Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Reibox BlogHay una vieja leyenda en la que Sócrates, el gran filósofo griego, es reconocido por Pitia, el Oráculo de Delfos, como el hombre más sabio vivo.

Es notable por la respuesta de Sócrates.

«Yo soy el hombre más sabio, porque sé una cosa, y es que no sé nada.»

Creo que si Sócrates viviera hoy, probablemente habría estado decepcionado.

Parece que vivimos en un mundo donde todo el mundo está siempre seguro y nadie está dispuesto a admitir que podría estar equivocado. Parece que es más vital tener una vieja opinión que comprender verdaderamente el contenido de esa opinión.

De alguna manera, decidimos que está bien mantener creencias basadas en afiliaciones ciegas en lugar de rigurosos pensamientos críticos. Y si no sigues la corriente, bueno, entonces debes ser rechazado o ser etiquetado como ignorante.

Esto probablemente no es nuevo para nuestra generación, pero está muy amplificado por Internet.

Parte de ello puede atribuirse a la pasión. Comprensiblemente, tenemos sentimientos muy fuertes por ciertas cosas y eso nubla nuestra capacidad de ver el otro lado.

Dicho esto, muy a menudo, el problema radica en nuestra incapacidad de aceptar humildemente que no sabemos y no podemos saberlo todo; que, a menudo, estamos equivocados.

Ese es un problema.

La irracionalidad de la certeza

Todo lo que vemos y observamos a nuestro alrededor es una especie de aproximación.

Nuestros sentidos sólo tienen en una pequeña fracción de la información disponible en nuestro entorno, y nuestros cerebros conscientemente procesan una parte aún más pequeña.

Hay olores alrededor que físicamente no podemos oler, hay luces para ver más allá de la longitud de onda en la que nuestros ojos operan, hay sonidos que oír que nunca vamos a escuchar completamente, y hay pensamientos influyentes en nuestras mentes subconscientes con las que, en muchos sentidos, ni siquiera podemos empezar a relacionarnos.

Esto es en un nivel muy básico. Si sumamos la complejidad que nos trae el resultado de nuestras interacciones con el mundo a través de los sistemas e ideologías que tenemos, es aún más improbable que tengamos un conocimiento completo.

Ninguno de nosotros tiene razón alguna. La certeza es una ilusión, y no hay vergüenza en equivocarse porque, por naturaleza, toda nuestra percepción del mundo está equivocada.

Con el tiempo, progresamos y prosperamos en nuestro entorno por estar menos equivocados. Sentimos, probamos, y nos preguntamos hasta que algo funciona.

La incertidumbre no es una condición que se deba evitar, sino una herramienta para tomar mejores decisiones.

La enfermedad de la afiliación ciega

La principal forma en que enmascaramos nuestra incomodidad hacia la incertidumbre es a través de la afiliación.

De alguna manera, si no tenemos una opinión totalmente formada, tiene sentido mirar las ideologías, los grupos y las personas con las que nos identificamos más generalmente porque ya hay un historial probado de alineación.

Es una heurística útil (una regla general, si lo deseas) y cuando se trata de asuntos pequeños, es probable que no cause demasiado daño usarla como un atajo.

Pensar requiere mucho trabajo, y vale la pena conservar esa energía cuando sea posible.

El problema ocurre cuando usamos nuestra identidad como Liberal o Conservador, o cuando dejamos que el peso de nuestra lealtad a un héroe personal o autor, dicte cómo le damos sentido al mundo en lugar de razonar críticamente por nosotros mismos.

Es también una pendiente bastante resbaladiza. Si estos puntos de vista son críticos e importantes, con el tiempo, nos acercamos a ellos, y finalmente, formamos una conexión con algo que fundamentalmente no hemos cuestionado.

Esa no es manera de vivir. La discrepancia a menudo te alcanza, y rara vez es bonita.

Cada uno somos la suma total de nuestras propias experiencias únicas, y ninguna de estas experiencias se alinea perfectamente con ninguna persona o sistema ideológico.

Es mejor no tener ninguna opinión que perseguir ingenuamente la de alguien más.

El valor de «No se»

Cuando piensas en ello, reconocer la ignorancia es realmente productivo.

A veces, la mejor respuesta es un simple «No sé». Ahora, eso no es para darte una razón para ejercitar la indiferencia o evitar tomar decisiones difíciles. Se trata simplemente de elegir apegarte a tu círculo de competencia y conciencia.

En cualquier punto, sólo hay una cierta cantidad de información que podemos entender. Diariamente, habrá cosas que no entenderemos. Si no son relevantes, está bien no saberla. Si lo son, es mejor tomarte tiempo para pensar.

Esto puede parecer bastante intuitivo, y sin embargo, la gran mayoría de las personas rara vez se encuentran lo suficientemente cómodas para estar a gusto con no saber. En lugar de ello, recitan de memoria lo que sea que haya sido arraigado en sus mentes.

Defenderían algo sin fundamento, y prefieren la certidumbre incluso después de ser desafiados en lugar de reconsiderar.

A largo plazo, ninguna de estas tácticas tiende a conducir a una perspectiva saludable.

«No sé» no sólo nos mantiene en nuestro círculo de competencia y conciencia donde el riesgo de daño potencial es bajo, sino que también funciona como una herramienta de retroalimentación.

Es una ventaja competitiva porque añade un incentivo para romper críticamente las cosas en lugar de tomar la salida fácil. Nos obliga a ser más inteligentes.

No tiene sentido defender algo si tienes una mala razón para hacerlo.

Para llevar

La vida es compleja y desordenada, y está bien no saberlo todo. Está bien tomarte tiempo para formar una opinión, y es útil reconocer la ignorancia.

Vivimos en un mundo saturado de ideas, y no todas son buenas, y no todas son correctas para todos. Haz preguntas, se crítico, y no tengas miedo de cambiar de opinión. No hay reglas sólidas contra hacer eso.

Nadie hace progresos quedándose en el mismo lugar, y no llegamos a donde estamos por tener siempre razón. Todo es prueba y error, y si realmente quieres entender el mundo, tienes que estar cómodo con eso.

Está bien abrir tu mente.

«Cualquiera que no se avergüence por lo que fue el año pasado probablemente no está aprendiendo lo suficiente.» – Alain de Botton

influyentesLas personas influyentes tienen un profundo impacto con todos los seres a su al alrededor. Sin embargo, esto solo lo logran porque tienen gran control sobre sí mismos.

Estos individuos trabajan duro por tener auto-confianza. Tienen hábitos que permanecen constantes, mientras que las personas influenciables cambian a la menor provocación.

Los líderes influyentes tienen estos nueve hábitos que puedas emular para aumentar tu alcance.

1. Piensan por sí mismos

Estas personas no se dejan llevar por las tendencias o la opinión pública. Forman sus propios criterios basándose en hechos. Están más que dispuestos a cambiar de parecer si las evidencias lo ameritan, pero no dejan que otros cambien su forma de ver el mundo.

2. Son disruptivos

Estos individuos nunca están satisfechos con el status quo. Son los que siempre se preguntan “¿Y si hiciéramos las cosas de otra manera?”. No temen desafiar la sabiduría convencional, pero no buscan la controversia solo por ser diferentes. La buscan porque de verdad quieren mejorar al mundo.

3. Inspiran la conversación

Cuando las personas influyentes hablan, lo que dicen se expande como ondas en el agua. Inspiran a todos a su alrededor a explorar nuevas ideas y pensar de manera diferente.

4. Saben hacer contactos

Estas personas saben el secreto de las conexiones duraderas. No solo conocen a mucha gente, tienen relaciones con los contactos de sus contactos.

Más importante, saben aportar algo nuevo y bueno a todos los miembros de su network. Comparten sus consejos y presentan a sus amigos con personas que puedan ayudarles.

5. Solo se enfocan en lo realmente importante

Estos individuos no se distraen por trivialidades. Son capaces de eliminar la estática y el ruido sordo del día a día para enfocarse en lo realmente importante. Solo hablan cuando piensan que tienen algo diferente y propositivo que decir. Jamás aburren a los demás con charlas insulsas.

6. Aprecian las discusiones

Este tipo de seres humanos no reaccionan a la defensiva cada vez que encuentran a otra persona que tenga un punto de vista diferente al suyo.

Son lo suficientemente humildes para saber que no poseen la sabiduría universal y que alguien más pudo haber visto algo que ellos pasaron por alto. Y si su interlocutor está en lo correcto, aceptan el cambio ampliamente porque les importa más el resultado final que tener siempre la razón.

7. Son proactivos

Las personas influyentes no esperan a que las nuevas ideas y tecnologías les caigan del cielo; buscan llegar a estas cosas.

Son early adopters que buscan anticipar el paso siguiente y pueden ver qué se avecina porque salieron a buscar el futuro de frente.

8. Responden en lugar de reaccionar

Si alguien critica a las personas influyentes por cometer un error o si un colaborador se equivoca, estas personas no reaccionan de manera emocional. Ellos esperan. Piensan. Y una vez que se han calmado, eligen la respuesta correcta que tienen que dar.

Saben que sus relaciones son muy importantes y no dejarán que una mala reacción las afecte. También entienden que las emociones se contagian y que reaccionar de mala manera puede ser una influencia negativa para las personas de su alrededor.

9. Tienen fe

Las personas influyentes siempre esperan lo mejor. Creen en su propio poder para alcanzar sus sueños y piensan que las demás personas tienen la misma capacidad.

Estiman que nada está fuera de su alcance y es esa creencia lo que los impulsa a dar su mayor esfuerzo. Tienen fe en que basta una sola persona para cambiar al mundo.

En conclusión…

Para aumentar tu influencia, necesitas compartir libremente tus habilidades y consejos y debes creer con pasión en la posibilidad de un mejor futuro.

personas¿Hay personas que constantemente te desalientan, te dicen que no eres lo suficientemente bueno, y te hacen sentir muy mal contigo mismo?

Estas son personas a las que llamo personas difíciles. Y todos tenemos algunas de ellas en nuestras vidas.

Recordé esto hoy cuando un estudiante nuevo me envió un email diciendo:

«Tengo personas difíciles en mi familia con las que tengo que lidiar todos los días, y hacerlo me vuelve loco! A menudo pierdo los estribos en el proceso. ¿Qué puedo hacer cuando estas personas difíciles intenta iniciar un problema? ¿Cómo puedo protegerme de su comportamiento negativo? ¿Qué pasa si no puedo alejarme completamente de ellos?»

Tengo que confesar: no hay una única solución para todos para tratar con personas difíciles. Sin embargo, use exitosamente una serie de estrategias en mi propia vida, y en la última década Ángel y yo también ayudamos a cientos de estudiantes a lidiar con las personas difíciles de sus vidas. Así que tengo una bastante buena idea de lo que funciona.

Hoy, quiero responder la pregunta de nuestro estudiante públicamente, y revisar algunas formas prácticas y pacíficas de tratar con personas difíciles; formas que no implican gritar, hacer rabietas, ni estresarse innecesariamente…

Enfócate en las soluciones, en lugar de los problemas y dificultades de una persona.

Dónde y cómo enfocas tu atención determina tu estado emocional.

Al enfocarte en los problemas que estás enfrentando, creas y prolongas las emociones negativas y el estrés. Cuando cambias tu enfoque hacia acciones que puedan mejorar tus circunstancias, creas un sentido de auto-eficacia que produce emociones positivas y reduce el estrés.

El mismo principio se aplica cuando lidias con las personas difíciles, fijarse en lo estresante y difíciles que son sólo intensifica tu sufrimiento, dándoles poder sobre ti.

Así que cuando alguien en tu vida esté siendo difícil, dejar de pensar en lo problemática que es esa persona, y enfócate en cómo vas a manejar su comportamiento de manera positiva. Esto te hace más eficaz que te pone en el asiento del conductor, y también reducirá en gran medida el estrés que experimentas cuando interactúas con ellas.

Establecer límites sanos y comunícate con compasión.

No hay dudas al respecto… muchas veces las personas difíciles están pasando por un momento difícil y están realmente angustiados, deprimidos, o incluso mental y físicamente enfermos. Haz lo posible por ser amable y compasivo; no porque sean buenos, sino porque tú lo eres.

Dicho esto, sin embargo, igual necesitas separar sus asuntos legítimos de cómo se comportan contigo. Si dejas que las personas se salgan con la suya sólo porque están angustiados, enfrentando una condición médica, o deprimidos, entonces estás haciendo que sea demasiado tentador que empiecen inconscientemente a usar sus desafortunadas circunstancias como un medio para sus fines. Aquí es donde establecer límites saludables entra en juego.

Hace algunos años, fui voluntario en un hospital psiquiátrico para niños. Fui mentor de un niño allí llamado Dennis, un paciente diagnosticado con trastorno bipolar. Dennis era muy difícil a veces, y a menudo gritaba obscenidades a los demás cuando experimentaba uno de sus episodios. Pero nadie nunca desafió sus arrebatos, y tampoco yo hasta ese punto. Después de todo, él está clínicamente «enfermo» y no puede evitarlo, ¿verdad?

Un día llevé a Dennis a un parque para jugar a atrapar la pelota. Una hora más, en nuestra pequeña excursión, entró en uno de sus episodios y comenzó a insultarme con nombres profanos. Pero en lugar de ignorar sus palabras, le dije, «Deja de intimidarme e insultarme, Dennis. Sé que eres una buena persona, y mucho mejor que eso.» Su mandíbula literalmente se cayó. Dennis parecía aturdido, y luego, en cuestión de segundos, se recompuso y respondió: «Siento haber sido malo, Marc.»

La lección aquí es que no puedes ayudar a nadie con perdones injustificados por las cosas que hacen simplemente porque tienen problemas. Hay un montón de personas que están pasando por dificultades extremas que no son personas deliberadamente difíciles para todos a su alrededor.

Así que debes mostrar bondad y compasión, mientras también entiendes que sólo puedes actuar con bondad y compasión genuina cuando estableces límites saludables. Perdonar y permitir demasiado no es saludable ni práctico para nadie en el largo plazo.

Dedica tiempo suficiente todos los días para cuidar de ti.

No tienes que descuidarte a sí mismo simplemente porque los demás lo hacen. En serio, si te ves obligado a vivir o trabajar con una persona difícil, entonces, asegúrate de que pasar suficiente tiempo a solas para descansar y recuperarte. Tener que jugar el roll de «adulto racional y enfocado» delante de la persistente negatividad puede ser agotador, y si no tienes cuidado, la negatividad puede consumirte.

Las personas difíciles pueden mantenerte despierto por las noches preguntándote constantemente a ti mismo:

• «¿Estoy haciendo lo correcto?»
• «¿Soy realmente tan terrible como para que me hable de esa manera?»
• «No puedo creer que haya hecho eso!»
• «Estoy tan afligido!»

Pensamientos como estos pueden mantenerte agonizando durante semanas, meses o incluso años. Por desgracia, a veces ese es el objetivo de las personas difíciles; volverte loco y hacerte caer en su nivel de pensamiento, para así no estar solo. Y como no puedes controlar lo que hacen, es importante cuidar de ti mismo para poder permanecer centrado, sintiéndote sano y listo para vivir positivamente en la cara de sus comportamientos negativos cuando sea necesario.

Si te has sentido agotado por tus encuentros regulares con alguna persona difícil, implementa y practica las estrategias que describí más arriba, una a la vez. Entonces, mientras lo haces, de forma preactiva, recuerda no engancharte con el comportamiento negativo de esta otra persona. No te dejes atrapar…

Mantén tu compostura. Mantén tu paz interior.

Robert KiyosakiUno de los mejores indicadores de inteligencia financiera es el flujo de dinero. Sin embargo, no es sólo el flujo de dinero lo que importa, también es la forma en que obtienes ese flujo de dinero.

El primer paso para saber cómo obtienes tu flujo de dinero es entender tus estados financieros personales.

Una vez que entiendas dónde estás financieramente, es crucial que crees un plan para estar financieramente más seguro y saludable. Y eso significa empezar con un presupuesto.

El problema es que la mayoría de las personas tienen conceptos erróneos sobre lo que es un presupuesto y por qué es tan útil.

En mi experiencia, hay tres maneras en que las personas presupuestan. Y la forma en que presupuestas tiene mucho que decir sobre tu mentalidad financiera.

Presupuestando como los pobres

Las personas con mentalidad de pobres a menudo no usan los presupuestos. Y si los usan, usan uno muy simple. ¿Por qué? Porque no tienen ningún activo ni ingresos pasivos.

Aquellos que presupuestan con mentalidad de pobre, simplemente hacen un seguimiento de sus ingresos (es decir, su salario) y sus gastos cada mes. Lo que les queda, a menudo nada o menos, lo usan para ahorrar en caso de que llegue un día lluvioso.

Para aquellos con una mentalidad de pobre, un presupuesto sirve como una herramienta para asegurarse de no estar gastando demasiado, pero no para entender sus finanzas, ni inspirarlos, ni crecer.

Presupuestando como la clase media

Aquellos en la clase media a menudo tienen más ingresos que gastos (siempre y cuando mantengan su trabajo bien remunerado!). Puede que tengan unas pocas inversiones, pero no están enfocadas en ellas diariamente. En vez de ello, contribuyen a algún mondo mutuo de inversión al que rara vez prestan atención, y tal vez son dueños de una casa.

La clase media usa el presupuesto como herramienta para saber la cantidad de dinero que les queda cada mes. A continuación, se recompensan por tener dinero extra, que a menudo lo anotan como «gastos discrecionales». Y más a menudo, lo gastan en vacaciones, coches, electrónica, o algo que les de placer; cosas que yo llamo doodads (caprichos). En el proceso, crean pasivos, pero no invierten en activos.

Para aquellos con mentalidad de clase media, un presupuesto sirve como herramienta para asegurarse de que gastan menos de lo que ganan, pero también para saber cuánto dinero para «diversión» pueden gastar. Sin embargo, el origen de ese dinero ganado siempre son los ingresos de un salario y no ingresos pasivos provenientes de inversiones.

Presupuestando como los ricos

Los ricos no ven los presupuestos como una forma de comparar sus ingresos y gastos. Más bien, los ven como una manera de prepararse para crear más dinero. En resumen, se preguntan, «¿Cómo puedo ganar más dinero?» en lugar de decir: «¿No tengo suficiente dinero?» (Los pobres) o «¿Cuánto dinero extra puedo gastar?» (La clase media).

Si hay doodads que los ricos quieran disfrutar, no ven sus ingresos existentes para determinar si pueden comprarlos. En vez de eso, se preguntan cuánto más van a necesitar ganar para cubrir ese gasto. Y entonces buscan inversiones y activos para que cubran esos nuevos gastos.

En esencia, el primer gasto en un presupuesto es el gasto para las inversiones. Eso crea entonces los ingresos pasivos que cubrirán las cosas «divertidas» del presupuesto después. En el proceso, los ricos crean más dinero y obtienen más activos. Sus flujos de dinero cubren sus gastos. Y todo deriva de su mentalidad a la hora de armar sus presupuestos.

Kim y yo hemos presupuestado así durante años, y es una de las claves fundamentales de nuestro éxito financiero. Si puedes dominar tu mentalidad y cambiar tu forma de presupuestar, podrás dominar tu dinero.

CursoPrograma para disolver las barreras mentales que le impiden lograr la riqueza que merece.
Audio MP3 + Libros + Guías PDF | 277 MB | 12 horas aprox. | audio español neutro

La Nueva Ciencia de Hacerse Rico es un programa completo de auto-desarrollo adaptado del libro escrito en 1910 por Wallace Wattles. Este es el mismo libro que inspiró la famosa película El Secreto.

Este curso va más allá de cualquier otra cosa que Ud. haya encontrado anteriormente, porque enfoca en forma específica las creencias limitantes que tienen que ver con el dinero. … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiHola Cordial saludo!

Wooow estoy muy emocionado porque estuve en el evento en Barcelona de mi mentor Robert Kiyosaki, fue una experiencia increíble poder estar allí, aprender de él sobre las finanzas personales, las inversiones, los negocios y la vida.

Aún tengo en mi memoria todo lo bueno que sentí, estar en el evento del gurú Robert Kiyosaki y poder saludarlo frente a frente…

De verdad se siente increíble ser entrenado directamente por Robert Kiyosaki y se siente aún mejor tener la oportunidad de ser libre financieramente, para viajar por el mundo, darme la vida que quiero, invertir en mi educación financiera y asistir a este tipo de eventos

Una de las frases que a mi más me impacto de Robert Kiyosaki durante el evento en España fue esta:

“Encontrar buenos compañeros es la clave del éxito en cualquier cosa; en los negocios, en el matrimonio y especialmente, en las inversiones”

Robert kiyosaki : 23 lecciones sobre finanzas personales, inversiones, negocios y vida

Lección 23

Ten cuidado a quien pide consejos. Yo recibo consejos de personas que están donde yo quiero llegar

Lección 22

Es mejor trabajar unos años tratando de crear un activo, que estar toda la vida creándolo para otro

Lección 21

Si usted no tiene conocimiento, si no busca sabiduría, usted no tendrá oportunidad… en ningún lado

Lección 20

El deseo de libertad te dará el coraje para operar durante años sin un empleo seguro y salario puntual

Lección 19

Las personas exitosas aprenden a sobreponerse a sus miedos en lugar de dejar que sus miedos manejen su vida

Lección 18

La pasión es el inicio del éxito

Lección 17

Mañana solo existe en la mente de los perdedores y soñadores

Lección 16

Arrogancia es ego más ignorancia

Lección 15

Si quiere ser rico, piense en grande… piense diferente

Lección 14

Para tener éxito en los negocios y en las inversiones tienes que ser neutral emocionalmente a ganar y perder. Ganar y perder es sólo una parte del juego.

Lección 13

La lucha financiera a menudo es el resultado directo de las personas que trabajan toda su vida para alguien más

Lección 12

El dinero no es el creador del éxito, el dinero simplemente es una señal del éxito

Lección 11

Lo importante no es lo que uno sabe, sino que tan rápido aprende

Lección 10

Cada vez que piensas que no puedes hacer algo. Alguien más piensa que si puede

Lección 9

El dinero no es la mejor meta, el dinero no tiene valor, el valor viene de los sueños que el dinero ayuda a lograr

Lección 8

La palabra más destructora del mundo es “mañana”.

Lección 7

La habilidad de vender es la número 1 en los negocios. Si no puedes vender, no te molestes en pensar en convertirte en propietario de un negocio.

Lección 6

La parte más difícil del cambio es pasar por lo desconocido

Lección 5

Los ricos se centran en su columna de activos, mientras que todos los demás se centran en sus columnas de ingresos

Lección 4

Cuanto más me arriesgo a ser rechazado, mayores son mis probabilidades de ser aceptado.

Lección 3

Nunca digas que no te puedes permitir algo. Esa es una actitud de pobre. Pregúntate cómo puedes permitírtelo.

Lección 2

La parte más difícil del cambio es pasar por lo desconocido

Lección 1

El activo más importante que tenemos es nuestra mente. Si está bien entrenada, puede crear grandes cantidades de riqueza en lo que parece un instante.

Ahora ya sabes estos excelentes consejos para administrar mejor tu dinero. Llévalos a la práctica.

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Esta es la semana donde normalmente respondo alguna de las preguntas de “Pregúntale a Robert”. Pero esta vez voy a dar una versión modificada.

Hace un par de semanas, escribí un post titulado «Los peligros ocultos» (Hidden Dangers). En ese post escribí sobre los peligros ocultos en nuestra economía (EEUU), especialmente la inflación. Compartí cómo el director general de Wal-Mart y Warren Buffett estaban seguros de que una inflación «significativa» estaba por golpear a la economía de EE.UU.

En ese artículo también utilice la frase: «Yo sé cómo usar la inflación para hacerme más rico». Un comentarista del blog, Jordy, recogió esa frase y preguntó si podría escribir un post sobre el tema. Así, para la respuesta mensual de “Pregúntale a Robert”, yo voy responder la pregunta de Jordy. … Seguir leyendo »

ColumnaPor Rita Tonelli

El juego más importante que he jugado en mi vida es el de hacer negocios. Watson fundador de la IBM

Comienzo este post con la frase precedente porque pienso que nunca se te ocurriría pensar en la actividad de “hacer negocios” como “un juego”.

Esa negación proviene de pensar en la palabra juego con una connotación de trivialidad, de superficialidad. Y en realidad, ella tiene innumerables significados literales y muchísimos más dependientes del contexto, la emoción y la interpretación.

Me atrevo al desafío de armar una expresión representativa de la palabra juego a partir de la combinación de varios de ellos para poder transmitirte la importancia de que te posiciones en la mirada de que Vivir Es Un Juego. … Seguir leyendo »

Kim KiyosakiEl día antes de cerrar el acuerdo por mi primera propiedad de alquiler, todavía seguía vacilando sobre si lo hacía o no. «¿Debo comprarla, o no?» Me preguntaba, una y otra vez. Y cada pocos minutos seguía alternando entre sí, y no, y sí otra vez.

Me estaba volviendo loca!

Al final, me dije a mí misma: «Reuniste la mayor cantidad de información posible. En este punto, tienes que confiar en ti misma

Cerré el trato por la propiedad el día siguiente, y fue la decisión correcta.

Lo hago, o no lo hago

A través de los años, siempre tuve problemas con este escenario de “lo hago, o no lo hago”, yendo de atrás a adelante sobre si estoy tomando la decisión de inversión correcta o no. … Seguir leyendo »

robert_kiyosakiUno de los secretos mejor guardados por los inversionistas no es diversificar sino integrar. En vez de invertir sólo en un activo, los inversionistas exitosos integran dos o tres clases de activos y luego aceleran, usan apalancamiento y protegen el dinero que surge de esos activos. Por ejemplo, Bill Gates se convirtió en el hombre más rico del mundo integrando el poder de un negocio y el poder de activos en papel. Logró el sueño de muchos empresarios, el sueño de crear un negocio y hacerlo público a través de la bolsa. En otras palabras, convirtió parte de su negocio en papel, lo que se conoce como «acciones». Si Bill Gates no hubiera hecho pública su empresa, probablemente seguiría siendo rico, pero quizá no se habría convertido en el hombre más rico del mundo a tan corta edad. Dicho de manera sencilla, fue la integración de dos clases de activos lo que aceleró su riqueza. No se convirtió en el hombre más rico del mundo a partir de su salario como empleado de Microsoft ni diversificando su salario en fondos de inversión.

Donald Trump logra mayores ganancias por su dinero como dueño de un negocio que invierte en bienes raíces. Warren Buffett, el mayor inversionista del mundo, logra ganancias extremadamente altas con un negocio que invierte en otros negocios. … Seguir leyendo »

Dedos felicesTal Ben-Shahar  es un profesor de la Escuela de Negocios de Harvard. Su curso sobre felicidad y psicología positiva es el más popular que ofrece la universidad.  A continuación, se mencionan seis consejos sobre cómo lograr el estado de ánimo adecuado para desempeñarse de acuerdo a su potencial

1. Permítase ser humano. Cuando aceptamos las emociones – como el miedo, la tristeza o la ansiedad – como naturales, somos más propensos a superarlas. Rechazar nuestras emociones, positivas o negativas, conduce a la frustración y la infelicidad. … Seguir leyendo »

La era del hieloEn amplio sentido, es importante saber en que parte de la historia y del mundo estás. El viaje de Cristóbal Colón en 1492, eventualmente dio inicio a la era industrial, un cambio enorme en la historia. En lo alto de la era industrial, fueron personas como Henry Ford y Thomas Edison quienes se volvieron millonarios.

Yo creo que la caída del muro de Berlín en 1989 (unos 500 años luego del arribo de Colón) marco en fin de esa gran era y comienzo de otra igual de dinámica: La era de la información. … Seguir leyendo »

El hervidor encantadoHace cincuenta años, un viejo médico rural se fue a caballo hasta el pueblo, ató su montura, entró sigilosamente en la droguería por la puerta trasera y empezó a «regatear» con el joven dependiente.

Durante más de una hora, tras el mostrador, el viejo doctor y el dependiente hablaron en voz baja. Después, el doctor salió. Fue hasta el caballo y regresó a la tienda con un gran hervidor antiguo, y con una paleta de madera (que se usaba para revolver el contenido del hervidor), y los depositó en la parte trasera de la tienda.

El dependiente inspeccionó el hervidor, buscó en su bolsillo interior, sacó un rollo de billetes y se lo alargó al doctor. El rollo contenía quinientos dólares, ¡todos los ahorros del dependiente! … Seguir leyendo »

Actitud PositivaPor Geovanny Echeverri Álvarez

Cada ser humano es un ente diferente, con características y personalidad distintas a los demás, pensamientos, objetivos y deseos diversos que pueden ser determinados por su condición social, por la comunidad que lo rodea, su estrato socioeconómico, la educación, las pautas de crianza y un sinnúmero de factores que pueden afectar positiva y negativamente al individuo, tales como el lugar donde nació, condiciones de salubridad, la formación de sus padres o la ausencia de estos, entre otros.

Todos los sujetos trasiegan por largos senderos en los cuales tropiezan y se caen, algunas veces no saben enfrentar esos grandes aprietos y se dejan abatir llenándose de rabias y rencores porque por más duros que se presenten los problemas, estos mismos dejan ver medios de salida que en ocasiones molestan y dejan un sabor amargo, pero al final se puede hallar la solución … Seguir leyendo »

Kim KiyosakiMi amiga Karen es una exitosa inversionista de bienes raíces. Otra amiga mía se sorprendió cuando Karen le preguntó si quería asistir a un seminario de bienes raíces de dos días ofrecido por una empresa privada.

«¿Por qué estás tomando una clase de bienes raíces?», Preguntó mi amiga. «Eso es lo que haces todos los días, y eres muy exitosa en ello ya. ¿Qué pueden enseñarte?»

La respuesta de Karen vale su peso en oro. «Quizás es por eso que me va mejor que a los inversores promedio de bienes raíces. Siempre estoy buscando esa arista. Hay tanta información. Nunca paro de aprender.» … Seguir leyendo »

Compromisos... Todo Un DesafíoPor: Rita Tonelli

Regalos para el maharajá

Una vez un maharajá, que tenía fama de ser muy sabio, cumplía cien años. El acontecimiento fue recibido con gran alegría, ya que todos querían mucho al gobernante. En el palacio se organizó una gran fiesta para esa noche y se invitó a poderosos señores del reino y de otros países.

El día llegó y una montaña de regalos se amontonó en la entrada del salón, donde el maharajá iba a saludar a sus invitados.

Durante la cena, el maharajá pidió a sus sirvientes que separaran los regalos en dos grupos: los que tenían remitente y los que no se sabía quién los había enviado. A los postres, el rey mandó traer todos los regalos en sus dos montañas. Una de cientos de ellos, costosos y grandes, y otra más pequeña, de una decena de presentes.

El maharajá comenzó a tomar regalo por regalo de la primera montaña y fue llamando a los que los habían enviado. A cada uno los hacía subir al trono y les decía: … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiMuchas personas se fijan la meta de hacerse millonario a una determinada edad. Es una meta valiosa.

Pero, como descubrí cuando hice mi primer millón, no es suficiente sólo cumplir con esa meta. Porque una vez que finalmente lo logras, hay otras implicaciones que requieren mayor planificación y fijación de metas.

En resumen, hay toda una serie de nuevos problemas que vienen con tener demasiado dinero.

Aquellos de ustedes que tienen problemas financieros podrían burlarse de esto, pero puedo asegurarles que es verdad. Esto no quiere decir que los problemas de los ricos son más válidos o más importantes que los problemas de los pobres. Independientemente del estado financiero en el que te encuentres, tendrás problemas. El progreso se logra al superar los retos de la etapa en la que te encuentras en la vida, no al compararte a ti mismo con los demás.

Ten un plan para hacerte rico… y seguir siendo rico

Mi padre rico me dijo algo muy sabio cuando era joven, «Si quieres ser rico, debes tener un plan sobre cómo hacer un montón de dinero. También debes tener un plan en su lugar para saber qué hacer con ese dinero después de que lo consigas. Si no tienes un plan en su lugar para saber qué hacer con el dinero que ganas antes de ganarlo, lo perderás más rápido de lo que lo ganaste.»

Los problemas que vienen con tener demasiado dinero incluyen la exposición a los altos impuestos, la degradación de tu riqueza debido a la inflación, tener que abrir varias cuentas bancarias una vez que tienes demasiado como para ponerlo en un solo lugar, y, para algunos, la tentación de gastar más dinero.

Gasta tu dinero en activos, no pasivos

Una de las razones por las que padre rico me hizo estudiar las inversiones inmobiliarias fue para que pudiera comprender cómo invertir en bienes raíces antes de tener mucho dinero. El sabía que iba a necesitar un lugar en donde invertir mi dinero una vez que lo hiciera. También sabía que los bienes raíces me protegerían de los altos impuestos, la inflación, tener demasiado dinero en efectivo en la mano, y la tentación de gastarlo.

Actualmente, cuando mi contador llama y me dice: «Tienes demasiado dinero. Necesitas comprar más inversiones,» yo ya sé adónde mover mi dinero, las estructuras corporativas que voy a usar, y qué comprar con ese dinero. Llamo a mi corredor y compro más bienes raíces. En otras palabras, cuando mi contador llama, gran parte de mi dinero ya está gastado de acuerdo a un plan predeterminado de gastos, como bienes raíces, que me hacen más rico y estar más seguro financieramente.

Con los años, vi a muchas personas crear empresas muy rentables y aún así terminar quebradas. ¿Por qué? Porque no controlan sus gastos. En vez de gastar su dinero en adquirir otros activos, como bienes raíces o activos de papel, lo gastan en gastos de negocio frívolos, o compran pasivos como grandes casas, barcos lujosos, coches rápidos, y nuevos amigos. En vez de hacerse financieramente más fuertes, se hicieron financieramente más débiles con cada dólar que hicieron y luego gastaron.

Invierte en educación financiera

Al final del día, la línea divisoria entre los que continuamente hacen crecer su riqueza y los que se enriquecen y luego van a la quiebra, es su educación financiera. Si quieres ser rico y seguir siendo rico, siempre mantente aprendiendo y haciendo crecer tu inteligencia financiera. Entonces, sabrás qué hacer cuando llegue el momento.

ExcusasPor Angel Chernoff, de Sumitha

Aquí tienes 8 ideas más para continuar:

9. «Mis padres son responsables por la persona que soy.»

Tiene que haber una fecha de caducidad para esta excusa. Sí, tus padres son responsables de ayudarte a iniciar la historia de tu vida. Sin embargo, a medida que creces, es tu responsabilidad tomar las cosas con tus manos y escribir el resto de tu historia con tus propias decisiones y acciones.

Alternativa: «Ahora tengo el completo control de mi vida.» – Haz una elección consciente y deja que tu pasado te haga mejor, no peor. No puedes volver atrás y cambiar la forma en la que fuiste criado. Pero sí puedes empezar ahora y cambiar la forma en la que el resto de tu vida transcurrirá. … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Tres razones por las que el verdadero cambio es difícil

Cuando era niño, mi padre pobre solía decirme: “Ve a la escuela y obtén buenas calificaciones para que puedas obtener un trabajo seguro.” Él estaba programándome para el cuadrante E (empleado).

Mi madre solía decirme: «Si quieres ser rico, debes hacerte médico o abogado. De esa manera siempre tendrás una profesión de respaldo.» Ella estaba programándome para el cuadrante A (auto-empleado).

Mi padre rico me dijo: «Si quieres ser rico, debe ocuparte de tus propios negocios.» Padre rico me recomendó aprender a convertirme en un dueño de negocios y un inversionista en los cuadrantes D (dueños) e I (inversores). … Seguir leyendo »

librosAl igual que en cualquier otro tema, hay muchos por ahí de donde escoger y no siempre nos tomamos con los mejores o con el que en ese momento particular de nuestra vida más nos va a servir.

Así que como ya me he leído una buena cantidad de ellos, quise ahorrarte el trabajo de tener que adivinar y te dejo mis libros favoritos de finanzas personales, con una pequeña reseña sobre ellos para ver cuál (o cuáles) te puede servir más.

1. Padre rico, padre pobre. Robert T. Kiyosaki.

Éste fue el primer libro que leí de finanzas personales y fue por instrucción de uno de mis profesores de la Universidad: sí, era una tarea. Creo que mi gusanito por esta parte de las finanzas comenzó desde ese entones.

Es, sin lugar a dudas, uno de los mejores libros de finanzas personales jamás escritos. Súper fácil de leer y contiene algunos de los pensamientos financieros claves para alcanzar la riqueza.

2. Finanzas Personales para DUMMIES. Vicente Hernández.

Bueno, yo lo leí en inglés, escrito por un norteamericano y muchos de los consejos que daban aplicaban solo si vivías y eras de Estados Unidos. Sin embargo, es el libro más completo y largo que he leído de finanzas personales y tiene excelentes explicaciones de cómo y por qué hacer cada una de las cosas que los expertos recomiendan.

En definitiva, si tuviera que aconsejarte un solo libro de todos los que he leído, probablemente sería éste.

3. Pequeño cerdo capitalista. Sofía Macías.

El tono con el que Sofía escribe tanto en su blog como en sus libros (ya ha sacado otros) es riquísimo para leer y súper divertido. De fácil entendimiento, puesto que usa ejemplos reales de ella, amigos y familiares para explicar cada uno de los temas.

4. Las mujeres inteligentes acaban ricas. David Bach.

Como su nombre lo indica, este libro es específico para mujeres, aunque estoy convencida que los consejos financieros aplican para todos. Me gusta mucho porque el formato del libro es de paso a paso, a diferencia de muchos otros que hay información por todos lados.

Esto te permite enfocarte y saber qué tenés que ir haciendo primero, después, etc. Con él aprendí que los mejores usos que se le pueden dar al dinero son: seguridad y libertad.

5. El Inversor Inteligente. Benjamin Graham.

Este libro es ya una leyenda dentro del mundo de la inversión, sobre todo porque pertenece a una leyenda de la inversión, Benjamin Graham, profesor de Warren Buffett. Llegó a mis manos como un regalo para mi cumpleaños #27 de parte de mi querido amigo israelí, Israel. Es un libro bastante pesado (de hecho, el más pesado que he leído) y, aunque no es meramente de educación financiera, tiene toda la información que podás necesitar en tu vida para invertir.

Hay muchos más libros de finanzas que he leído, pero estos son los 5 mejores libros que recomiendo leer a todo aquel que quiera cambiar su vida para mejor. ¿Quieren más? Sólo mándenme un correo y con gusto les recomiendo. ¡Ah! También hay muchísimos en inglés BUENÍSIMOS que no incluí porque sé que no todos dominan el idioma.

Ahora es tu turno: ¿Cuál de estos libros has leído y qué te han parecido? ¿Hay otros libros de finanzas que recomendás y no estén en la lista? Dejame abajo un comentario contándome tu experiencia y si te gustó este post, compartilo con tus amigos y familiares.

 

 

 

Subir »
FB