las personas usan erróneamente esa información del ayer.

Los problemas del ayer no deberían ser una carga hoy, sino un aprendizaje añadido con ciertas cosas que no debemos volver a repetir. Eso es la resiliencia.

Un matrimonio fracasado, un trabajo perdido, un negocio cerrado o tres polvos no echados. Todo se soluciona de la misma forma. Desecha las frustraciones de ayer y gasta esa energía en fabricar una nueva vida en la que puedas incluir todo lo que no tuviste o lo que perdiste. Porque hoy es un nuevo día, una nueva semana, un nuevo comienzo.

3. Es hora de hacer un cambio, probablemente radical.

Sentirse atrapado es fallar en las 3 preguntas más básicas sobre la felicidad: “¿Me gusta lo que hago?, ¿Me gusta dónde vivo y con quién vivo?, ¿Soy feliz?

Como alguien dijo alguna vez: “Si no te gusta tu vida, cámbiala. Tú no eres un árbol”.

4. No va a ser fácil, pero al final merecerá la pena.

La mayoría hacemos las mismas cosas durante mucho tiempo. Es lo que llamamos hábitos, y son muchos de esos hábitos los que nos han provocado el “atasco”. Por tanto, cuando queremos cambiar, en primer lugar debemos cambiar muchos de nuestros hábitos.

Y ahí comenzaríamos una etapa de transformación que en ocasiones conllevaría un sacrificio hasta que los nuevos hábitos sustituyan a los antiguos. Puede que te sientas incómodo al principio, pero más incómodo te sentirás si permaneces atrapado.

En tus manos está el convertirte en la persona que quieres ser.

5. Vamos dejando las excusas.

Como se suele decir: “el que quiere llegar busca caminos; el que no quiere llegar, busca excusas”. Sólo hay una persona que puede detener tu crecimiento y progreso. Esa persona eres tú misma. Tú eres tu mejor aliado o tu peor enemigo.

Entre las causas más comunes que impiden a las personas alcanzar sus metas, se encuentran el miedo al fracaso o la pereza. Todo el mundo tiene una excusa. ¿Cuál es la tuya? Ahora deshazte de ella. Ya estás curado.

Tú puedes cambiar

No hay que olvidar que el crecimiento real, el cambio real, siempre se produce de dentro hacia fuera. Para cambiar cualquier situación, en primer lugar debemos cambiar primero nosotros mismos. Y para cambiar nosotros mismos, en primer lugar debemos cambiar nuestra forma de pensar, nuestra forma de actuar, y sobre todo nuestros hábitos.

Pero tampoco hay que olvidar, aunque seamos repetitivos en este punto, que la felicidad en la vida no es un destino, sino un viaje. Es decir, no alcanza la felicidad aquella persona que ha logrado sus metas y cumplido sus objetivos, sino que se han cumplido nuestros objetivos porque la persona ha sabido usar y apreciar aquello que tenía para conseguir lo que deseaba.

La vida es una aventura, y por tanto hay que intentar hacerla divertida, pues estamos para vivir la vida, no para sufrirla.

Y por último, míralo de este punto de vista:

Cuando una persona se encuentra atrapada o atascada, es señal de que ha llegado a un callejón sin salida en su vida, a una especie de pozo, donde en ocasiones ya sólo podemos dar pasos hacia delante. Como decía el mismo Warren Buffett: “a veces para salir de un pozo, es tan sencillo como dejar de cavar”.

Pero quédate con un claro mensaje, y es que tu vida depende de ti. El control de tu vida es tuyo, y podrás llegar tan lejos como estés dispuesto a llegar. Pero este propósito requiere de sacrificios y cambios. ¿Estás dispuesto a cambiar?

Reibox BlogChad Carson trabaja en bienes raíces desde 2003, construyendo estratégicamente una cartera de 90 propiedades de alquiler principalmente en y alrededor de su ciudad natal en Clemson, Carolina del Sur.

Después de pasar su primer año después de la universidad explorando propiedades para inversores experimentados para comprar y vender, comenzó a usar «trucos inmobiliarios» y «vivir y vender» para aumentar sus ahorros y maximizar las ganancias, dijo en un reciente episodio del Podcast Mad Fientist.

Para 2007, Carson y su socio de negocios poseían 50 propiedades de alquiler. También dijo que vivió frugalmente, a veces con tan sólo 20.000 dólares al año.

«Mi socio de negocios y yo mantuvimos nuestros gastos fijos súper, súper bajos. Puedes vender algunas casas y hacer un montón de dinero para los primeros seis meses del año. Y en los siguientes seis meses, puede que no ganes ningún dinero o el acuerdo puede salir mal,» dijo Carson.

«Y así, creo que la progresión fue, en los primeros tres años, nos hicimos muy buenos en mantener nuestros gastos bajos, viviendo con lo mínimo,» explicó en el podcast. «De esa manera, cuando no ganábamos dinero, todo ese dinero simplemente entraba al banco, y podíamos ahorrar ese dinero.»

Salvado de algunos contratiempos durante la crisis financiera, Carson y su socio continuaron haciendo crecer su porfolio durante la década pasada. Carson ahora vive de los ingresos pasivos de las propiedades de alquiler, lo que le permite la posibilidad de pasar este año viviendo en Ecuador con su esposa y sus dos hijas.

Con solo 37 años, Carson se considera financieramente independiente y dice que todo es gracias a una atemporal estrategia de inversión: «Mantenlo simple

«Pienso en el mantenerlo simple en un par de maneras diferentes, sólo las cosas de finanzas personales de simplemente aumentar tu tasa de ahorro y mantener tu vida simple, eso es a lo que todo se reduce realmente. Ya sea que estés invirtiendo en acciones, fondos indexados, o propiedades inmobiliarias, realmente no cambia la fórmula básica de que tienes que ahorrar dinero y mantener tus gastos bajos,» dijo Carson, añadiendo que esta estrategia es la base del éxito del icónico Warren Buffett. «La sencillez es realmente importante, pero también la simplicidad de tus inversiones

Carson explicó:

«Si me escuchas hablar sobre mi porfolio, podría sonar un poco irónico, comprar 50 propiedades aquí y allá, pero creo que parte de la lección que aprendimos de toda esa experiencia fue que no tenemos que ser locamente ambiciosos, y no tenemos que hacer un montón de acuerdos, y ser dueños de un montón de propiedades para lograr todas nuestras metas. Uno puede ser muy, muy simple.

Creo que en bienes raíces, si decides ir por esta ruta, todo lo que tienes que hacer es trabajar basado en si necesitas $5,000 al mes para pagar tus gastos, y calcular ¿cuántas propiedades necesitas poseer para obtener esos $5,000 limpios?»

«Sólo tienes que mantenerlo simple, tener un plan simple, pagar las propiedades, y luego vivir de los ingresos. Es realmente tan simple como eso.»

vida sencillaLa simplicidad es en última instancia producto de enfocarte en lo que importa.

Por casi una década, Ángel y yo estuvimos aprendiendo a vivir una vida más sencilla.

Con más sencilla no queremos decir más «pobre». Con más sencilla queremos decir más «significativa».

Estuvimos trabajando en eliminar muchas de las complejidades de la vida para poder ser capaces de pasar más tiempo con las personas que amamos y hacer más actividades que nos gustan. Esto significa que estuvimos deshaciéndonos poco a poco de nuestro desorden mental y físico, y eliminando todo menos lo esencial, para así quedarnos sólo con lo que nos de valor.

Nuestro objetivo principal es vivir una vida ordenada sin la mayoría de las cosas con que las personas llenan sus vidas, dejándonos con espacio para lo que realmente importa. Una vida que no esté constantemente apurándonos, corriéndonos y estresándonos, y en cambio nos permita contemplar, crear y conectarnos con las personas y los proyectos que amamos.

Por supuesto, eso no significa que tengamos cero desorden ni complicaciones. Somos humanos y vivimos en el mundo real como todos los demás. Tenemos una casa, posesiones, computadoras, gadgets, distracciones y ocupaciones. Pero las redujimos para hacer espacio.

Aquí tienes algunas lecciones que aprendimos sobre vivir una vida más simple:

1. Una vida más sencilla se trata de restar lo obvio y añadir lo significativo. Por lo tanto, eres rico en proporción al número de cosas innecesarias que puedes darte el lujo de vivir sin ello.

2. Simplificar no es meramente ver con cuan poco puedes llegar a vivir (eso es la pobreza) sino la eficiencia con que puedes poner primero lo primero, y utilizar tu tiempo de acuerdo a ello para perseguir las cosas que marcan la diferencia y significan más para ti.

3. Además del arte de terminar las cosas, también existe el a-menudo-olvidado arte de dejar las cosas sin hacer. La simplicidad y la eficiencia en la vida se basan en gran medida en eliminar lo no esencial.

4. Sobre-comprometerse es el error más grande que la mayoría de las personas cometen contra vivir una vida más sencilla. Es tentador llenar cada minuto del día con las tareas de tu lista de tareas pendientes o distracciones. No te hagas esto. Deja espacio.

5. Sólo porque puedas no significa que debas. Hay tantas actividades que suenan divertidas y emocionantes. Comprobamos Facebook, Instagram o Snapchat y vemos lo que los demás están haciendo, y de inmediato queremos añadir esas cosas a nuestras vidas. Pero antes de dejar que estas ideas nuevas saquen lo mejor de ti, recuerda que al añadir demasiadas cosas a tu vida, estás restando espacio. Y ese espacio es vital para enfocarte en lo que más importa.

6. Las distracciones son más tentadoras y perjudiciales de lo que pensamos. Cuando llenamos nuestras vidas con distracciones, a menudo es porque tenemos miedo de cómo podría ser la vida sin los constantes medios de comunicación social, TV, video juegos, snacks, chats, música, etc. No te adormezcas a ti mismo con ese ruido. No permitas que las distracciones te detengan. Controla tus distracciones antes de que tus distracciones te controlen a ti.

7. No puedes vivir una vida más sencilla si no estás dispuesto a cambiar y dejar de lado a lo que estás acostumbrado.

8. Las prioridades no se hacen automáticamente. Tienes que hacer tiempo para lo que es importante para ti: tiempo con tu pareja, tiempo con tus hijos, tiempo para crear, tiempo para aprender, tiempo para hacer ejercicio, etc. Empuja todo lo demás a un lado para hacer tiempo. Al decirle no a más cosas que suenan muy emocionantes, le dices sí a más cosas que son realmente importantes.

9. Levantarse antes ayuda. Una silenciosa y tranquila rutina mañanera es un regalo para atesorar. (Yo me despierto temprano para tener tiempo tranquilo para leer, escribir y practicar una meditación de gratitud.)

10. Dejar ir las viejas rutinas y hábitos, y construir unas nuevas puede ser difícil, pero es más fácil si las haces como un reto de 30 días. Deja ir algo durante 30 días y ve cómo afecta tu vida. (Dejar ir la televisión por cable fue una de las mejores decisiones que ángel y yo tomamos el año pasado, no más ruidos continuos y distrayentes en nuestra casa, y no más anuncios de cosas que no necesitamos)

11. Comprar más cosas no resuelve nuestros problemas. Ni tampoco comer más ni otro programa de televisión.

12. Ir de compras no es un hobby, y ciertamente no es terapia. Es un desperdicio de tiempo y dinero, y conduce inevitablemente a una vida desordenada.

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Empújate a ti mismo hacia la Libertad Financiera

Estaba en el gimnasio la semana pasada y me di cuenta de que uno de los entrenadores, Mark, estaba hablando con una oficial de policía que llevaba su uniforme, con pistola y todo. Le pregunté si ella iba a entrenar con él. Sacudió la cabeza con frustración y dijo: «Ella ha estado viniendo y hablando conmigo durante meses. Quiere perder unos quince kilos, pero no está dispuesta a hacer lo que tiene que hacer para perder el peso.» Entonces se echó a reír y añadió, «Creo que mientras tenga su arma y su Taser no necesita estar en forma ni ser muy rápida.» Le pregunté a Mark, «¿Por qué crees que no se compromete a entrenar contigo?» «No lo sé.» fue todo lo que dijo.

Media hora después, Mark se me acercó en medio de mis abdominales y dijo: «Creo que la razón principal por la cual las personas no se comprometen a hacer ejercicio es que no quieren estar incómodos. No quieren trabajar duro. No quieren esforzarse.» Entonces hizo una declaración que creo que es la clave del éxito en cualquier cosa que hagas. Él dijo:

«Uno tiene que estar cómodo estando incómodo.» … Seguir leyendo »

Vivir Mejor1. Cada cara que pasa por la calle representa una historia tan cautivadora, complicada y loca como la tuya.

Cuando miras a una persona, a cualquier persona, recuerda que todo el mundo tiene una historia. Todo el mundo ha pasado por algo que sin darse cuenta los ha cambiado y los ha obligado a crecer. Todos los que conoces han luchado y continúan luchando de alguna manera, y para ellos, es tan difícil como lo es para ti. Sí, cada rostro que pasa por la calle representa una historia tan cautivadora, complicada y loca como la tuya.

Tuve la suerte de tener una abuela muy sabia que me entrenó a través de esta realidad cuando yo era sólo un adolescente. Y fui lo suficientemente inteligente como para escribir en mi diario sobre la conversación que tuve con ella, para poder recordar su sabiduría décadas después. Déjeme darle un poco de esa conversación…

Me senté allí en su sala de estar mirándola con los ojos llorosos. «Me siento perdido y solo y completamente fuera de mi mente,» le dije. -No sé qué me pasa.

-“¿Por qué te sientes así?” preguntó delicadamente.

-“Porque estoy neurótico, consciente y confundido, y mucho más a la vez” dije.

-“¿Y no crees que todo el mundo siente lo mismo que tú?” preguntó.

«¡No así!» proclamé.

– «Bueno, cariño, te equivocas,» dijo. «Si crees que conoces a alguien que nunca se sienta de la misma manera que tú lo haces ahora mismo (que nunca se siente un poco perdido y solo, y francamente confundido y loco) simplemente no saben lo suficiente sobre ellos. Cada uno de nosotros contiene una medida de ‘locura’ que nos mueve de manera extraña, a menudo desconcertante. Este lado de nosotros es necesario; es parte de nuestra capacidad humana de pensar, adaptarse y crecer. Es parte de ser inteligente,» dijo. «Ninguna gran mente ha existido nunca sin un toque de esta clase de locura.»

Me senté en silencio por un momento. Mis ojos se movían desde sus ojos hasta el suelo y volvían a sus ojos.

– “¿Entonces estás diciendo que debería querer sentirme así?”

– «Hasta cierto punto,» dijo. «Déjame ponerlo de esta manera: Tomar todos tus sentimientos en serio todo el tiempo, y dejar que te lleven a la miseria, es un desperdicio de tu increíble espíritu. Sólo tú puedes elegir lo que importa y lo que no. El significado de todo en tu vida es el significado que le das...»

 – «Supongo,» contesté en voz baja.

Ella continuó: «Y a veces, cómo te sientes simplemente no se alineará con lo que quieres sentir; es en gran parte la manera de tu mente subconsciente para ayudarte a mirar las cosas desde una perspectiva diferente.

Estos sentimientos llegarán y desaparecerán rápidamente mientras los dejes ir… siempre y cuando conscientemente los reconozcan y luego avances a través de ellos. Al menos eso es lo que he aprendido a hacer por mí misma, por necesidad, muy regularmente. Así que tú y yo estamos luchando con esto juntos, cariño. Y también estoy bastante segura de que no somos los únicos.»

Compartimos otro momento de silencio, luego mis labios se curvaron un poco y terminé con una sonrisa, «Gracias, abuela,» le dije.

2. Eres mucho más que un pedazo roto de ti.

Cuando los tiempos son difíciles, y algún pedazo de ti está astillado y roto, es fácil sentir como que todo (todo tú) está roto. Pero eso no es verdad.

Todos tenemos esta imagen en nuestras mentes de nosotros mismos; esta idea de qué clase de persona somos. Cuando esta idea se ve ligeramente dañada o amenazada, reaccionamos defensivamente y a menudo irracionalmente.

La gente puede cuestionar si hicimos un buen trabajo, y esto amenaza nuestra idea de ser una persona competente, por lo que nos enojamos o somos lastimamos por la crítica. Alguien nos acusa falsamente de algo y esto perjudica nuestra idea de que somos una buena persona, por lo que nos enojamos y atacamos a la otra persona, o nos acobardamos y lloramos. Y la lista continúa.

Pero, lo más loco es que, a menudo en realidad somos nosotros los que nos dañamos y amenazamos con negatividad y falsas acusaciones

Justo esta misma mañana estaba luchando para motivarme a trabajar en un nuevo proyecto creativo que he estado procrastinando, así que mi identidad de mí mismo como alguien que siempre es productivo y motivado y tiene grandes ideas de repente fue atacada. Cuando me di cuenta de que no estaba haciendo las cosas, eso me hizo sentir terriblemente preocupado e inseguro porque empecé a preocuparme subconscientemente de que no era quien pensaba que era. Y esto a su vez me hizo sentir muy solo dentro.

Mi solución fue darme cuenta de que no soy una sola cosa. No soy siempre productivo; a veces lo soy, pero a veces soy improductivo también. No siempre estoy motivado; a veces lo estoy, pero otras veces soy un poco perezoso. Y obviamente no siempre tengo grandes ideas tampoco; porque eso es imposible.

La verdad es que puedo ser muchas cosas, y recordar esto me ayuda a estirar mi identidad para que no sea tan frágil; para que no se rompa completamente cuando un pedazo pequeño de ella se astille. Entonces no importa si alguien ocasionalmente piensa que no hice un buen trabajo, o si a veces me doy cuenta de que no estoy haciendo un buen trabajo; porque no siempre hago un buen trabajo.

Yo cometo errores.

Soy menos que perfecto.

Igual que tú.

Y eso está perfectamente bien.

3. Hay personas en este mundo que necesitan desesperadamente tu apoyo ahora mismo.

Creo que todos tenemos la tendencia a ponernos en el centro del universo, y ver todo desde el punto de vista de cómo nos afecta. Pero esto puede tener todo tipo de efectos adversos, desde sentir lástima por nosotros mismos cuando las cosas no van exactamente como estaba planeado, hasta dudar de nosotros mismos cuando no somos perfectos, hasta sentirnos perdidos y solos con nuestros problemas cuando estamos teniendo un mal día o pasando por tiempos difíciles.

Así que cada vez que me doy cuenta que me estoy quedando en el centro con un estado de ánimo adverso, hago mi mejor esfuerzo para cambiar brevemente mi enfoque, lejos de mis problemas, y ponerla sobre las personas a mi alrededor que podría ser capaz de ayudar.

Encontrar pequeñas maneras de ayudar a los demás me saca de mi pensamiento egocéntrico, y entonces dejo de revolcarme solo en la autocompasión, y empiezo a pensar en lo que los demás necesitan. Dejo de dudar de mí mismo, porque la cuestión de si soy lo suficientemente bueno o no, ya no es la cuestión central. La pregunta central ahora es acerca de lo que los demás necesitan.

Por lo tanto, pensar en los demás en lugar de en uno mismo ayuda a resolver los sentimientos de auto-conciencia e inadecuación, lo que a su vez te hace sentir mucho menos roto y solo cuando estás teniendo problemas.

Es una de las grandes paradojas de la vida: cuando servimos a otros acabamos beneficiándonos tanto, si no más, de los que servimos. Así que cada vez que te sientas un poco perdido y solo con tus propios problemas, intenta cambiar tu enfoque de tus circunstancias a las circunstancias de los que te rodean.

En lugar de preguntar, «¿Qué pasa conmigo?» Pregúntate, «¿Cómo puedo ayudarlo?» Encuentra a alguien que necesite una mano adicional y haz alguna oferta pequeña y razonable que no pueda rechazar. La perspectiva que ganarás al hacerlo te guiará hacia adelante.

Desde hace algún tiempo he estado muy emocionado por compartir con ustedes un enfoque diferente para generar riqueza y abundancia, tanto espiritual como material. Y me he llevado la sorpresa que, aunque esperada, no por eso menos sorprendente, de que mucha gente no cree. Confirmo una y otra vez que el conocimiento y las creencias que ya se tienen, son los principales obstáculos para acceder a una nueva forma de vivir.

He constatado muchas de esas personas no están preparadas para ver algo nuevo, y no lo están porque sus ojos ya se acostumbraron a ver lo tradicional. ¡¿Y qué tal si dejamos atrás lo tradicional para emprender algo totalmente nuevo?! ¿Funcionarán éstas ideas? ¿Se tendrán los resultados prometidos? Quizá. Lo interesante es pensar: “…y si, sí?” Qué tal si funciona. Pues bien, no hay otra más que intentarlo.

Cuando deseamos algo diferente en nuestras vidas, a nivel personal, a nivel económico, de pareja, laboral o social, es trascendente comprender que el cambio lo iniciamos nosotros. Nosotros somos ese algo diferente que estamos buscando. Los milagros suceden cuando te atreves a hacer algo diferente, cuando te atreves a caminar por la senda menos tomada.

Hoy te invito a que, olvides la presión que ejerce la sociedad para que te ciñas a cánones y protocolos mantenidos por inercia cultural. Hay muchas otras nuevas formas de lograr resultados, tanto en los negocios, como en la vida espiritual, familiar o laboral.

Sé conciente de que si realmente deseas cambiar tu vida, no podrás conseguirlo si no desarrollas una identidad propia. Si optas por hacer de tu vida lo que la mayoría ha hecho con la suya, entonces, ¿cuál es la diferencia que puedes ofrecer al mundo con tu presencia? Tu o yo, somos una posibilidad gestada en la esperanza para lograr un cambio, pero hemos de transitar por la senda menos tomada.

El camino más transitado es el aquel que te permitirá “encajar”, sentirte seguro, integrado, pero muchas veces, transitar por ahí nunca te permitirá descubrir quién eres realmente, se te privará del sendero que te lleva a tu misión existencial. Por eso son pocos los que alcanzan a emocionarse por existir, porque son pocos los que se atreven a reclamarse a sí mismos, son pocos los que se arriesgan a probar y a probar y a probar hasta dar con su propia estrella.

Nunca me ha importado hablar y escribir sobre temas e ideas que critican quienes van por la otra senda, la que yo no tomé. Sin embargo, al paso de los años, aunque al principio uno se siente un poco incierto y solo, se llega a caminar guiado por la brújula más cierta y poderosa: nuestro propio corazón. Las criticas se empiezan a escuchar como halagos. Los malos augurios como confirmaciones de nuestro poder para elegir. Para lograr algo diferente, quizá se necesite empezar con una mente abierta, de hecho, así es como funciona mejor.

La mente es como un paracaídas, funciona mejor cuando está abierta. ¡Ábrete a la posibilidad e intenta! Ese puede ser el mejor banderazo de salida para transitar por tu propio camino, para diseñar tu propia vida. Y no, no esperes aplausos ni buenos augurios. No escucharlos te puede hacer dudar de tu decisión.

Tan solo te digo: ya llegarán los aplausos, ya llegarán los halagos. Llegarán cuando te vean con admiración -velada envidia– el que llegaste a donde tú querías ir. Recuerda, los aplausos son al final, nunca al principio. No los esperes cuando te atrevas a emprender.

Cuando sigues tu más sincero anhelo de vida y a tu intuición a todos los niveles -personal, sexual, social, profesional, intelectual, espiritual, económico, etc.–, y dejas de seguir a la mayoría, ¡ahí se está sucediendo algo diferente! Estas cambiando al mundo, y lo estás cambiando con tu decisión personal manifestada en tu presencia, tu presencia transitando por un camino distinto. Y créeme, eso inspirará a muchos otros que insospechadamente te observan. Te lo afirmo por experiencia propia.

Si la vida te presenta la oportunidad de conocer algo diferente, ¡abre tu mente para conocerlo! Y la más poderosa forma de conocerlo realmente, es intentarlo, probarlo. Nadie se moja leyendo la palabra “agua”. Se necesita tener la experiencia para saber y, así, opinar con real conocimiento de causa. No hay manifestación más grande de ignorancia que opinar acerca de algo que no se conoce. Y no hay manifestación más grande de la estrechez de un horizonte con pobre autoestima que opinar en base a lo que “dicen” por ahí sin conocer personalmente la experiencia.

Sirva este escrito para inspirarte a emprender algo diferente, ya que si buscas resultados distintos en tu vida, bien podrías empezar por hacer algo diferente a lo que vienes haciendo desde siempre, de lo contrario, estarías loco. Sería un tipo de locura, demencia, el es esperar resultados distintos mientras sigues haciendo lo mismo. ¿Quieres resultados distintos? Entonces atrévete apasionadamente a hacer algo diferente.

Piensa seriamente en las sabias palabras de Séneca, célebre filósofo romano de principios de nuestra era, cuando afirmó exquisitamente en su sentencia, frase que uso como epígrafe de mi libro Siempre hay otra opción, lo siguiente: “Cuando veas una pequeña luz brillar, ¡Síguela! Si te dirige al pantano, pues ya saldrás de él. Pero si no la sigues, toda la vida vivirás arrepentido de no saber si ésa, era tu estrella”. Con sincera… ¡Emoción por Existir! – Alejandro ArizA.

Robert Kiyosaki11. Habla de dinero. Hace poco, cuando estuve en China y en Japón, muchas personas se me acercaron y dijeron: «En la cultura oriental, no es educado hablar de dinero… así que nunca lo hacemos». Cuando estoy en Estados Unidos o en Australia o en Europa, escucho a muchas personas que dicen lo mismo. Dicen: «En nuestra familia no discutíamos sobre dinero». … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Para este artículo, mi equipo me trajo 10 preguntas que hicieron las personas de nuestra comunidad. Vamos a responderlas:

1. ¿Por qué es importante encontrar un mentor financiero?

Si quieres tener éxito, necesita mentores que hayan experimentado el éxito.

En la escuela de aviación, mis primeros instructores me enseñaron lo básico sobre volar. El siguiente nivel de instructores me enseñó vuelo avanzado, lo que me permitió graduarme de la escuela de vuelo. Mis siguientes instructores fueron pilotos de combate.

Cada grupo de instructores nos fueron instruyendo en un nivel completamente diferente de fundamentos teóricos y prácticos. La progresión fue pensada para prepararme para las guerras del mundo real.

Aprender a volar no es un proyecto de “hágalo usted mismo”. Lo mejor es tener a los pilotos más talentosos disponibles para educar y formar a los estudiantes, y darles la oportunidad de adquirir experiencia práctica antes de ir al siguiente nivel.

La educación financiera es muy parecida a la escuela de aviación.

Uno de los problemas con la educación tradicional es la falta de experiencia del mundo real. La mayoría de los niños salen de la escuela con respuestas técnicas para los problemas, pero carecen de las habilidades necesarias darles a sus conocimientos técnicos un buen uso. Esto significa que sus instructores más importantes serán los maestros o mentores que conocerán una vez que se gradúen. … Seguir leyendo »

erroresCientos de startups fracasan año con año; sin embargo, las razones por las cuales cierran sus puertas son pocas.

“Platico con dueños de negocio tres o cuatro veces a la semana, y todos tienen los mismos problemas”, asegura Tarek Kamil, un emprendedor en serie que ha iniciado cinco empresas (la más reciente es la plataforma de comunicación Cerkl, donde participa como director general).

“Las personas caen en las mismas trampas todo el tiempo. Por lo que, si lograran prevenir los errores comunes, se incrementarían las posibilidades de tener una empresa exitosa”.

Tarek no es el único que piensa esto. Mentores, inversionistas y otros empresarios coinciden en que ciertos errores se repiten constantemente. ¿Cuáles son estos?

Mejor aún: aquí algunas soluciones efectivas para superarlos.

1. No estar preparado

Nadie debería presentarse a correr el maratón de Boston sin haber entrenado primero. La misma regla aplica al iniciar un negocio. Es necesario calentar con un poco de entrenamiento antes de arrancar. Por ejemplo, descansar lo suficiente y llevar una nutrición balanceada son de gran ayuda.

“Tienes que ser riguroso y asegurarte de que cada aspecto de tu vida esté bajo control”, señala Tarek. Recuerda: una startup tendrá ciertas secuelas en tu vida personal, garantizado.

Si tus amigos y familiares no comprenden lo que estás a punto de empezar y no apoyan tu visión, se convertirán en un problema personal, además de generar una gran distracción que terminará perjudicando a tu empresa. Por lo que la recomendación es tener una conversación franca desde el comienzo para plantear tus expectativas.

“Debes decirles: ‘voy a enfocar mi atención a esto’, y aunque no significa que no sean importantes para ti durante este proceso, podrían llegar a sentirse de esa manera”, advierte el director general de Cerkl. “Por eso, hay que estar seguros de que esto quede claro, pues al momento de iniciar un negocio se pondrá en evidencia cuáles son las partes de tu vida personal más débiles”.

2. Confundir un producto con una empresa

En esta era de aplicaciones, el emprendedor y estratega de negocios, Eric Holtzclaw, afirma que quienes aspiran a convertirse en empresarios no siempre saben cómo construir sobre su propio éxito.

Para saber si vas por el camino correcto, debes preguntarte: ¿Tienes fuentes de ingresos potenciales más allá de la sola venta de tu producto o servicio? Esto es un factor clave que los inversionistas buscan, ya que “quieren ver qué es lo que sigue y cerciorarse de que la empresa tendrá vida (incluso) después de lo que está ofreciendo actualmente.

¿Se va a licenciar la tecnología a otra persona? ¿Cómo se ve la compañía en tres o cinco años? Todo esto es de gran relevancia y te ayudará a determinar si realmente tienes un negocio con potencial”, concluye Eric.

3. No pagar por experiencia

Decimos esto con todo respeto: no eres bueno en todo. Ten en cuenta que cada área de una empresa debe estar a cargo de expertos –sobre todo, si se trata de cosas complicadas, como impuestos y cuestiones legales–.

“Estructurar la compañía y las inversiones futuras de manera errónea es algo que te atormentará y afectará tu negocio por siempre”, sentencia el empresario Greg Rau, director de operaciones de Ridago, una firma de ingeniería de hardware con sede en Oregón, EE.UU.

Por ello, para resolver los puntos que realmente importan, no debes conformarte con descargar una guía gratuita de Internet o creer que puedes hacerlo solo. Contrata a un experto cuyo trabajo consista en saber exactamente lo que se tiene que hacer.

De acuerdo con Greg, los emprendedores necesitan ayuda con urgencia “al redactar los términos bajo los cuales aceptarán las inversiones, ya que si no se presta atención en las condiciones –tales como las preferencias de liquidación– la futura venta de la empresa puede verse comprometida, al punto que los fundadores de ésta no reciban ni un solo peso por ella”, aclara el experto.

4. Ignorar los datos

El “pensamiento mágico” puede matar cualquier negocio, afirma Lisa Stone, cofundadora de la comunidad en línea BlogHer, con sede en San Francisco, EE.UU.

Creer que tendrás éxito no es suficiente, se requiere hacer cálculos reales para saber si tienes posibilidades suficientes de conseguirlo. Tiene que haber datos que validen y respalden que tu idea es real, o que proporcionen un indicador de que podría serlo. Una vez que reúnas toda la información debes utilizarla para crear indicadores de rendimiento clave o fijar metas que muestren que tu idea o negocio está progresando.

Lisa habla por experiencia. En las primeras etapas de BlogHer, se le dijo a ella y a sus socios que las mujeres nunca participarían en blogs en cantidades suficientes para tener una conferencia anual. Pero los datos que recaudaron durante su primera conferencia de prueba confirmaban que el plan funcionaria. El evento, organizado en tan solo cuatro meses, vendió todos los espacios y contó con más de 300 visitantes, lo que generó US$60,000, mismos que se invirtieron de nuevo en la empresa.

5. Crecer demasiado rápido

Existe una cifra aterradora: el 74% de las startups de Internet fracasa porque crecen demasiado rápido o muy pronto, de acuerdo con el informe de Startup Genome.

“Esto sucede mucho. Cuando los emprendedores recaudan fondos, sienten que están llenos de dinero en efectivo y lo gastan en cosas equivocadas. Pero cuando se dan cuenta que gastarlo no era lo adecuado, es demasiado tarde”, opina Erik Rannala, cofundador y socio administrador de Mucker Capital, empresa con sede en Los Ángeles, EE.UU.

¿En qué están gastando el dinero? En cualquier cosa. Desde marketing hasta contratar personal antes de lo necesario.

“El problema siempre es el mismo: se acaban el presupuesto rápidamente y lo utilizan en cosas que no son esenciales para crecer. Cuando tienes que empezar a gastar dinero, debes tener más o una manera de generar más. Si te quedas sin fondos antes de lograr alguna meta de tu plan de negocios, te será muy difícil recaudar más”, agrega.

6. Aferrarte a una idea equivocada

“Tienes que darte cuenta que a veces estás en el camino equivocado o que te has topado con una pared que tendrás que derribar”, comenta Erik. Este error es especialmente común en emprendedores novatos o personas que están entrando a mercados desconocidos, quienes se enamoran de su idea original y no pueden ver que están fracasando.

No actúes por instinto, actúa con datos y evidencia. Evalúa cómo encajan tus productos en el mercado actual. Tal vez sea necesario llevar a cabo algunos experimentos para determinar qué cambios o ajustes hacer para atraer a más clientes, y si estos cambios incrementan tus costos.

“Por ejemplo, para las empresas de comercio electrónico existen cinco o seis técnicas probadas para conseguir clientes. Si las has intentado todas por seis meses o hasta un año y no estás obteniendo resultados, puede ser un indicador de que hay algo que no funciona en tu modelo de negocio”, subraya el cofundador de Mucker Capital.

7. No saber delegar

Posiblemente sea el problema más común al estar a cargo de la operación de un negocio. Típico: en lugar de ceder el control y confiar en otras personas, buscas hacer todo tú solo y al final fracasas. Entendemos que es tu instinto, por supuesto. “Muchos emprendedores exitosos son muy estratégicos y no quieren tener que preocuparse por saber si los detalles pequeños se están ejecutando de la manera en que ellos quieren”, dice Eric Holtzclaw.

Entonces, ¿qué se puede hacer? Delegar, así de simple. Empieza trazando el proceso, un tipo de guía que explique cómo hacer las cosas de la forma adecuada. El resultado: tendrás más tranquilidad y tus colaboradores sabrán qué dirección tomar.

“De lo contrario, contratarás personal apresuradamente cuando sientas que no puedes con todo. Si te encuentras a tope y no hay nadie que te ayude con las tareas específicas de la empresa, nunca superarás esa etapa. Tienes que delegar”, añade el experto.

8. Pensar que el dinero lo soluciona todo

Cuando un emprendedor está en aprietos suele pensar que si tan solo pudiera reunir un poco más de fondos, sus problemas se solucionarían. Pero así no funcionan las cosas. El dinero no puede arreglar problemas fundamentales en el plan de negocios, de acuerdo con Carter Cast, profesor de emprendimiento en Kellogg School of Management.

“Si tu modelo de negocio no está bien planteado, no podrás resolver el problema simplemente con dinero. Tienes que encontrar qué es lo que no funciona y arreglarlo primero. Intentar hacerlo al revés sólo empeorará las cosas”, considera el también socio de Pritzker Group Venture Capital con sede en Chicago, EE.UU.

9. Subestimar cuánto tiempo requieres para vender

Hay que ser claros desde un principio: vender toma tiempo. Muchas startups creen que pueden lograr contratos con grandes compañías en tres o seis meses. Aunque la realidad es otra: una negociación de este tipo puede tomar hasta un año. Si tu plan de negocios no contempla esto, estarás en grandes problemas.

“Tienes que vender a los ejecutivos, al director, al área de tecnología y al gerente. Hay muchos niveles que deben aprobar la compra y después se implementan los procesos protocolarios. He visto a empresas que se quedan sin dinero porque no calcularon bien el tiempo necesario para cerrar un trato”, agrega el catedrático.

10. Miedo al fracaso

“Aprende de tus errores”, puede ser una frase común; sin embargo, a Tarek Kamil no le gusta. Sin importar qué tanto glorifiquen los emprendedores el fracaso, sigue siendo una palabra que aterroriza. Nadie quiere ser lo contrario a exitoso.

“Es un término que está mal empleado, ya que ‘fracasar’ quiere decir que no hay beneficio alguno y, en la mayoría de los casos, esto no es cierto”, explica.

Por tanto, debes cambiar tu mentalidad. No fracasaste, sino llevaste a cabo un experimento que mejorará tu próximo negocio. “Se trata de aprender. A pesar de que cada vez nos dolerá un poco, podemos aplicar esa lección para seguir adelante y alcanzar mejores resultados”, finaliza.

Tiempos difícilesCuando la vida es estresante, a menudo olvidamos las cosas que deberíamos recordar, y recordamos las cosas que deberíamos olvidar.

Aquí hay 75 cosas que debes recordar para motivarte cuando más lo necesites.

Los tiempos difíciles nunca duran, pero las personas difíciles, sí. – Robert H. Schuller

1. Nunca sabrás lo fuerte que eres de verdad hasta que ser fuerte sea la única opción que tengas.

2. A veces las cosas buenas pasan de largo para que así, mejores cosas puedan llegar juntas.

3. No puedes cambiar lo que te niegas a enfrentar.

4. Nadie es perfecto, y nadie merece ser perfecto. Nadie lo tiene fácil. Nunca sabes por lo que la gente está pasando. Cada uno de nosotros tiene problemas. Así que no te menosprecies ni menosprecies a otra persona. Todo el mundo está luchando su propia y única guerra. … Seguir leyendo »

 

 

 

Subir »
FB