Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

vivir mejorSi quieres tener éxito en el trabajo y en la vida, no puedes quedarte quieto por mucho tiempo.

Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que estás mejorando todos los días?

Recogimos algunas respuestas de Quora a la pregunta: «¿Qué puedo hacer para mejorarme a mí mismo cada día?,» e hicimos un poco de investigación por nuestra cuenta también.

Estas son algunas de nuestras sugerencias favoritas.

Elije una palabra del día

Cada mañana, elige una palabra que guíe el resto de tu día, Rachel Rofé escribió. «Esto te ayuda a entrenar tu cerebro para hacer que las situaciones sean lo que quieras que sean.»

Trata de mejorar un 1% al día

«Elije una cosa. Empieza poco a poco», escribe Shannon Anderson. «Trata de mejora un 1% cada día o cada semana o cualquier intervalo de tiempo que quieras.» Por ejemplo, si tu objetivo es perder peso, empieza por enfocarte en el primer kilo y entonces avanza desde allí, escribe ella.

Piensa en 10 nuevas ideas

Gal Sivan comparte un consejo que aprendió de la guía para convertirse en una máquina de ideas de James Altucher: Anota 10 nuevas ideas todos los días. Hacerlo, «literalmente cambió mi vida para siempre», escribe Sivan.

Escribe en un diario

Escribir un diario puede ser una gran manera de dar rienda suelta a tus pensamientos y emociones. Nikhil Jarotia recomienda escribir todos los días cómo te sientes, lo que has aprendido, de lo que estás orgulloso, y lo que te gustaría mejorar.

Medita diariamente

Los beneficios de la meditación son enormes, que van desde un mejor manejo del estrés a un menor riesgo de depresión. Zoë Buchanan sugiere pasar de cinco a 10 minutos por día meditando o simplemente pensando en los buenos recuerdos, como una vacación o una Navidad pasada. «Incluso si estás teniendo un gran día, escapar siempre te ayuda, y la práctica se convertirá en una segunda naturaleza», escribe Buchanan.

Ejercita

Múltiples usuarios Quora sugirieron ejercitarse como una forma de mejorar diariamente. Se demostró que el ejercicio aumenta tu estado de ánimo, reduce el estrés, aumenta la confianza y te ayuda a dormir mejor.

Juega juegos para «inteligentes»

Algunos juegos pueden expandir y estimular tu mente, y también pueden ser divertidos. Considera jugar regularmente juegos como Scrabble o ajedrez, o empieza a jugar juegos para resolver rompecabezas tales como el Sudoku.

Comienza una lista de “cosas que tienes que dejar de hacer»

Toma nota de las cosas improductivas en las que gastas tu tiempo y enfócate en romper esos hábitos, dice Shane Parrish. Una vez que rompas esos viejos hábitos, dedica tu energía en empezar nuevos y más saludables hábitos que te conduzcan a la superación personal.

Aparta un poco de tiempo para no hacer nada

A veces, lo mejor que puedes hacer es no hacer nada en absoluto. Sentarte en silencio puede ayudarte a obtener inspiración y reflexionar sobre tu día, escribe Claudia Azula Altucher. Las personas mentalmente fuertes le sacan el máximo provecho a su soledad, ya que los ayuda a calmar sus mentes.

ser tú mismoTal vez te preguntas a menudo por qué no llegas a tus metas. Por qué siempre que ya estás tocando el cielo, parece que se cierran las compuertas y alguien cuelga el letrero de “aforo completo”. Y tú nunca entras en él…

Examinas todo lo que haces, cada día. Cada paso, cada uno de los puntos de la lista de listas que te has confeccionado para poder seguir, para no perder de vista tus objetivos.

He notado eso que sientes. Esa sensación de tenerlo vetado. De quedarse a un suspiro de tu sueño y sentir como huele mientras otros lo degustan. He sentido esa rabia contenida que tan sólo sirve para contracturarse la espalda y notar un dolor de estómago terrible…Para amargarse y culparse a uno mismo y a otros de tus fracasos.

He dormido con la sensación de ser invisible y me he despertado sin encontrarme la risa. He sentido que el mundo giraba al revés mientras yo corría hacia la meta y parecía que estaba quieta… Que era un eterno segundón. Con la sensación de tener el deseo y el talento suficientes pero quedarme al otro lado de la línea. De ponerme a volar y, de repente, tocar techo y no descubrir por qué. Esa certeza de creer que tu vida no es tuya y hagas lo que hagas eso nunca cambiará… Que el éxito te esquiva y la fortuna se ríe de ti.

Sí, yo también he buscado en mil libros. Me han resucitado las ganas entre sus palabras… He aprendido mucho de ellos mientras me buscaba a mí misma. He escuchado a mil sabios… Algunos de ellos me han regalado una parte del mapa que me faltaba para llegar a ese tesoro que es mi esencia, mi coherencia…

Y he andado mil caminos. Algunos de ellos ni tan sólo sé cómo he osado pisarlos, de dónde he sacado el valor para sondearlos, cómo he soportado la soledad inmensa que me han impregnado… Aunque me han llevado a mil respuestas y han cambiado mis preguntas por otras preguntas nuevas…

Y el final del camino, siempre eres tú mismo. La meta lleva tu cara. La respuesta a la pregunta es tú… El por qué tiene tu nombre.

Siempre. Lo que hoy no logramos entender es lo que ayer decidimos no conocer o no preguntar. Lo que ahora no logramos es lo que ayer pensamos que no nos pertenecía. Lo que no vivimos es aquella experiencia que un día, sin casi darnos cuenta, decidimos que no nos merecíamos.

Somos el resultado de lo que hicimos y dejamos por hacer…

Cada uno de nosotros lleva ocultas dentro las claves para despejar las incógnitas de su camino. Somos el fruto de nuestras decisiones pasadas, de las presentes… Y llevamos en la cara dibujadas las decisiones futuras que ya sabemos que vamos a tomar y que nos recortan la esencia, la felicidad, la vida.

Somos un amasijo de normas auto-adjudicadas que cada día nos coagulan las acciones. Llevamos en los huesos nuestras emociones comprimidas… Nuestros lamentos y quejas circulan por nuestras arterias y definen nuestros gestos, nuestros actos, nuestras ilusiones…

Cuando soñamos, nos achican los sueños porque intentan convertirlos en asequibles, en probables, en realidades que no nos decepcionen… Nos protegemos de nosotros mismos hasta el extremo de anularnos, de traicionarnos.

Cuando caminamos, esos pensamientos prefabricados nos cansan, nos paralizan.

Cuando razonamos, nos limitan, nos dibujan un círculo para que no salgamos de él y tengamos pensamientos viciados, corrompidos… Los pensamientos cortos de un niño que piensa que no podrá y no puede.

Cuando llegamos a la esquina de nuestro sueño y vamos tocarlo, lo apartan, lo envían lejos y nos agarrotan los dedos…

Y ni siquiera nos damos cuenta de cuánto nos reprimimos y recortamos. De esos esquemas que repetimos siempre, esas conductas reiteradas… Y cuando nos preguntamos por qué, la lista de razones del fracaso viene dictada por nuestros miedos, por nuestros pensamientos rancios, por unos parámetros de conciencia que nos reprimen y hacen menguar.

Y un día, descubres que eres siempre el segundo porque en tu mundo, en tus pensamientos, siempre has imaginado que no mereces más… Porque no confías en ti.

Porque te visualizas siempre a un metro de la meta.

Porque no te sueñas llegando al final ni te emocionas al pensar que podrás…

Porque te crees que no eres la persona que consigue lo que tú deseas y cada día te alejas más de ti.

Porque no aceptas lo bueno que te da la vida, porque no lo ves.

Porque creaste una imagen de ti demasiado pequeña para el tamaño de tus sueños y no te la has cuestionado nunca.

Porque hace mucho tiempo te programaste para resistir, para sobrevivir y dejaste que tus temores e inseguridades escribieran tus normas secretas, que quedaron marcadas a fuego en ti… Y sigues obedeciendo a ese programa, aunque eso te supone perder alegría, soltar vida, amarrarte a una versión de ti mismo que no te representa.

La respuesta está dentro de ti. Y no sabes cómo sacarla, cómo encontrar la manera de empezar otra vez, de pensar distinto, de construir nuevos esquemas y empezar a soñar de verdad…

¡Cuánto trabajo por hacer!

¡Cuántos límites por borrar!

Sacar tu esencia de entre la maraña de normas absurdas… Re-escribirte, re-autentificarte, re-dibujarte… Desaprender y empezar a vivir.

¡Qué complicado y qué apasionante!

No hay nada malo en el ser el segundo, ni el último… Lo importante es no resignarse a una vida que no te llena y no renunciar a ser tú.

Kim Kiyosaki¿Qué significa ser rico? La riqueza es a veces un tema delicado. Mucha gente tiene interiorizado asociaciones negativas con la palabra «rico». A menudo escuchará a la gente decir: «El dinero es la raíz de todo mal», cuando en realidad la cita correcta es «El amor al dinero es la raíz de todo mal.»

La diferencia entre estas dos citas es el amor. Poner demasiada importancia a las posesiones materiales – que ciertamente no te devuelven el amor – lleva a la clase de corrupción que muchas personas han llegado a asociar con «la gente rica.» Pero usted no tiene que tomar ese camino. Usted puede desear cosas materiales, siempre y cuando esté en control de sus deseos.

La clave para llegar a ser rico, en todos los sentidos de la palabra, es el control. Lograr y mantener la autoconfianza sólo le es posible a aquellos que toman el control de sus emociones, sus acciones y sus circunstancias. Una “mujer rica” sabe que el dinero es un medio, no un fin, y utiliza el dinero como un instrumento para lograr metas significativas. … Seguir leyendo »

ser felizDecir sí a la felicidad significa aprender a decirle no a los deseos que te drenan.

Dicen que una persona necesita sólo tres cosas para ser realmente feliz en este mundo: alguien a quien amar, algo que hacer y algo que esperar.

No creo que haya nada más cerca de la verdad, y sin embargo, con demasiada frecuencia encontramos formas de complicar las cosas. Buscamos la felicidad donde no existe; en metas y deseos poco profundas; en posesiones, emociones rápidas e impresionar a las personas equivocadas.

Angel y yo recordamos recientemente esto cuando conocimos a una familia de seis personas en un hotel en Miami donde estábamos de vacaciones. Los vimos pasar el rato en el vestíbulo, compartiendo historias y riendo histéricamente. Así que de camino, Angel y yo les dijimos hola y les preguntamos de dónde eran. «Oh, somos de aquí,» dijo la madre. «Nuestra casa se incendió ayer, pero milagrosamente, todos salimos de ahí a salvo. Y eso hace que hoy sea un día en el que valga la pena sonreír.»

Hablando sobre una llamada de atención.

Algunas personas podrían decir que lo habían perdido todo, y sin embargo, esta familia lo entendió mejor, entendieron que salvaron todo.

Porque realmente no hay nada como las lágrimas de alegría y respiraciones profundas después de una larga y fuerte risa con las personas que amas, nada en el mundo como el dolor en el estómago por las razones correctas y un corazón agradecido que lo respalde. Esa es una situación en la que sin dudas se encuentra la verdadera felicidad.

Y hay otras muchas fuentes de la verdadera felicidad también. Pero como dije, también hay un montón de trampas comunes, metas y deseos que pensamos que nos traerán la felicidad, pero en realidad hacen exactamente lo contrario.

Reconocer estas trampas es clave. De hecho, creo que una de las mejores sensaciones aparece cuando te das cuenta de que puedes ser perfectamente feliz sin las cosas que alguna vez creíste que necesitabas.

Con eso en mente, considera las siguientes diez metas y deseos (trampas) y cómo pueden estar deteniéndote. Cada una de ellas es popular en nuestra cultura, y por lo tanto común en nuestras vidas, pero en lugar de contribuir a nuestra felicidad, nos la roban.

Así que dilo en voz alta conmigo:

«Para ser más feliz, no necesito…»

1. Complacer a todo el mundo

Ten cuidado de no dar tanto de ti mismo a los demás y acabar perdiéndote por completo a ti mismo.

Cuando vas por ahí complaciendo a todo el mundo menos a ti, eres el único que sale lastimado al final. El gran Herbert Bayard Swope lo dijo así: «No sé la clave del éxito, pero se la clave del fracaso, es tratar de complacer a todo el mundo.»

Este es un gran consejo si me lo preguntas. Porque es verdad, nunca vas a satisfacer a todos de todos modos. En algún momento vas a tener una opinión impopular, una que te importe y te haga sentir vivo. Y cuando la des, tienes que mantener tu posición, defender lo tuyo, y hacer que cuente.

2. Que todo sea fácil

Tienes que hacer las cosas difíciles para ser feliz en la vida. Las cosas que nadie más está haciendo. Las cosas que te asusten. Las cosas que otros no pueden hacer por ti. Las cosas que te hagan preguntar cuánto tiempo más vas a poder aguantar y seguir adelante.

Porque esas son las cosas que te definen. Esas son las cosas que marcan la diferencia entre existir y vivir; entre conocer el camino y caminar el camino; entre una vida mediocre y una vida llena de felicidad y éxito.

3. Certezas ni garantías

Algunas personas construyen demasiados muros en sus vidas y no suficientes puentes.

Parece una locura, pero prefieren estar seguros de que son miserables, a arriesgarse a ser felices. No seas uno de ellos. Ábrete. Aprovecha las oportunidades. Corre libre. Para lograr cosas increíbles, debemos no sólo actuar, sino también soñar, no sólo planear, sino también creer.

Sé un soñador, un creyente, y un pensador valiente y alegre. Sé un motivador positivo, un hacedor productivo, y un buscavidas que mantenga su cabeza en las nubes y los pies en el suelo. Deja que el espíritu de la pasión y las posibilidades enciendan un fuego en tu interior para hacer algo que valga la pena hoy y todos los días, y no olvides difundir tu entusiasmo a los que te rodean.

4. Ser mejor que otros

El tamaño de nuestro universo se reduce dramáticamente cuando nos situamos en el centro (cuando pensamos que todos los demás son nuestra competencia) cuando pensamos que tenemos que ser más ricos, más inteligentes y más atractivos que la persona que está sentada al lado nuestro. Tal objetivo sólo mantiene a una persona alienada y corriendo sin descanso en el mismo lugar.

Ahora, por el otro lado, toma a una persona que no desee competir, que no esté tratando de ser más rico, o más inteligente, o más atractivo, que no tenga el menor interés en ser incluso mejor que nadie: Esa persona es libre. En pocas palabras: Compite sólo consigo mismo.

5. Más control sobre todo y todos

A veces ponemos demasiado interés en tratar de controlar todos los pequeños aspectos de nuestras vidas.

Aprende a relajarte y tomar el camino por el que la vida te manda de vez en cuando. Increíbles cambios sucederán en tu vida cuando decidas tomar el control sobre lo que sí tienes control en lugar de desesperarte por que no controlas.

Liberarte de tratar de controlar las cosas insignificantes e incontrolables te permite experimentar la bondad que te rodea. De hecho, las alegrías más grandes son a menudo sorpresas inesperadas que llegan cuando eres flexible y estás abierto a los giros y vueltas de la vida.

Desperdiciar tu tiempoPor Marc Chernoff

«¿Amas la vida? Entonces no desperdicies el tiempo, por que de eso es de lo que está hecho la vida.» Benjamin Franklin

Esta mañana recibí un e-mail de agradecimiento de una lectora llamada Hope. Ella nos dijo que nuestro blog y libro la ayudaron a motivarse en medio de un arduo proceso de recuperación luego de un grave accidente automovilístico ocurrido el año pasado. Aunque toda su historia es, ambas, desgarradora e inspiradora a la vez, esta línea me hizo detener y pensar:

«El momento más feliz de mi vida sigue siendo esa fracción de segundo hace un año cuando, mientras estaba aplastada bajo un auto de 900Kg, y me di cuenta de que mi marido y mi niño de 9 años, estaban fuera del vehículo y absolutamente bien

Momentos horribles como este nos obligan a reconocer qué es lo realmente importante para nosotros. En el caso de Hope, era su marido y su hijo. Y en el resto de su e-mail, habló sobre cómo su familia pasan ahora mucho más tiempo juntos, simplemente compartiendo historias, contando chistes, y apreciando la compañía del otro. «El accidente nos hizo dar cuenta de la cantidad de tiempo que habíamos desperdiciado todos los días en cosas que no eran importantes, los cuales nos impidieron pasar tiempo de calidad juntos», dijo.

Es difícil pensar en una historia como la de Hope y no preguntarse: «¿En qué necesito dejar de desperdiciar mi tiempo?»

Aquí tienes algunas cosas a tener en cuenta, y que he estado examinando en mi propia vida … Seguir leyendo »

Si estás pensando en invertir, debes tener claro a qué nivel de inversión quieres pertenecer, por lo que hemos preparado estos 7 niveles de inversionistas para que puedas identificar en qué nivel te encuentras a la hora de invertir.

1. Aquellos que no tienen nada que invertir
Gastan todo lo que ganan o más de lo que ganan. Aunque parezca increíble, hay muchos «Ricos» que se encuentran en éste nivel.

2. Deudores
Resuelven sus problemas financieros pidiendo dinero prestado. Entran en el mundo de la inversión con dinero prestado. No hay diferencia entre un inversionista de este tipo y un apostador. Invertir para él, es lo más parecido a un juego de azar. En caso de tener suerte, paga lo que debe. Si no tiene suerte, pide a José para pagarle a David. … Seguir leyendo »

Cuando Warren Buffett tenía 15 años, encontró una copia de “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie en la estantería de su abuelo.

Como Alice Schroeder escribe en su biografía del inversionista multimillonario, “The Snowball“, Buffett tenía dificultades para encajar en la escuela secundaria, por lo que el título era demasiado para resistirse.

Él comenzó a experimentar con las técnicas de Carnegie, y aunque Buffett ciertamente no se deshizo de su incomodidad social de la noche a la mañana, descubrió que todos los consejos del libro le funcionaban y lo arraigaban dentro de él.

Varios años más tarde, al comienzo de su carrera, tomaría un curso de Dale Carnegie que lo entrenó para superar su miedo a hablar en público y convertirse en un mejor comunicador utilizando los principios de Carnegie. Hasta el día de hoy, el diploma de la clase Carnegie es el único de Buffett en su oficina. Dijo en el documental de HBO “Becoming Warren Buffett”, que acredita las enseñanzas de Carnegie con la transformación de su vida.

“Cómo ganar amigos e influenciar a las personas” se publicó en 1937 y contiene algunos idiomas y referencias de fecha. Aunque nada en él es radical, sus ideas fundamentales son tan aplicables hoy como lo fueron durante la Gran Depresión o cuando un joven e inseguro Buffett recogió una copia.

Hemos resumido algunas de sus principales lecciones sobre cómo ser un líder agradable, persuasivo e influyente.

1. Evita criticar, condenar o quejarte

“Cualquier tonto puede criticar, condenar y quejarse, y la mayoría de los tontos lo hace”, escribió Carnegie. “Pero el carácter y el autocontrol requieren comprensión y perdón”.

Carnegie explicó que aquellos en posiciones de liderazgo deben reconocer cuando un subordinado no está cumpliendo con las expectativas o cuando el enfoque de un competidor es inferior al suyo, pero hágalo de una manera que reconozca lo que funciona, evita el resentimiento y fomenta la mejora.

2. Elogia los logros de los demás

“Las habilidades se debilitan bajo la crítica, florecen bajo el estímulo”, escribió Carnegie. Sé generoso con los elogios, pero solo de una manera genuina, aconsejó.

“Recuerda, todos deseamos aprecio y reconocimiento, y haremos casi cualquier cosa para obtenerlo”, dijo. “Pero nadie quiere falta de sinceridad. Nadie quiere adulación”.

3. Se empático

Carnegie escribió que “la única manera de influenciar a otras personas en la tierra es hablar sobre lo que quieren y mostrarles cómo obtenerlo”.

Se refirió a una cita del fundador de Ford Motor Company, Henry Ford: “Si hay algún secreto de éxito, se trata de la capacidad de obtener el punto de vista de la otra persona y ver las cosas desde el ángulo de esa persona y desde el suyo.”

4. Conoce el valor del encanto

El magnate del acero Charles Schwab afirmó que su sonrisa valía un millón de dólares, literalmente.

“Y probablemente estaba subestimando la verdad”, escribió Carnegie. “Para la personalidad de Schwab, su encanto, su capacidad para hacer que la gente le gustara, fueron casi totalmente responsables de su extraordinario éxito, y uno de los factores más deliciosos en su personalidad fue su sonrisa cautivadora”.

5. Anima a las personas a hablar de sí mismas

Carnegie dijo que la mayoría de las personas se relajan incluso en situaciones tensas si comienzan a hablar sobre lo que saben. A saber, ellos mismos.

Escuchar atentamente a alguien “es uno de los cumplidos más altos que podemos hacerle a alguien”, escribió Carnegie.

6. Sepa cuándo usar las sugerencias en lugar de las órdenes directas

Carnegie se enteró de que el industrial Owen D. Young, en lugar de ladrar órdenes a sus subordinados, los guiaría junto con sugerencias (“Podrías considerar esto…”) o preguntas (“¿Crees que esto funcionaría?”).

“Siempre le dio a la gente la oportunidad de hacer las cosas por sí mismo, nunca les dijo a sus asistentes que hicieran cosas, les permitió que lo hicieran, les permitió aprender de sus errores”, escribió Carnegie.

7. Reconoce tus propios errores

Los mejores líderes, dijo Carnegie, no se autodenominan, aparentando ser perfectos.

“Admitir los propios errores, incluso cuando uno no los has corregido, puede ayudar a convencer a alguien de cambiar su comportamiento”, escribió Carnegie.

8. Respeta la dignidad de los demás

Ya sea que los líderes les estén dando a los empleados una baja de categoría o los dejen ir, deben reconocer la dignidad de esa persona y no humillarla, dijo Carnegie.

E incluso desde un punto de vista práctico, continuó, es un favor del líder mantenerse en buenos términos con un empleado que no funcionó, ya que es posible que se crucen, e incluso pueden trabajar juntos, nuevamente.

9. No intentes “ganar” un argumento

Incluso si logras romper la discusión de otra persona, en realidad no logras nada. Carnegie citó un viejo refrán: “Un hombre convencido en contra de su voluntad / Aún tiene la misma opinión”.

Si estás buscando realmente persuadir a alguien, evita una discusión en primer lugar, dijo.

10. Se amigable, no importa cuán enojado pueda estar la otra persona

Es la naturaleza humana enfrentar la agresión con la agresión. Pero, dijo Carnegie, te sorprenderá lo que normalmente puedes lograr cuando tomas el camino correcto y mantienes la compostura mientras continúas tratando de persuadirlos, expresando aprecio por su punto de vista.

Por lo menos, el otro lado se avergonzará a sí mismo mientras te mantienes tranquilo y recogido.

11. Llega a un terreno común lo antes posible

“Comienza enfatizando, y sigue enfatizando, las cosas en las que estás de acuerdo”, escribió Carnegie. “Continúen enfatizando, si es posible, que ambos luchan por el mismo fin y que su única diferencia es de método y no de propósito”.

12. Haz que los demás piensen que tu conclusión es la suya

Nadie puede ser forzado a creer realmente en algo, escribió Carnegie, y es por eso que las personas más persuasivas conocen el poder de las sugerencias sobre las demandas.

Carnegie dijo que debes plantar una semilla, y cuando eso haya florecido, evita la tentación de atribuirte el mérito.

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Cómo convertirse en un capitalista

Dentro de unas semanas, en todo el país, la escuela comenzará para los jóvenes. El comienzo de clases es un momento agitado y emocionante para los padres, y uno de orgullo. Todos los buenos padres quieren darles a sus hijos una ventaja en la vida, y la sabiduría convencional dice que si les va bien en la escuela, es una de las mejores ventajas que le puedes dar a un niño.

Rara vez, sin embargo, nos detenemos y preguntamos: «¿Por qué?»

¿Qué les están enseñando a nuestros hijos las escuelas? ¿Es realmente la información que necesitan para tener éxito en la vida? ¿Están siendo enseñados a pensar por sí mismos y a resolver problemas? ¿O les están enseñando a cumplir órdenes y seguir las reglas? ¿Tendrán realmente una ventaja en la vida? … Seguir leyendo »

manejar emocionesCuando se trata de lidiar con emociones tóxicas y ataques de ira, pocos tienen más historias que Ken Lindner. Como agente de medios de personalidades como Matt Lauer de Today Show y Mario Lopez de Salvados por la campana, ha sido en repetidas ocasiones testigo de temperamentos exaltados.

De hecho, escribió un libro del tema Your Killer Emotions, en el cual ofrece consejos sobre cómo manejar las emociones y evitar tomar decisiones erróneas a partir de éstas –habilidades clave, tanto para fundadores de startups como para CEOs.

Te compartimos los mejores consejos de Linder para impedir que estas emociones tóxicas inunden el ambiente laboral en tu empresa:

Siempre ten una meta en mente

Antes de reaccionar pregúntate qué es lo que necesitas conseguir con toda interacción que realizas. Teniendo una misión es menos probable que las emociones nublen tu juicio.

No tomes decisiones cuando estés enojado

Nunca tomes una decisión de negocio importante cuando estés abrumado por las emociones. Aléjate, tómate un relajante tiempo fuera y piensa en lo que debes alcanzar. Después identifica los pasos que necesitas seguir.

Piensa en las consecuencias antes de actuar

Si haces algo impropio, las consecuencias pueden ser terribles. “Cuando piensas cómo podría afectarte (cómo podría dañar tu carrera, qué impacto tendrá para tu familia, tu estilo de vida y tu reputación), podrías detenerte y no hacerlo”, dice Lindner. Por eso, enfócate en las consecuencias positivas de las cosas y haz que ésas te impulsen a tomar buenas decisiones.

Retrasa los regaños

Muchas veces optamos por arreglar rápidamente las cosas para sentirnos mejor en el momento, como gritar, pero reaccionar de esta manera no es lo mejor en el largo plazo. Mantente disciplinado y realiza un plan de ataque.

Comunícate calmada y frecuentemente

Es importante que cuando haya un problema con alguien te sientes a resolverlo. Ver la actitud de la otra persona podría ayudarte a disipar tu enojo y permitirte entablar una conversación más productiva con ella. Además, cuando tú, como joven emprendedor, te tomas el tiempo para entender el punto de tu empleado o colega es más probable que te respeten.

Si eres tú, cambia

Si continuamente pierdes la razón o un comportamiento en particular te está generando malos resultados, podrías necesitar modificar tu actitud o eliminar ese comportamiento. Aunque es más fácil decirlo que hacerlo, podrías tener que admitir que el problema eres tú y que necesitas tomar ciertos pasos para corregirlo.

Conoce tus detonadores de personalidad

Por lo general, cuando las personas escuchan la palabra “detonador” la ven con una connotación negativa. Aunque esto puede ser cierto, estos detonadores también pueden tener consecuencias positivas. Como dice Lindner, estos detonadores “son cosas que te impulsan a tomar decisiones positivas”.

Una vez que las identifiques, guárdalas en tu cabeza para cuando te confrontes a ambientes de trabajo tensos.

Si te equivocas, aprende de tus errores

“El fracaso es un regalo”, dice Lindner. “Te enseña qué es en lo que debes seguir trabajando”. Si te equivocaste o estás actuando impropiamente, debes reconocer que cometiste un error y no ponerte a la defensiva.

mentePaz no significa estar en un lugar donde no hay ruidos, sin problemas ni trabajo duro. Paz significa estar en medio de todas esas cosas e igual mantener la calma dentro de nuestro corazón.

¿Recuerdas cuando bajas el volumen de la radio cuando necesitas pensar con claridad sobre algo complicado o confuso?

Lo mismo es cierto para tu vida en general. ¿Y el ruido que necesitas cortar para concentrarte? Ese es el ruido en tu cabeza; tus pensamientos de preocupación gritando más fuerte que tu mejor juicio.

Apagar la radio vuelve a enfocar tu mente y te ofrece una claridad cuando más la necesitas. Realmente no sabes cómo o por qué esto hace una gran diferencia, sólo sabes que lo hace.

Ahora es momento de aplicar esta misma estrategia para todos los otros ruidos en tu vida, empezando por el ruido en tu cabeza. Y si bien no es tan fácil como bajar el volumen de la radio, la buena noticia es que puedes relajar tu mente y entrenarla para pensar más racionalmente con simplemente recordarte a ti mismo hacerlo todos los días. Algunas personas lo llaman afirmaciones, o mantras, o convicciones, pero en cualquier caso estos recordatorios diarios te mantienen en el rumbo, al mantener los pensamientos pacíficos y productivos en tu mente, incluso cuando la vida se vuelve ruidosa.

Aquí tienes 40 citas que puedes usar como recordatorios para calmas tus pensamientos y tu mente:

1. Todo se crea dos veces, primero en la mente y luego en la realidad. Así que presta mucha atención a los pensamientos que tienes. Estos abrirán su camino para hacerse realidad.

2. No hay absolutamente nada en tu situación actual que te impida avanzar, un paso a la vez.

3. Preocúpate, y obtendrás lo que te preocupa. Trabaja, y obtendrás aquello por lo que trabajas. A menudo es así de simple.

4. No puedes dejar que un mal momento eche a perder un montón de buenos. No dejes que los pequeños y tontos dramas de cada día te tiren para abajo.

5. La felicidad es permitirte estar perfectamente bien con «lo que es,» en lugar de desear y preocuparte por «lo que no es.» “Lo que es” es lo que debe ser, sino no lo sería. El resto eres sólo tú discutiendo con la vida.

6. La frustración y el estrés provienen de la manera en que reaccionas, no de cómo son las cosas. Ajusta tu actitud de hoy, y la frustración y el estrés desaparecerán.

7. Sé positivo y sonríe ahora mismo, no porque todo este bien, sino porque puedes ver el lado bueno de todas las cosas.

8. Las mentiras sólo existen si crees en ellas. La verdad te hará libre al final. Siempre que la negatividad se apodere de tu mente, pregúntate: ¿Es verdad? ¿Puedo estar 100% seguro de que es verdad? (Y entonces deja que las mentiras desaparezcan!)

9. Ningún libro es sólo un capítulo. Ningún capítulo cuenta toda la historia. Ningún error define quienes somos. Sigue pasando las páginas que necesitas pasar.

10. Recuerda, dejar ir no se trata de tener el valor de liberar el pasado; se trata de tener la sabiduría y la fuerza para abrazar el presente.

11. El pasado no tiene absolutamente ningún poder por sobre el presente.

12. Ninguna cantidad de arrepentimiento puede cambiar el pasado. Ninguna cantidad de ansiedad puede cambiar el futuro. Sin embargo, cualquier cantidad de gratitud puede cambiar tu presente.

13. Reemplaza la frase «Tengo que» por «Voy a» cada vez que te sorprendas quejándote. Muchas de las actividades por las que nos quejamos son cosas que otros desearían tener la oportunidad de hacer.

14. Cuanta más belleza encuentres en viaje de otra persona, menos vas a querer compararlo con el tuyo.

15. Sentirte atascado es un sentimiento, no un hecho. Así que nunca asumas que estás atascado con las cosas como son. La vida cambia cada segundo, y tú también puedes.

16. En casi todas las situaciones, un poco más de voluntad para reconocer que puede haber algo que no sapas podría cambiarlo todo. Ve a un lugar nuevo, y un sinnúmero de oportunidades aparecerán de repente. Haz algo diferente, y todo tipo de nuevas grandes posibilidades surgirán. Mantén tu mente tranquila y en paz, manteniéndola abierta.

17. Ten cuidado de a quién le das el micrófono y el escenario en tu vida. No te limites a escuchar la voz más ruidosa. Escucha la más sincera.

18. Las personas más infelices en este mundo son las personas que más se preocupan por lo que piensan los demás.

19. Decirle sí a la felicidad y a la paz mental significa aprender a decirle no a las personas y las cosas que te hacen daño. Sé lo suficientemente inteligente como para ignorar la innecesaria negatividad que te rodea.

20. Cuando las personas subestiman tus sueños, predicen tu destino, o te critican, recuerda que te están contando su historia, no la tuya.

Día a día Antonio Silio, Omar “Guri” Martinez, Ana Galle, y muchos deportista reconocidos a nivel nacional que han nacido en nuestra ciudad realizan una intensa práctica, o lo que se denomina seguir un “Plan de Entrenamiento” para que su cuerpo rinda de acuerdo a las exigencias de cada una de las disciplinas que practican. Hoy estimado emprendedor lo invito a que se sume al éxito que ellos han logrado a través de una fórmula eficaz de administrar su tiempo. Como para ellos, para Ud. no será una tarea fácil, pero con entrenamiento observará semana a semana como mejora el uso del tiempo y cuantas cosas más puede logra.

“Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen R. Covey

(…) La administración efectiva consiste en empezar por lo primero. Mientras que el liderazgo decide qué es «lo primero», la administración le va asignando el primer lugar día tras día, momento a momento. La administración es disciplina, puesta en práctica (…) (Fragmento del libro). … Seguir leyendo »

dejar irTodas las personas buscamos lo mejor para nuestras vidas, de una u otra manera vivimos con la idea de que lo que estamos haciendo es lo que necesitamos para estar bien

Queremos disfrutar de todas las cosas, estar bien con nuestros amigos, parejas, compañeros de trabajo; además queremos poder acceder a lo que nos gusta, sin nos gusta salir, viajar, comer o ir de compras, queremos poder hacerlo sin estar pensando en si nos lo podemos permitir o no.

Esto esta bien, pero que ocurre cuando no nos sentimos a gusto con lo que tenemos, con lo que estamos viviendo, en estos momentos más que nuca debemos ser conscientes de que solo existe una manera de cambiar esto y es decidiendo actuar.

Trabajar por un cambio, estar conscientes de que el cambio para nuestra vida no es algo que ocurrirá desde afuera, si cambian mis compañeros, mi jefe, si el país esta mejor, si mi pareja es de otra forma, no, el cambio que buscamos tiene que nacer de nosotros, desde dentro hacia afuera.

En este post quiero hablarte de los procesos de cambio, de la necesidad de ellos, ya que no existe personas en este mundo que no tenga que lidiar con los cambios

La vida es cambio constante, nada permanece como esta, lo que hoy es correcto, mañana puede ser que no lo sea, lo que hoy nos gusta puede que mañana ya no; ahora bien esto solo es motivo de angustia si pensamos que los cambios no nos permiten ser felices, la realidad es todo lo contrario, solo si abrazas los cambios podrás ver la felicidad que nace en tu vida, la alegría, la abundancia en todos los sentidos.

Renovarse es vivir, lo que no cambia, muere; estoy seguro que has escuchado alguna vez en tu vida alguna de estas frases, sin embargo la parte más difícil e importante del cambio es que un cambio implica dejar ir lo viejo para dar espacio a lo nuevo.

Si no nos sentimos a gusto con lo que hacemos, en nuestros trabajos, con nuestras parejas, con nuestros amigos o con lo que estamos consiguiendo en la vida, quiere decir que necesitamos un cambio, pero este cambio implica dejar de hacer ciertas cosas, las cuales son las que te están colocando en el estado actual en el que estás.

Si quieres un cambio debes dejar lo que haces que produce tu sensación de incomodidad y empezar a moverte hacia nuevos lugares, nuevas acciones que te lleven a donde ahora has decidido que quieres estar en el futuro.

¿Por qué en el futuro?

Si bien el tiempo es una ilusión, solo el presente existe, donde estás hoy es fruto de lo que hiciste en el pasado, de lo que pensaste, de las decisiones que tomaste, de lo que no hiciste también frenada por miedos o dudas, etc.

El lugar a donde quieres dirigir tu vida es creado por lo que estés haciendo ahora mismo, ya que en el presente es el único momento donde tu tienes el poder y la responsabilidad para actuar y la única manera de saber lo que tienes que hacer es primero determinar lo que quieres para tu vida, y luego de definida la dirección comenzar a trabajar por ello.

Tanto si quieres ser un músico, un pintor, saber idiomas, es hoy cuando debes empezar a trabajar por eso que ya viste en tu mente, la imaginación juega un papel fundamental en tu vida, pues es en tu imaginación donde veras el lugar al que te diriges, puedo asegurarte que el lugar o el estado en el que hoy estas ya lo has visto antes en tu mente en el pasado y es por ello también que hoy estas así.

Ahora bien, volvemos a la parte mas importante del post y es que tienes que aprender a soltar lo viejo, de otra manera no podrás agarrar lo nuevo, no tendrás espacio en tu vida por mas que lo intentes, creo que como seres humanos tenemos la obligación de buscar lo que queremos, lo que necesitamos. Y más importante aun, creo también y estoy seguro de que cada persona tiene en si el potencial para hacer de su vida aquello que imagine.

Imagina a donde quieres ir primero y comienza a trabajar luego para llegar allí, estamos en un mundo material, nada se logra sin movimiento, la imaginación es una excelente herramienta para poder ver hacia donde nos dirigimos, pero la acción es el vehículo que nos llevara hasta ese lugar.

Recuerda siempre esto, soltar las cosas es salud, las ideas, las aparente ofensas, las cosas materiales que muchas veces nos perjudican y no nos dejan avanzar, etc. No quiero decir que algo no sea necesario, todo es necesario en su debido tiempo o momento, la vida evoluciona junto con nosotros, no de forma separada, por lo tanto si te aferras a lo viejo estas yendo en contra de tu propia naturaleza, y esto no puede terminar bien, lo sabes.

Como siempre te comento existe infinidad de información que pueden ayudarte a vivir mejor, a tomar mejores decisiones, la vida es posibilidad, y dentro de esto está todo lo que imagines y más, puedo recomendarte material para ello.

Cuando debamos dejar este mundo solo tendrán valor los momentos que realmente disfrutamos, el tiempo es limitado, no lo perdamos en tonterías ya que podemos trabajar en nosotros y elegir la vida que queremos llevar, jamás te voy a decir que es fácil, si te voy a decir que vale la pena por un lado y por otro estarás viviendo la vida que te mereces.

Espero que te resulte útil este post, te invito a dejar tus comentarios si quieres hacerlo, o compartir este post con otras personas a las que les pueda ser útil.

Un cordial saludo y lo mejor para tu vida.

Reibox BlogAunque tener un millón de dólares no es tan impresionante como lo era antes, todavía no es nada despreciable.

De hecho, la CNBC informa que en 2013 había 13,2 millones de millonarios sólo en los Estados Unidos.

Heck, uno de ellos, podría ser incluso tu vecino. De hecho, las probabilidades de que sea realmente tu vecino son altas.

– Pero, Len, no conoces a mi vecino. Ese tipo no se ve como un millonario.

Bueno, ¿Adivina que? Un millonario que es verdaderamente inteligente financieramente no es fácilmente reconocible.

1. Él siempre gasta menos de lo que gana

De hecho, su lema es: A la larga, es mejor ser anónimamente rico que engañosamente pobre.

2. Sabe que la paciencia es una virtud

Las probabilidades dicen que no te volverás millonario de la noche a la mañana. Si eres como él, tu riqueza se irá acumulando gradualmente si administras diligentemente tu dinero durante varias décadas.

3. Cuando vayas a su modesta casa de tres habitaciones y dos baños…

…Vas a terminar bebiendo café instantáneo en lugar de Starbucks

Y si necesitas un aventón, bueno, conseguirás un paseo en su sedán económico de diez años de antigüedad. Y si crees que eso lo hace avaro, pregúntale si eso le preocupa. (Pues no.)

4. Se dio cuenta rápido que el dinero no compra la felicidad

Si estás buscando el nirvana, necesitas enfocarte en lograr la libertad financiera.

5. Entiende que el dinero es como un niño pequeño; incapaz de manejarse a si mismo

Después de todo, no puedes esperar que tu dinero crezca y madure como debería sin que lo administres correctamente.

6. Es un gran creyente de pagarse a si mismo primero

Pagarte a ti mismo primero es un principio esencial de las finanzas personales y una gran manera de construir tus ahorros e inculcar disciplina financiera.

7. Si bien es posible hacerse rico gastando tu vida haciendo algo que no disfrutas, se pregunta ¿por qué haría eso?

La vida es demasiado corta.

8. Sabe que no planear es lo mismo que planear para fracasar

También sabe que los pocos millonarios que llegaron a ese hito sin un plan, llegaron allí por pura suerte. No es suficiente declarar simplemente que quieres ser financieramente libre.

9. Cuando llegó el momento de establecer sus metas de ahorro, no tuvo miedo de pensar en grande

El éxito financiero exige que tengas una visión que sea significativamente más grande de lo que puedes ofrecer actualmente.

10. Con el tiempo, se dio cuenta de que el trabajo duro a menudo puede ayudar a compensar un montón de errores financieros

– Y cometerás errores financieros.

11. Se dio cuenta de que las cosas pasan, es por eso que eres un tonto si no te aseguras contra el riesgo

Recuerda que la probabilidad de quebrar está siempre a la vuelta de la esquina y puede ser disparado desde múltiples fuentes: la muerte del sostén de la familia, un divorcio o una discapacidad que lleve a la pérdida del trabajo.

12. A pesar de que tiene un trabajo que le gusta, no tienen que trabajar más porque todo lo que tiene ya está pagado

– Y lo tiene pagado desde hace años.

13. No se impresiona…

…por que conduzcas un auto de lujo caro y vivas en una Mansión dos veces más grande de lo que tu familia necesita.

14. Después de estar seis meses pidiéndotelo, por fin dejo de esperar que le devuelvas sus tijeras para podar

Él se rindió y se compró unas nuevas el mes pasado. Sin embargo, no hay resentimientos; él se lo puede permitir.

Eso es todo. Ahora sabes lo que tu vecino millonario no te dirá.

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Hacer dinero a través del flujo de dinero vs. Ganancias de capital

La mayoría de la gente gana su dinero trabajando en un empleo y percibiendo un sueldo mensual. La gente hace esto porque es lo que se les enseñó a hacer, y también porque se siente seguro. Los ricos, sin embargo, no ganan su dinero de un trabajo o salario. En lugar de ello, ganan su dinero de sus inversiones.

La mejor manera de ganar dinero es como inversionista, pero la pregunta es, ¿cómo ganar ese dinero? Si tus ingresos mensuales como inversionista no viene de un trabajo, un salario, o de tu actividad, entonces, ¿de dónde viene? … Seguir leyendo »

Eliminar tus malos hábitos de dinero es el primer paso hacia la libertad financiera. Una vez que te deshagas de todas tus manías tóxicas con el dinero, ahorrar será mucho más fácil y automático. Te revelamos los 5 pasos para romper con tus malos hábitos financieros.

La mayor barrera para ahorrar no es un sueldo bajo ni un alquiler demasiado alto, sino tus malos hábitos financieros.

Las pequeñas decisiones financieras que tomamos cada día tienen un gran impacto a la larga. Si tienes la manía de comprarte un café todas las mañanas en vez de hacértelo en casa estás malgastando tu dinero.

Así, el hábito de pedir comida a domicilio cuando estás cansado, o salir a cenar día sí día también tampoco le hace ningún favor a tu bolsillo. O puede que tu mal hábito sea fundirte el sueldo en compras online. Sea cual sea es importante romper con ello.

Pese a suponer un gran esfuerzo inicial, una vez que consigas eliminar tus malos hábitos financieros te será mucho más fácil ahorrar dinero. Por ello, hoy te traemos los 5 pasos clave para que te deshagas de todas esas costumbres tóxicas que tienes con el dinero:

Identifica los malos hábitos

Como bien dicen, el primer paso es reconocer el problema. Empieza identificando 3 malos hábitos financieros – si intentas abordar todos a la vez probablemente solo te frustres y tires la toalla. Una vez los reconozcas apúntalos en un papel o en el móvil y repite en alto que vas a cambiarlos. También es recomendable que compartas tu decisión con un amigo o familiar para que sientas la presión y también el apoyo de estos.

Encuentra la raíz del problema

Es muy probable que el mal hábito no exista por si solo, sino que hay algo que lo provoca. Piensa en cuál es la raíz del problema, qué es lo que causa el gasto en un primer momento. Puede que siempre acabes comiendo fuera porque no te da tiempo a hacerte un tupper la noche anterior; o puede que simplemente no puedas resistir el olor a café y bollería que sale de la cafetería por la que pasas de camino al trabajo. Sea lo que sea, encuentra la causa y elimínala.

Adiós a los viejos hábitos, hola a los nuevos

Otra estrategia eficaz es reemplazar el mal hábito que acabas de eliminar, por otro bueno. Es un poco similar a cuando dejamos de fumar: muchos recomiendan reemplazar el cigarro por otra cosa, ya sea chicles o snacks sanos. Con los hábitos financieros sucede lo mismo, encuentra algo que hacer cada vez que sientas el impulso de llevar a cabo la costumbre mala para distraerte.

Identifica por qué quieres cambiar el hábito

Encuentra un motivo concreto por el que quieres cambiar tu mal hábito. ¿Te gustaría irte de vacaciones? ¿Quieres comprarte un ordenador? Sea lo que sea, recordar tu meta te ayudará a eliminar este mal hábito. Así, es recomendable que te recuerdes constantemente cuál es tu meta; puedes meter una foto que represente tu objetivo en la cartera, y así acordarte de ello cada vez que vayas a gastar.

Date recompensas

El último paso es decidirte cómo vas a recompensarte por tu esfuerzo. Si has conseguido dejar de comer fuera podrías darte el placer una vez al mes; así, en vez de pensar que has tenido que renunciar a algo podrás centrarte en que ahora lo disfrutarás aún más. Eso sí, no dejes que la recompensa entorpezca tu progreso o cree un nuevo mal hábito.

momentoJusto cuando termines de leer estas líneas surgirá una oportunidad ante ti. Tendrás la posibilidad de elegir y de realizar una pequeña acción (quizás, insignificante).

Aunque sea pequeña, esa acción tendrá sus consecuencias. Tal vez no las veas. Pero estarán ahí.

Dentro de una hora (sí, no hace falta más tiempo) tu vida habrá cambiado. ¿De qué manera? Eso depende de lo que vayas a hacer con este momento.

Dentro de una hora:

• puedes haber aprendido palabras nuevas;
• puedes haber sumado destreza en una habilidad;
• puedes haber estrechado el vínculo en una relación (con una llamada, un abrazo…);
• puedes ser más rico (si has guardado un poquitín de dinero);
• puedes estar mejor de salud (si has hecho ejercicio físico o te has tomado el descanso que necesitas, por ejemplo)…

Los cambios ocurren continuamente. Muchas veces, así, de un momento a otro.

De aquí a un año, tu vida habrá cambiado bastante. Dependiendo del uso que hayas hecho de tus momentos, se notará más el progreso en unas áreas o en otras.

Es posible que de una hora a la siguiente no se note la diferencia. Pero, ¿en un año? Seguro que sí. Prueba a escribir un diario, si no te fías. Ahí tendrás la prueba.

A mí esta idea me motiva muchísimo. Me sirve para sentirme afortunada de poder elegir (cuando puedo hacerlo). Porque sé que esas decisiones pequeñitas van a construir algo grande. Y sé que, si soy paciente, podré alegrarme con el cambio.

No sé si a ti te emociona esa oportunidad. Pero, aunque no sea así, estás eligiendo a cada momento.

Estás construyendo buena parte de tu futuro con esas decisiones pequeñas. Y, muchas de ellas, van a dar frutos grandiosos. Los verás en tu salud, en tu trabajo, en tus relaciones.

Vas a celebrar éxitos que están compuestos de días, horas e instantes en los que elegiste avanzar hacia ellos. Hasta el objetivo más grande, complejo o ambicioso se conquista así: momento a momento; una simple acción tras otra.

A ti te toca elegir en qué vas a sumar en el momento que sigue. Yo sumaré en salud (porque la mente me pide relax).

¿Y tú? ¿Qué vas a hacer con este momento?

finanzasEn la denominada Semana de la Educación Financiera, quienes de alguna u otra forma tienen relación con la intermediación del dinero se esforzaron por comunicar conceptos e información al público.

En mi rol de facilitadora de educación financiera considero que, además de admitir que aún demasiadas personas se encuentran excluidas del sistema financiero, también se debe fijar la mirada en la realidad de familias de clase media, trabajadores, profesionales universitarios e incluso empresarios que aún no son usuarios activos de la gran mayoría de herramientas financieras y bursátiles, no por falta de invitación sino principalmente por desconocimiento.

Algunos conceptos se conocen más por práctica que por manejo académico, así se utilizan cuentas corrientes, cajas de ahorro, tarjetas de débito o de crédito, préstamos, ahorros y, en una menor medida, las inversiones tradicionales.

Sin embargo, la mayoría de los usuarios desconocen cómo leer apropiadamente un extracto de tarjeta de crédito, cómo calcular una cuota partiendo de la tasa de interés (o viceversa), en qué se diferencia un depósito a plazo en un banco o financiera al realizado en una cooperativa, cuántas clases de acciones existen, qué son los bonos o qué dimensiones se deben analizar antes de realizar una inversión, solo por citar algunos ejemplos.

Entonces, si ampliamos más el lente por el cual observamos, podríamos encontrarnos con que numerosas familias que creen ser de clase media, que incluso están catalogadas como tales por la suma de sus ingresos mensuales, que viven con comodidades y que disfrutan de servicios privados de educación, vivienda y salud, en realidad permanecen atrapadas en una constante de trabajar arduamente para ganar dinero solo para que alcance hasta fin de mes, sin capacidad de ahorro y menos aún de inversión.

Quienes viven en una cárcel de oro sufren de una falsa ilusión de prosperidad pues, para adquirir los bienes y servicios que utilizan, hipotecan su presente productivo que tendrán que pagar en un futuro improductivo, a costa de no contar con los recursos mínimos que le garanticen la sustentabilidad de su calidad de vida.

Con este cristal, queda bajo la lupa de falta de educación financiera de la gran mayoría de la población, incluyendo a quienes vacacionan en playas extranjeras, manejan autos del año y envían a sus hijos a colegios con cuotas superiores al salario mínimo. No lo señalo como negativo, sino por el contrario, como preocupante.

Muchas veces, por desconocimiento se toman decisiones financieras erróneas, pues quienes no logran ahorrar tampoco se plantean invertir, al no invertir no generan rentabilidades y tampoco reinvierten; por ello, cuando dejan de trabajar se quedarán sin ingresos activos y tampoco dispondrán de ingresos pasivos.

Quienes se encuentren en esa situación no tienen la libertad financiera que les permita mantener la calidad de vida a la cual están acostumbrados y que hoy dan por sentado. Este riesgo es importante y lo más probable es que ni siquiera sean conscientes de ello. Para mí, este es el mayor costo y peligro de no estar financieramente educados. Sigamos hablando de dinero, así aprendemos a manejarlo mejor.

Vivimos en una cultura que ser enorgullece a si misma en su lucha por la libertad. Alardeamos de que es uno de nuestros más altos valores. Tanto que entramos en otros países para que también valoren la libertad. Damos lecciones sobre cómo encontrar la libertad.

Nuestras acciones y actitudes como sociedad cuentan una historia bastante distante a lo que predicamos. Hay muchos indicadores, obvios y sustanciales, que demuestran que no andamos sobre el mismo discurso que promulgamos. Sobre todo en cuanto a la libertad se refiere.

Todo esto sin entrar en guerras, derechos, políticas, despatarrados, que baño utilizar, derechos igualitarios para cualquier género, raza y ciudadanos, etc. No son temas en los que se necesite elaborar mucho más de lo que ya hay expuesto.

Lo que sí es menos obvio, es la forma sutil en la que esta sociedad minimiza la libertad en el campo emocional.

Estamos rodeados en una cultura incómoda con las emociones: con sentirlas, con expresarlas, con reconocerlas. De forma más precisa, nuestra cultura no logra aceptar (porque no comprende) las emociones “menos atractivas”: miedo, tristeza, ansiedad, resentimiento, lástima, ira o imperfección, entre otras.

La persecución de la felicidad es un principio elemental de nuestra sociedad. Si no vas detrás de la felicidad, debes tener problemas.

Vivir el momento es la tendencia de la publicidad. Si no estás en una terraza viviendo el presente. Algo estás haciendo mal.

Mostrar alegría es lo que se espera de ti. De lo contrario, si muestras vulnerabilidad, te rechazaremos.

Sanción cultural: ser brutalmente honesto

Para promover la búsqueda de la felicidad, la libertad, vivir el presente y hacerlo alegre, nuestra cultura sanciona cualquier forma de escape emocional.

Otras formas de escapar:

• Refugiarte en el trabajo.
• Aislarte en una montaña.
• Volverte un adicto a la gratificación instantánea de las redes sociales.
• Auto-proclamarte una persona ocupada.
• Sobre-entrenar.
• Leer 1 libro al día.
• Escuchar 5 podcasts y/o leer 30 artículos al día.
• Invertir más tiempo en Internet.
• Ir de compras.
• Comprobar tu bandeja de correo electrónico más de 15 veces al día.

Para ser un poco más claro, ninguna de las cosas que hay en la lista son buenas o malas. Depende el uso que le des.

Crear momentos de entretenimiento y distracción es saludable. Hasta cierto punto. El problema aparece cuando pasamos a preocuparnos de que podríamos utilizar un smartphone o Facebook / Instagram para escapar de la realidad.

He vivido esto de cerca en uno de mis últimos experimentos, acabo de estar 113 días aislado de las redes sociales. Hoy en el segundo día de estar “conectado”, me pregunto a mí mismo si merece la pena volver.

Al segundo día. Aún cuando estoy al 20% del rendimiento y dedicación al que solía estar antes del experimento. Fue el mismo motivo que me llevó al experimento de vivir sin smartphone por ocho meses.

Escapar no significa libertad

Cuando escapamos de algo, tampoco somos libres. Nos engañamos pensando que somos libres. Un prisionero que escapa de una cárcel acaba durmiendo con un ojo abierto, siempre alerta. Preguntándose cuándo será capturado de nuevo.

Escapar de la realidad a través de las redes sociales o derivados, solo nos evade de las paredes que podemos ver; no nos hace libres. Sabemos, dentro de nosotros, en algún sitio, que llegará el momento en el que nuevas emociones emerjan.

Social media o el email no son los enemigos, el enemigo está dentro de nosotros.

Aprende a bailar con el instante

Enseñarte a bailar con lo que llegue a ti puede ser incómodo, al principio.

Rechaza ser la persona que comparte sus más grandes miedos, pero rechaza también ser la que comparte sus más grandes éxitos. O por otro lado, comparte tus más grandes alegrías y también tus más grandes tristezas. Ser coherente con quien eres y lo que eres te hará libre. Ver las cosas como son te ayudará a ser libre.

Durante el experimento he aprendido a no ser más, pero tampoco a ser menos. He aprendido a ser lo que soy. He aprendido a ver las cosas como son. También he descubierto que las cosas no son ni buenas ni malas, solo son. Para bien y para mal, en perspectiva.

He aprendido cómo sentarme con mis sentimientos y frustraciones y conversar juntos. Aburrimiento, ansiedad, exuberancia, disfrute, plenitud, ira, resentimiento, indignación. Amor, soledad, duda, miedo, confianza, elación, insatisfacción. Esto ya valió los 113 días de experimento. Cuánto valor y realización y cuanto dolor al mismo tiempo.

Presumía de estar a gusto conmigo mismo, qué equivocado estaba. Ahora estoy empezando a saber qué es lo que estar conmigo mismo. Destapando, desatando y aceptando todas las partes de mi ser.

Encontrar la libertad

Tan pronto como aprendes a aceptar, estar y ser, empiezas a sentir ligereza. Entonces empiezas a desenmascarar la libertad. Encontrar la libertad de aceptar y expresar quién eres. Encontrar la libertad de fluir y dejar marchar expectativas, deseos y exigencias.

Entonces, solo entonces, las piezas del autodominio empiezan a encajar. En ese instante comprendes que:

• Solo puedes encontrar la libertad si intentas dejar de escapar.
• Libre es ser tu mismo/a.

No el tú hijo, amigo, pareja, profesional del marketing, consultor o nieto o cualquiera que sea la etiqueta que el mundo quiere que lleves. No tú como una marca, avatar o arquetipo. Y no unas iniciales que intentan categorizar.

El tú que está debajo de todas esas capas tan superficiales. El tú auténtico, el tú real. El humano de verdad.

Amable, cariñoso. Impetuoso. Salvaje. Cabezón. Ultradisciplinado. Sobrepensador. Instintivo. Indocumentado. Ignorante. Simple. Sencillo. Implacable. Incansable. Obsesionado. Emocional. Arriesgado. Inconscientemente consciente. Preguntador. Incómodo. Vulnerable. Abierto de mente. Disruptivo. Incrédulo. Estridente. Quito. Analista. Sobreexigente. Apartado. Solitario. Dudoso. Inseguro. Autocínico. Deliberado. Soy todas estas cosas y más.

Cuando dejas de escapar aprendes a crear espacio para todo esto. Incluso para partes de ti mismo que están en conflicto con otras partes. Sin embargo, cuando aceptas que eres en tu totalidad, deja de haber cualquier conflicto interno.

Para mí, esta la libertad definitiva: aceptar quien eres, sin disculpas o excusas.

Lucha primero por esta libertad.

Kim KiyosakiEstas semanas, veremos cómo, en bienes raíces, tienes una tremenda cantidad de control sobre tu inversión. A diferencia de otras clases de inversión, en bienes raíces tú desempeñas un papel protagonista en el éxito de tu inversión.

Razón #2 para invertir en bienes raíces – Control

Cuando inviertes tu dinero en una acción o una compañía, tienes poco que decir o impacto en el éxito y el valor de esa inversión. En la mayoría de los casos, le das a la empresa tu dinero y entonces esperas, mirando y esperando ver si tiene éxito. Si deseas aumentar personalmente el valor de la empresa, realmente no hay mucho que puedas hacer. Si comienza a fallar, no hay mucho que puedas hacer además de vender tu parte. Básicamente, estás en el asiento del pasajero.

En bienes raíces, por otro lado, estás en el asiento del conductor. Si compro una propiedad inmobiliaria, puedo aumentar personalmente su valor. Tengo el poder de hacer cambios en el edificio físico, comercializarlo con un letrero más grande, hacer mejoras en el paisaje o lograr una mejor gestión. Las posibilidades son infinitas. Hay mucho que puedo hacer y todo está bajo mi control.

Miedo al control

Hay un montón de personas que tienen miedo de tener mucho control sobre su inversión. Para empezar, es mucho trabajo. Si deseas mejorar tu inversión, tienes que trabajar y hacer los arreglos, lo que puede tomar mucho tiempo y esfuerzo.

Y si tu inversión falla, la única persona que tiene la culpa serás tú mismo. Eso puede ser mucha presión, y ese miedo a fallar detiene a mucha gente de invertir en bienes raíces, a pesar de lo lucrativo que puede ser.

Algunas personas incluso podrían preferir entregar su dinero a otros para que lo inviertan por ellos, saliendo del asiento del conductor por elección.

Controla tu dinero

Dejar tu dinero al azar no es un plan financiero sólido. Al final del día, ¿no quieres estar en el asiento del conductor cuando se trata de tu dinero y tu futuro?

VerdadesPor Angel Chernoff, De Therese Schwenkler

«La imperfección es belleza, la locura es genialidad y es mejor ser absolutamente ridículo que absolutamente aburrido.» – Marilyn Monroe

TÚ, amiga mía, eres sin lugar a dudas, incuestionable, extraordinariamente increíble y poderosa!

¿Ya te olvidaste de eso?

En caso de que estés atascada en un momento de confusión temporal, permíteme recordarte algunas verdades que tienes que empezar a decirte a ti mismo más a menudo … Seguir leyendo »

Robert Kiyosaki y Donald TrumpSer rico es un estado mental. Necesitas pensar como una persona próspera para convertirte en una persona próspera. Aquí tienes un resumen de los siete consejos que Donald Trump y Robert Kiyosaki exponen en la entrevista que les hicieron en la televisión: … Seguir leyendo »

robert kiyosaki padre ricoLa clave es tener el equipo correcto: Contrata a las personas con pasión por lo que hacen y que compartan tu visión

Frecuentemente, los empresarios me preguntan: “¿Cómo encuentro a las personas correctas?”. Y mi contestación siempre es: “Primero, deshágase de las personas equivocadas”.

Una de las tareas más difíciles y más importantes a la hora de emprender es elegir al equipo correcto. Hace un año, mi amigo se enfrentó a este dilema: su empresa se había creado rápidamente pero estaba estancada. Había contratado a un nuevo director y a un administrador, pero las ventas seguían bajas y el personal estaba aletargado. … Seguir leyendo »

¿Quién no querría despertarse sintiéndose un poco más animado y mentalmente más fuerte, listo para dominar el día siguiente?

Muchos de nosotros tenemos dificultades para hacerlo realidad.

No importa lo que hagas, despertarte un poco más alerta y mentalmente preparado para tu día puede tener grandes beneficios. Estás más dispuesto a abordar problemas difíciles, responder a esos problemas es mejor, y tienes más claridad y un mayor enfoque para lidiar con lo que sea que te depare la vida.

Si bien no hay un solo secreto para despertar mentalmente fuerte, en mi experiencia como madrugador, he encontrado varias técnicas que funcionan de maravilla.

Me levanto todos los días y pienso, ‘¡estoy respirando! Es un buen día.’

– Eve Ensler

1. Obtén la cantidad correcta de sueño

Fácilmente, el aspecto que más se pasa por alto al despertar agudo y preparado, obtener la cantidad adecuada de sueño para tu cuerpo va más allá de la sabiduría convencional.

La ciencia del sueño ahora cuenta con más de dos décadas de investigaciones respaldando afirmaciones de que el sueño es fundamental para la salud física, afectando las funciones corporales que van desde el rendimiento cerebral hasta el enfoque.

Entonces, ¿cuánto sueño necesitas? Si eres como la mayoría de las personas, unas ocho horas te irá bien. Sin embargo, la respuesta más técnica es entre 6 a 10 horas dependiendo de tu cuerpo.

Por lo tanto, es importante tomarse el tiempo necesario para realizar un seguimiento de cómo se siente tu cuerpo después de despertarte con varias horas de sueño hasta que encuentres el equilibrio adecuado.

2. Adopta una rutina nocturna

Esta es fácilmente una de las partes más importantes de prepararte para despertarte energizado y mentalmente fuerte. Al utilizar la combinación correcta de rituales nocturnos, puedes poner tu mente en el estado correcto para obtener un sueño de alta calidad y configurar tu subconsciente para darte un pequeño impulso cuando te despiertes.

Una rutina nocturna efectiva incluye cosas tales como meditación, lectura, diario y gratitud. Realmente, sin embargo, cualquier cosa que te tranquilice y te ayude a ponerte en el estado mental correcto antes de acostarte funcionará bien aquí.

3. Revisa los objetivos del mañana y cómo eso se conecta con tu visión

Me he levantado temprano durante aproximadamente siete años, comenzando alrededor de las 6:30 AM y trabajando hasta las 3:00 AM en un punto durante más de un año (aunque volví a las 4-5: 00 AM porque eso también fue áspero).

Y, durante ese tiempo, una de las maneras más efectivas que he encontrado para ayudarme a salir de la cama listo para enfrentar mi día es reflexionar sobre mis objetivos para el día siguiente y cómo se conectan con mi visión más amplia. Al hacerlo, dejas caer esos pensamientos e ideas en tu subconsciente justo antes de acostarte, donde hierven a fuego lento hasta que te despiertas.

Puedo dar fe del hecho de que, al usar esta técnica, siempre me despierto automáticamente y estoy más alerta que cuando no la uso. Específicamente, parece contrarrestar el efecto “zombie” que nos sucede cuando nos despertamos. Ya sabes, cuando estás casi con muerte cerebral y no puedes poner dos y dos juntos, y mucho menos recordar por qué tienes que despertar temprano.

4. Deja el día atrás

Le sucede a lo mejor de nosotros. Nos metemos en una pelea con nuestro mejor amigo, cónyuge o miembro de la familia o tenemos un día difícil en el trabajo y nos acostamos frustrados.

Acabas de acostarte exhausto y agotado emocionalmente, tan agotado que prácticamente está garantizado que no querrás levantarte cuando suene la alarma.

En su lugar, trata de resolver los conflictos antes de acostarte lo mejor que puedas. Esto no solo tienes que ser entre tu y otra persona, también puede significar llegar a un acuerdo con algo interno (ya sea porque la persona no está cerca o es realmente un asunto interno) para que puedas resolver tu mente antes de acostarte.

ArriesgarseAndrés Bosa Matos

He escuchado desde pequeño a muchas personas decir que el dinero siempre busca al dinero. Que los pobres nos quedamos como estamos y los ricos cada día tienen más. Que la gente asalariada juega la lotería para no tener que laborar más, pero nunca tienen suerte; en cambio un individuo adinerado da en el clavo varias veces, aún sin necesitarlo. Todos y cada uno de esos comentarios podrían tener un punto lógico y real, pero lo cierto es que la riqueza depende del punto de vista en que la veas. Porque a decir verdad, el dinero no lo es todo, sino un complemento necesario.

Partiendo desde el tema específico del dinero, siempre he pensado que la gran diferencia entre ser rico y ser millonario es que a éste último podrían llegársele a acabar sus millones si no sabe utilizarlos. Tal es el caso de algunas celebridades en el género de la música anglosajona. Mientras que la persona rica, en cada minuto podría tener más porque ha puesto al dinero a trabajar para él y no él para el dinero. Y no hay que ser un experto para ser rico, sólo se requiere visión, pasión, inteligencia y un constante monitoreo del ambiente que nos rodea día a día. … Seguir leyendo »

 

 

 

Subir »
FB