Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

sabes¿En qué momento pasó que nos desviamos del camino indicado?

Tal vez algunos dirán cuando nos volvimos rebeldes en la adolescencia, cuando nadie me enseñó el camino que tenía que seguir, cuando nunca me explicaron cómo se tenían que hacer las cosas.

Una habilidad que tenemos los seres humanos es que nunca dejamos de aprender, vamos creciendo todo el tiempo, adecuándonos a los cambios que se van dando en nuestra vida, pero en ocasiones, prácticamente siempre, a pesar de saber cuál es el mejor camino para hacer las cosas empezamos a complicarnos con pequeñeces que van afectando nuestra existencia.

Entre esas cosas que no debemos hacer están las deudas, el desorden, el consumismo excesivo, la procrastinación, la desobediencia, la impuntualidad y muchas cosas más, lamentablemente, todo esto se va volviendo parte de muchos de nuestros hábitos y en consecuencia invade todas las esferas en las que nos vemos envueltos diariamente.

Afortunadamente dentro de ti está la respuesta, tú sabes lo que tienes que hacer, pero puede que te encuentres un poco perdido, o tal vez crees que ya no hay nada por hacer, pero encuentras un blog, un libro, un método o un sistema y crees que para ti ya no hay solución, sin embargo tampoco pierdes nada con tratar, porque muy dentro de ti te gustaría evitar todas esas cosas que no te dejan avanzar.

Ya que empiezas a percibir una ligera mejoría te espantas y vuelves a caer en la rutina anterior, resistiéndote al cambio y todo porque requiere de algo de esfuerzo y disciplina, además que esperabas que todo fuera un poco más sencillo, la cosa fue que te esforzaste y quisiste resultados rápidos, cuando la realidad es que te pasaste mucho tiempo adoptando lo negativo.

Ahora sabes que tienes que ir con calma, que poco a poco verás más resultados positivos e irás reprogramando tus hábitos de conducta, tú sabes lo que tienes que hacer, pero en cierta forma creíste que llegar al equilibrio sería más simple y lo es, solo que hubo resistencia porque en algún momento te desviaste, como todos los demás.

Lo que estoy diciendo ¿Es la verdad absoluta? No lo sé, leyendo esto tú sabes lo que tienes que hacer, si estás en el supuesto buscarás otros elementos para leer y tal vez vayas adoptando nuevas ideas, retomando tus principios y haciéndote de nuevos valores.

Es tan simple que cuando menos te des cuenta estarás acercándote a un nuevo tú, pero no pudiste verlo antes porque no estabas enfocado hacia eso, siempre supiste el verdadero camino, pero ahora ya sabes que si tienes que surcarlo, no es tan difícil es como decir: Si sacas algo lo guardas de nueva cuenta en su lugar, si quieres ser mejor solo tienes que adoptar el software mental adecuado.

Robert KiyosakiPadre rico a menudo hablaba sobre los inversores sofisticados.

“Un inversionista sofisticado es un inversor que entiende cada uno de los diez controles de los inversores”, decía. Él consideraba que estos diez controles fueron la clave para hacer grandes sumas de dinero en los mercados.

La semana pasada compartí los primeros cinco controles para maximizar el éxito de las inversiones. Esta semana quiero compartir contigo las últimas cinco.

Control del Inversor #6: Control sobre operaciones de intermediación

Los inversores sofisticados que tienen influencia sobre la inversión pueden dirigir la forma en que la inversión es vendida o expandida.

Como inversores externos de otras empresas, los inversores sofisticados realizan un seguimiento cuidadoso del rendimiento de sus inversiones y le indican a sus corredores cuando comprar o vender apropiadamente.

Muchos inversores de hoy dependen de sus corredores para saber cuándo comprar y vender. Eso no es sofisticado. Es una tontería.

Control del Inversor #7: Control sobre el E-T-C (Entidad, Tiempos, Características)

“Después del control sobre ti mismo, el control sobre el E-T-C es el control más importante,” decía padre rico. Para tener control sobre la entidad, los tiempos y las características de tus ingresos, necesitas entender sobre corporaciones, seguridad y la ley tributaria.

Padre rico realmente entendió los beneficios ofrecidos a través de elegir adecuadamente la entidad, con el fin de año correcto, y convertir la mayor cantidad de ingresos ordinarios en ingresos pasivos o de cartera como sea posible. Esta estrategia combinada con la capacidad de leer los estados financieros lo ayudó a construir su imperio financiero más rápidamente.

Control del Inversor #8: Control sobre los términos y condiciones de los acuerdos

El inversor sofisticado tiene el control sobre los términos y condiciones de los acuerdos que él o ella hace en nombre de la inversión.

Por ejemplo, cuando intercambio y vendo varios de mis pequeñas casas por un pequeño edificio de apartamentos, uso la ley impositiva (Sección 1031 en U.S.) que me permite diferir la ganancia. Con eso no tengo que pagar impuestos por la venta porque yo controlé los términos y condiciones del acuerdo.

Control del Inversor #9: Control sobre el acceso a la información

Como inversor insider (interior), el inversor sofisticado tiene control sobre el acceso a la información.

Aquí es donde el inversor tiene que entender los requisitos legales de información privilegiada impuestas por la SEC en los Estados Unidos (otros países tienen organizaciones de supervisión similares).

Control del Inversor #10: Control sobre cómo devolver

El inversor sofisticado reconoce la responsabilidad social que viene con la riqueza y la devuelve a la sociedad. Esto puede ser a través de donaciones de caridad o filantropía. Algunos lo hacen a través del capitalismo, creando empleos y expandiendo la economía.

¿Estás listo para convertirte en un inversor sofisticado?

dudasLo entiendo. Ser emprendedor no es cosa fácil y también sé lo difícil que es siempre mantenerse positivo.

La forma en la que te hablas a ti mismo afecta tus resultados en el mundo real. Si insistes en ser negativo contigo mismo créeme que podrás convertir un posible éxito en fracaso, así que relájate y date una oportunidad.

Esto no quiere decir que tienes que hacerte afirmaciones diarias frente al espejo todas las mañanas (que tampoco te haría daño), lo que te quiero proponer es que a la hora de fabricar tu “auto diálogo” rechaces lo que no te aporte y lo sustituyas por algo realmente útil.

Ya tienes suficientes retos al momento de iniciar un negocio como para complicarte más ¿no lo crees? Lo que realmente necesitas son porras y gente que te apoye ¿por qué no empiezas por ti mismo?

Estos son algunos ejemplos de pensamientos negativos que pueden estar alejándote del verdadero éxito:

1. “Voy a fracasar”

Evidentemente lo harás si te sigues diciendo eso. Además, no tienes las estadísticas a tu favor ya que los números arrojan que la gran mayoría de startups suelen no tener éxito. Date cuenta que es la forma en la que ves los desafíos lo que hace la diferencia.

Así que solamente tienes dos opciones en cuanto al pensamiento del fracaso: eres de los que crees que va a fallar o te consideras la excepción. Te sugiero que optes por última opción, es mucho más saludable.

2. “Soy un mal líder”

Aunque la mayoría piense que tiene todo para serlo, nadie es un líder nato.

Recuerda que hay diferentes tipos de buenos dirigentes, realmente no necesitas copiarle a nadie para encontrar tu propio estilo. Claro que hay muchos emprendedores que no manejan bien el liderazgo y es por eso que contratan a un CEO para que se encargue de ese asunto.

3. “No soy un emprendedor real”

No hay una certificación o licencia que te permita convertirte en un emprendedor. Incluso la definición de ser “emprendedor” sigue dando de qué hablar ya que no se trata de cumplir una serie de criterios para serlo, así que no te intentes definirte cómo tal.

Si tú quieres empezar un negocio ya estás en el camino de emprender. Es hora de que salgas del caparazón y te vuelvas el líder que estás destinado a ser.

4. “Soy un pésimo vendedor”

Créeme que para ser un vendedor “natural” necesitas ser una persona muy especial, pero eso no significa que no puedas aprender y trabajar esas habilidades.

Hoy en día no solo basta con ser el mejor “vendedor” en el piso, ahora ya necesitas saberte vender a ti mismo, incluyendo tu negocio y los servicios que ofreces.

5. “Es que no sé si lo valgo…”

Si tú crees que “no lo vales” ¿por qué alguna persona sí debería de creerlo?

Muchos de los emprendedores no tienen fe en sí mismos y eso solo los llevará a un lugar: el fracaso. Deja de enfocarte en tu “valor” y ponte a trabajar en tus metas. Aunque no lo creas, esta “estimación” es muy subjetiva, mejor presta atención a tus objetivos.

Te verás metido en demasiadas conversaciones negativas así que si yo fuera tú le empezaba a dar la bienvenida a toda clase de apoyo, especialmente el propio.

Vivir Mejor¿Qué sabes ahora que te hubiera gustado saber durante tu primer trabajo?

La pregunta perfecta para hacer durante una conversación en algún evento social; e hicimos rodar la pelota preguntándole a seis mujeres exitosas qué les dirían a sus yo más jóvenes ahora. ¡Entérate!

1. Aléjate de las comparaciones

“Durante mi último año en la universidad, cuando todas mis amigas y yo empezamos a buscar trabajo, me mantuve comparando mi nuevo puesto y potencial salario con el de mis amigas. Terminé con un gran primer trabajo al salir de la universidad, pero si pudiera darle un consejo a alguien sobre buscar su primer trabajo, sería que el viaje de cada uno es diferente.

La carrera de todos los demás correrá a un ritmo diferente a la tuya y eso está bien! Es una carrera hecha para ti, no para todos los demás.”

– Arielle Sobel, senior PR asociado, Betterment.

2. Rodéate de gente brillante

“En mi primer trabajo trabajé en un laboratorio científico como la única desarrolladora web dentro de un equipo de físicos. Al ser la única persona en mi equipo con mi particular rol (desarrollo web), no tenía a nadie que pudiera ofrecerme la mentoría y orientación que necesitaba.

Cuando comencé mi primera empresa, Packlane, definitivamente lamenté no haber tenido a nadie en mi lista de contactos de mi trabajo anterior a quien pudiera acudir en busca de asesoramiento o me ayude a hacer contactos. Es realmente importante enfocarse en la gente con la que vas a trabajar y qué tipo de redes harás cuando inicias un nuevo trabajo.”

Miriam Brafman, fundadora de Packlane

3. Se flexible y adaptable

“Cuando salté por primera vez en mi primer ‘trabajo real’ como asistente de marketing en una empresa de equipos científicos, acababa de graduarme con una licenciatura en ciencias médicas, y había pasado la mayor parte de mi tiempo en laboratorios de ciencia hasta ese momento. No tenía ni idea de lo que era el marketing y nadie en la oficina tenía experiencia en marketing como para guiarme.

Una de las primeras cosas que hice fue inscribirme en la escuela nocturna para saber exactamente de qué se trataba el marketing. Y ahí despegó mi carrera; así que se flexible, abierta a las oportunidades, y nunca dejes de aprender.”

Amy Schofield, directora de marketing de POLISH Artisan Nails

4. Piensa en la creación de redes como tu primera actividad

“Tus habilidades son tan importantes como a quién conoces. No puedo enfatizarlo lo suficiente cuando hablo con mis amigos, colegas, hermanos y primos más jóvenes. Tomé una decisión consciente hace un par de años de ampliar mi red de contactos personal para poder llevar mi carrera al siguiente nivel, ya que estaba en la transición de trabajar como chef a trabajar en tecnología alimentaria espacial.

A medida que construyes tu red, haz conexiones genuinas que funcionen como una calle de doble vía, como cualquier buena relación. Si estás pidiendo asesoramiento y que te presenten contactos, debes asesorar y presentar tus contactos también. Leí en Your Network is your Net Worth de Porter Gale (tu red de contactos es tu valor), y es una afirmación que descubrí que es real en el lugar de trabajo.”

– Jessica Young, desarrollo de negocios y gerente de operaciones en Daily Harvest

5. No temas preguntar

En el comienzo de tu carrera estás en una fase de aprendizaje, así que es un buen momento para hacer todas las preguntas que desees hacer.

Al principio de mi carrera, recibía una asignación e iba a trabajar sin pedir muchos detalles, porque pensaba que ya tenía que saberlo todo, y pensaba que preguntar me haría parece incompetente. Simplemente trabajaba en mi pequeño espacio vacío y esperaba estar haciendo lo correcto, lo que aumentaba mi ansiedad. Cuanta más experiencia ganaba, menos miedo a preguntar tenía. Hago un montón de preguntas ahora, y animando al equipo a buscar ayuda, tropezamos con algunas de nuestras mejores ideas.”

– Catalina Cronenberg, la marca y las comunicaciones gerente, Roomi

6. Comparte tus pensamientos e ideas

“Yo solía pedir disculpas por ocupar un espacio, y ahora me doy cuenta de que no necesitaba hacer eso.

Mereces ocupar un espacio y tener opiniones. No es necesario decir que eres “sólo un interno,” o “nueva aquí” antes de compartir tu análisis profesional u opinión. Fuiste contratada porque tu jefe sabía que podías hacer el trabajo. Los demás sabrán respetar tus pensamientos cuando tu misma demuestres que los respetas.”

– Erin Matson, escritor político y co-fundador de la organización sin fines de lucro Reproaction

Nelson MandelaEl 5 de diciembre de 2013 falleció a los 95 años Nelson Mandela, el pionero del anti-apartheid y ex Presidente de Sudáfrica.

Mandela es considerado uno de los más grandes líderes del mundo.

Después de pasar 27 años en prisión durante el gobierno del apartheid de Sudáfrica, Madiba (como lo conocen en su país) se convirtió en el primer presidente de raza negra en sus primeras elecciones multirraciales, en 1994.

Fue un predicador de la paz, el perdón y la unidad racial. Dirigió el país durante cinco años hasta 1995 y dedicó el resto de su vida a trabajar para la caridad.

Por eso te compartimos ocho frases de liderazgo para recordar su legado:

“No es valiente aquel que no tiene miedo, sino el que sabe conquistarlo”

“La mayor gloria no es nunca caer, sino levantarse siempre”

“Un verdadero líder usa cualquier problema, no importa qué tan serio o sensible sea, para asegurar que al final emerjamos más fuertes y más unidos que antes”

“Es muy fácil romper y destruir. Los héroes son aquellos que hacen la paz y construyen”

“Todos pueden superar sus circunstancias y alcanzar el éxito si están dedicados y apasionados por lo que hacen

“Aquellos que se manejan con moralidad, integridad y consistencia no le temen a las fuerzas de la inhumanidad y la crueldad”

“Lo que cuenta en la vida no es el simple hecho de haber vivido. Es qué diferencia hemos hecho en la vida de los demás lo que determina el significado de nuestra vida”

“No es mi costumbre usar las palabras a la ligera. Si 27 años en prisión nos hicieron algo, fue a usar el silencio de la soledad para hacernos entender qué tan valiosas son las palabras y cómo los discursos impactan la forma en que las personas viven y mueren”

tablero de mandoUna vez tuve la oportunidad de viajar en la cabina de un avión grande y apreciar en detalle lo que es la última media hora de vuelo y su aproximación final en un viaje internacional.

En esa experiencia aprendí en vivo y comprobé lo que varias veces he vivido en el mundo empresarial y no tenía presente que era exactamente igual a estar en la cabina del piloto viviendo la preparación para el aterrizaje y la ejecución del mismo. Sin embargo, de la experiencia saqué algunas conclusiones y reflexiones extraordinarias, que ahora quiero compartir.

Curiosamente hay mucha actividad en esos momentos y mucha comunicación con lo que para uno, que no es aviador, se llama la torre de control.

La torre indica que hay que cambiar el curso y sobrevolar una zona distinta a la programada, habla con otro par de aviones que vienen aproximándose, hace cambiar altura y velocidad, el piloto dialoga y el copiloto también, ambos mueven botones o los oprimen y cambian números. El piloto mueve palancas, el avión gira sigue descendiendo.

La verdad es que sobre las nubes, por la ventana del piloto, no se ve nada. El reto es claro…hay que navegar por instrumentos y todo lo que los aparatos registran o indican, es lo que tienen el piloto y el copiloto para hacer su tarea. Desde luego tiene el mando de la aeronave y pueden hacer que ella obedezca sus mandatos en forma instantánea (Aumentar o disminuir altura o velocidad o cambiar el rumbo).

Mientras miraba las actividades del piloto y el copiloto, la cantidad de relojes o medidores que llevan al frente en la cabina, las conversaciones con la torre de control y las acciones de verificación o de cambios, pensaba en las empresas, asumí que tenía una empresa que era un solo avión y me pregunté qué tan cerca estamos de ese claro ejemplo de manejo, seguimiento y control del resultado de un proceso que nos lleva de un objetivo a otro en un tiempo record, con condiciones variables y con un buen número de restricciones.

¿Será que los modernos tableros de mando y Balance Score Card nos acercan a lo que vi en la cabina del avión?
¿Tenemos una torre de control que nos da instrucciones?
¿Tenemos algo que se acerque al llamado “Piloto automático”?
¿Tenemos un plan de vuelo que podemos verificar minuto a minuto, qué preparación tenemos para enfrentar una emergencia? ¿Hemos hecho horas certificadas en un simulador empresarial?
Cuando se da una orden ¿Se cumple?

¿Que tal un piloto negociando con el avión para bajar la velocidad o para subirla? ¿O para bajar de altura o subirla o para girar 30 grados a la derecha? ¿O que tal un piloto pidiendo permiso para enfrentar una tormenta o manejar una falla mecánica? ¿O un aterrizaje de emergencia que tenga que consultarlo con los “Altos mandos del exterior” que no están disponibles? ¿Que tal que el piloto ordene a la tripulación hacer algo y ellos se queden pensando o no obedezcan o lo hagan media hora después o no estén de acuerdo? ¿Y si el piloto no le hace caso a la torre de control?

Asuntos como los que menciono con las preguntas que acabo de hacer, son los que precisamente pasan todos los días en las empresas e impiden obtener resultados. El tablero de mando es vital e ilustra en qué condición estamos, pero se trata de mucho más…

La información que se necesita para saber cómo vamos en las empresas no se obtiene a tiempo y en algunas organizaciones tarda días en conseguirse con algún grado de confiabilidad no muy alto. Muchísimas veces se navega en las empresas sin una torre de control o sin las famosas radio ayudas que guían el curso definido o programado.

Desde luego en las empresas no hay piloto automático. Bajar o subir altura o velocidad no es un asunto inmediato. En muchos planes empresariales se sabe cuando se inicia pero no hay certeza de cuando termina. Muchas veces se sabe cuánto se ha consumido en recursos, cuando ya es tarde para reaccionar.

¿Y que pasa con nuestra tripulación en las empresas?
¿Cumplen las órdenes de inmediato?
¿Están todos debidamente entrenados?
¿Saben qué hacer en una emergencia?
¿Tienen disciplina?
¿Se ayudan unos con otros?
¿Tienen clara su misión?
¿Tienen claro que ellos son la empresa frente al cliente?
¿Manejan bien y para propósitos del negocio, los activos que se les ha confiado?
¿Saben que primero es lo primero?
¿Saben que el tiempo es clave y es limitado?

 Nuestra tripulación empresarial no responde adecuadamente a las preguntas que acabo de hacer…

Por otro lado, que me dicen del alistamiento de la nave, prepararla para que salga a tiempo y no falle, para que lleve lo necesario en el vuelo, para que esté limpia y bien lleno el tanque de la gasolina y revisados todos los elementos y funciones vitales, para que la tripulación llegue con tiempo suficiente para prepararse para un buen viaje. ¿Será que en nuestras empresas tenemos todo funcionando así? ¿Todo está planeado, programado, verificado y se cumple a la perfección?

Podemos buscar explicaciones y decir que el símil con un avión no es exacto y que nuestra empresa no es comparable…Pero la verdad es que la reflexión que acabo de hacer, sirve para evidenciar que la industria de la aviación tiene mucho para enseñarnos y nos lleva una buena delantera en logros, resultados, precisión, calidad, procesos, control, manejo de emergencias, minimización de riesgos, capacitación, servicio al cliente, etc.

La aviación no es la industria perfecta, pero mirar en detalle un avión grande que vuela de un destino a otro, como si ese avión fuera una empresa nos da una perspectiva que facilita analizar lo que nos falta por tener o realizar, dónde estamos hoy y lo mucho que podemos avanzar.

Cualquier tablero de mando debe ser capaz de contestar una sola pregunta respecto al objetivo perseguido en un tramo parcial cualquiera de nuestra trayectoria, que para realizarla correctamente hay que dividirla en trayectos menores. La pregunta en cualquier minuto es simple… ¿Cómo vamos?…

¿Tenemos la respuesta? Si la tenemos podemos tomar decisiones y con base en ella una acciones, de lo contrario hay que quedarse quietos o decidirse a obrar a ciegas…Las dos son un riesgo para la tripulación, los pasajeros y el avión, ¿no le parece?

Creo que vale la pena tomar acciones en nuestra empresa, para poder contestar la pregunta clave… ¿Cómo vamos? Si en un avión no se puede contestar en cada segundo, aterrizar va a ser muy difícil…

0928-liberarsePor fin lo hiciste, lo hiciste y como si de una operación de cataratas se tratara, empezaste a ver claro, se desprendió esa neblina existente ante tus ojos.

Fue duro, porque nunca imaginaste mostrarte vulnerable, nunca supusiste llegar a decir no a nada, y es que tenías que rozar la perfección o ser la misma perfección encarnada.

Pero hoy soltaste carga, te mostraste como eres, con tus luces y tus sombras, dejaste ver la persona que hay en ti oculta tras un sin número de disfraces, tras un cúmulo de corazas que escondían lo que tu pensaste que te hacía débil y que es, precisamente, aquello que te convierte en persona y en faro de tu propio camino.

Supiste también decir no, y lo hiciste consciente del precio que pagabas por ello, y estuviste en disposición de la renuncia para decirle  a la Vida, para decirte  a ti, para ponerte por vez primera, desde hace ya demasiado tiempo, en cabeza de tu lista de prioridades.

Fue complejo porque para ello debiste tomar consciencia de quien eres en realidad, fuera de los estatus, los roles y los apegos que son, al cabo, no más que un conjunto de ropajes que no dejaban percibir tu esencia, tu parte vital, tu luz.

Has hecho tu elección, y la elección es también renuncia al camino que ya no será, y aceptación al camino que ya es y al que vendrá.

Hoy miras a tu espejo y te reconoces en él ¿cuánto hacía que no era así? Quizás veas miedo, quizás valentía, tal vez orgullo por dejarte Ser por vez primera, sin necesidad de la aceptación previa de los otros. Hoy has soltado amarras con el destino que has decidido, sin más brújula que tus valores.

Primero oyes su sonido, después elevas la vista al cielo y ves pasar ese avión en el que tantas veces habías volado, sonríes y sigues tu camino; hoy parte el vuelo hacia tu interior y para ese viaje, lo mejor es ir con poco equipaje y soltando lastre.

¿Cuál has decidido que sea tu destino?

tere cazola“No hay secreto para el éxito, hay que trabajar con disciplina, constancia, pero sobre todo disfrutar lo que se hace, compartir con la gente que está cerca de ti, ser feliz es lo más importante, incluso en tu negocio, para que no dejes de vivir por trabajar, sino logres una labor integral”, expresa Teresa Cazola Bravo.

La empresaria yucateca, quien tomó la decisión que determinó su futuro y la de su familia, cuando dejó la docencia y se entregó a su pasión por la repostería.

Sin miedo, y contando como capital su tenacidad y 250 pesos en efectivo, emprendió hace 30 años su proyecto de vida, que hoy la ubica como una marca icónica de la identidad yucateca, un souvenir fundamental de los visitantes y un sabor arraigado en los habitantes del Estado.

Desde que alguien da el primer paso dentro de las instalaciones de su negocio, sabe dónde está; el aroma dulce, a mantequilla, azúcar y por ratos a chocolate, reafirma a los sentidos que se encuentra en los terrenos de Teresa Cazola Bravo, fundadora de una de las empresas de repostería fina más importante en el sureste, con presencia nacional y miras al mercado extranjero, se trata de la Procesadora Cazola S. A. de C. V. y Comercializadora Cazbra S. A. de C.V, mejor conocida por su marca “Tere Cazola”.

Agradecida con la vida, comparte sus experiencias a través de agrupaciones, cámaras empresariales y universidades y apoya causas altruistas que ayudan a sectores vulnerables, además de ser colaboradora de la Fundación “Save The Children”.

Rompe la zona de confort

Los primeros maestros de la vida están en el hogar, el aprendizaje es significativo y puede marcar la vida de los hijos, en todos los sentidos.

“Mi mamá hizo que nosotros siempre cumpliéramos, por nada del mundo podíamos faltar a la escuela, ni dejar de hacer la tarea; siempre ir limpios, listos, llegar a tiempo; ella fue una mujer muy tenaz y eso se aprende desde la niñez”, recordó.

Con esa base, el talento y la idea de comenzar a hacer pays para vender y ayudar mejorar la economía familiar, en 1985, ejerció su labor como maestra de secundaria y madre de cuatro hijos, comenzó un pequeño negocio de repostería de medio tiempo, con un capital semilla de 250 pesos, y su gusto y conocimiento empírico del tema.

Inició con dos sabores de pays y actualmente oferta 90 productos diferentes. En su etapa temprana, la empresa operó durante seis años en su casa, luego por la alta demanda, se pasó a un predio cercano y poco a poco su crecimiento llegó al punto de la consolidación de la planta procesadora, con tecnología de punta para su industria.

“Las decisiones son difíciles de tomar, pero como la repostería es mi hobby, me encanta, es algo que disfruto hacer y haría aunque no me pagaran, entonces cuando mi producto tiene éxito desde el primer día y diariamente aumentó la demanda, y el éxito, entonces la decisión era obvia, ya se estaba dando la respuesta”, abundó.

Destacó que dejar su puesto de profesora, con horario, sueldo fijo y prestaciones, para iniciar un negocio con extenuantes jornadas dedicadas a lo que le apasionaba, fue un costo que volvería a pagar.

“La familia compartía comiendo todo, ellos son mi más grande motivación, se peleaban por comer algo, y si me descuidaba se comían hasta lo del cliente, era la más grande señal de que todo iba bien porque a mis cercanos les encanta. Todo se fue dando; no descuidé a mis hijos, tuve el apoyo de mi madre, mis hermanos, mi padre, todos cooperaron”, agregó.

Disciplina

“La base es la disciplina, conjugar la familia, mi formación, el negocio… todos son retos. Si para lograr un objetivo tenía que despertarme a las cinco de la mañana y dormirme a las 12 de la noche, lo hago, no tengo problema con ese aspecto, puedo trabajar hasta más de 14 horas, pero con un objetivo, sabiendo qué es lo que quiero lograr, lo demás es fácil, sólo hay que hacerlo”, apuntó.

Destacó que para lograr el éxito no hay atajos, hay que trabajar y en ese sentido, el equipo que labora con ella tiene esa misma visión, porque promueve esta cultura a través del ejemplo.

Su historia llamó la atención de organizaciones y medios de comunicación, pero también de instituciones como “Endeavor México”, que la contactó para ser parte de los Emprendedores de Alto Impacto, que reciben mentoría de alto nivel para lograr un desarrollo más sólido.

Es por ello que su aportación y percepción de los negocios quedó documentado en el libro “Emprender, la nueva Cara de Yucatán”, editado por esta agrupación de presencia mundial.

“Soy disciplinada, no soy una persona que descuide algún área, soy de trabajo fuerte, de alimentación sana, ejercicio, meditación, leer libros de superación; de estar, para vibrar un poco más alto y estar en un punto de equilibrio. Soy muy exigente conmigo misma y será una consecuencia que te sientas mejor. Si eres exigente y trabajas, siempre tienes una respuesta positiva segura”, abundó.

De esta manera construyó un concepto de éxito, basado en tener excelencia en la calidad y cuidar al cliente, la persona más importante de la empresa. Es así como su producto es solicitado en otros estados y países. Actualmente está en proceso de consolidar la estructura para dar el siguiente paso: franquiciar.

Compartir para crecer

Desde los inicios de su negocio y para honrar los valores aprendidos en casa, respecto a ser agradecida con la vida y compartir para crecer desde el interior, se involucró como patrocinadora de diferentes causas altruistas que favorecen a sectores vulnerables.

Además es colaboradora constante de la Fundación “Save The Children” y pertenece a la Fundación del Empresariado Yucateco (FEYAC).

También comparte desde la experiencia para inspirar a otros a quitarse el traje de miedo y ponerse el traje de emprendedor.

De esta manera impartió conferencias por invitación de la Confederación Patronal de la República Mexicana, capítulo Mérida, la Universidad del Valle de México, “Endeavor” y pláticas sobre el tema de superación personal en el interior del Estado.

“No hay secreto para el éxito, hay que trabajar con disciplina, constancia, pero sobre todo disfrutar lo que estás haciendo, compartir con la gente que está cerca de ti, ser feliz es lo más importante, incluso en tu negocio, para que no dejes de vivir por trabajar, sino logres una labor integral”, concluyó.

Super ExitososDrew Houston se encontró con el éxito a una muy temprana edad.

El multi-millonario de 33 años de edad fundó Dropbox, un servicio de alojamiento e intercambios de archivos en la nube, a los 24. En enero del 2014, cuando la compañía fue valorada en $10 mil millones, Houston se unió al ranking de multi-millonarios de Forbes, donde todavía tiene un lugar.

Pero en una reciente entrevista con Adam Bryant del The New York Times, Houston contó que le dijo a los estudiantes durante su discurso del 2013 en una graduación en el MIT, su alma mater, que si tuviera una hoja de trucos (machete) que pudiera darse a sí mismo a los 22, tendría tres cosas en ella: “una pelota de tenis, un círculo, y el número 30.000.”

La pelota de tenis, dijo, se trata de encontrar eso que te enamora.

“Las personas más exitosas y los emprendedores más exitosos que conozco están todos obsesionados con solucionar un problema que realmente les importa,” dijo Houston. “Yo uso la pelota de tenis para esa idea debido a mi perro, quien se pone así de loco, con la obsesión en su rostro cuando le lanzas la pelota.”

El círculo, por su parte, se trata de la idea de que “Eres el promedio de tus cinco amigos más cercanos, así que asegúrate ponerte en un ambiente que logre lo mejor de ti.”

Y, por último, el número 30.000 trata sobre sacarle el máximo provecho de tu vida.

Sobre eso dijo: “Cuando tenía 24 años, me encontré con este sitio web que decía que la mayoría de las personas vivían cerca de 30.000 días, así que tienes que hacer que cada día cuente.”

excusasNo creo que conozcamos a alguien que, a propósito, no quiera ser exitoso. Alcanzar sus ambiciones. Tener una vida increíble.

Pero, ¿cuántas personas realmente lo consiguen? ¿Cuántas personas lo quieren? ¿Cuántas personas están tan enfocadas en sus sueños que nada los distrae de alcanzarlos? No muchos, me imagino.

En el pasado nos hemos puesto excusas, aún sin proponérnoslo. Han pasado a formar parte de nuestro vocabulario, y por ende, parte de nuestra vida. Siempre hemos querido ser exitosos. Y nuestras excusas nos estaban asegurando que nunca lo seríamos.

He aquí algunas de las excusas que se han usado, y que seguramente hemos usado, en el pasado:

1. No tengo tiempo

No tenemos suficiente tiempo porque nos la pasamos haciendo otras cosas. Viendo televisión, viendo los últimos acontecimientos en Twitter, viendo la vida de los demás en Facebook. Es decir, haciendo cosas verdaderamente importantes (¿?).

Ahora bien, ¿esas cosas nos hacen realmente felices o nos llevan hacia la vida que realmente deseamos? No. Sólo nos relajan y nos ofrecen maneras placenteras de posponer las cosas.

¿Es una excusa válida? No, por supuesto que tenemos tiempo. Sólo que lo empleamos haciendo cosas irrelevantes.

2. No tengo dinero

La verdadera pregunta acá es: ¿por qué no tenemos suficiente dinero? Porque no hemos ahorrado. Porque hemos gastado más de lo que hemos ganado. Porque gastamos en comidas rápidas, ropa y alcohol.

Realmente, teníamos suficiente dinero, Sólo que lo estábamos gastando en cosas que nos dan placer en el corto plazo, en vez de invertir en ganancias a largo plazo.

Entonces, ¿la excusa es válida? No. Teníamos suficiente dinero, pero decidimos malgastarlo.

3. No es realista.

No es realista ser millonario. No es realista inventar el iPhone. No es realista crear el Internet.

Espero que estemos entendiendo la idea. Ninguna de esas cosas es realista. Al menos no para mucha gente. Solemos pensar muchas cosas que no son realistas.

La idea de vivir una vida de ensueño, por ejemplo. Y solemos considerarlo, claro está, pero sólo como un sueño. Y nunca nos detenemos a pensar en cómo conseguirla. Y nos asustamos. Si lo pensamos, debemos planificarlo. Y si lo planificamos, podemos realmente ponerlo en práctica.

Da miedo, ¿verdad? Muchas personas piensan así, y lo que realmente da miedo es que mucha gente se conforma. Porque sus sueños no son realistas. ¿Caeremos en la misma trampa?

¿Es esta excusa válida? Por supuesto que no. Realista es una opinión. Si necesitamos cambiar de opinión, pues cambiemos.

4. Estoy cómodo donde estoy

Cómodo no es igual a feliz. Hicimos y continuamos haciendo cosas que son fáciles, seguras y aburridas porque estamos “cómodos”. Eso es una ilusión. ¿Cómo podemos estar cómodos si es aburrido?

La razón por la cual seguimos haciendo las cosas es porque estamos seguros del resultado, que no es igual a estar cómodo y no es igual, definitivamente, a ser felices. Estamos cómodos porque conocemos el resultado. Pero no estamos siendo estimulados. Ni motivados, Ni nos estamos divirtiendo.

Entonces, ¿es válida la excusa? No realmente. Estamos, de cierta manera, cómodos. Pero, ¿estamos creciendo? ¿Nos estamos moviendo hacia adelante? ¿Somos felices? No.

5. No puedo hacerlo

¿Lo intentamos? ¿Odiamos el pensar en el fracaso? ¿El problema no sería que en realidad no queríamos hacerlo, y no que no podíamos hacerlo?

Vivimos con un miedo permanente al fracaso. Pensando que no somos lo suficientemente buenos. Y puede ser peor que rendirse, porque nos imaginamos el resultado aún antes de intentarlo. Eso no tiene sentido. ¡Qué locura! No nos molestamos ni siquiera en explorar el por qué pensamos que no podemos hacerlo, o por qué al menos no lo intentamos.

Así que, ¿es válida la excusa? No. Estamos dejando que corra el miedo por nuestras vidas, en vez de tomar el control y hacer lo que de verdad queremos.

Conclusión

Estas excusas están mal, porque nos están evitando alcanzar, o empezar, cosas que fueron muy importantes para nosotros. No podemos creer que seremos afamados pintores. O escultores. Pero eso está bien, porque no nos importa. Nos gustan las pinturas y las esculturas, pero no hay manera que alguna vez pintemos o hagamos una escultura por trabajo o por placer.

Y la razón por la cual no somos felices es porque ser exitosos, en la manera en que queremos ser exitosos, es algo que jamás alcanzaremos si seguimos usando estas excusas.

Dejaremos de usar las excusas cuando nos demos cuenta y admitamos quiénes somos en realidad y qué es lo que de verdad queremos. Después de eso, sabremos que podemos hacerlo. Eso es realista. Lo merecemos. Y está bien para nosotros ir y alcanzarlo.

Contestemos estas sencillas preguntas para ir pensando:

¿Cuál es el beneficio de usar una excusa?
Cuando dejemos de usar excusas y empecemos a progresar, ¿cómo nos sentiremos?
¿Dejarías que tus hijos usaran excusas?

primer añoPara ser honesto, es difícil. No todo es glamour y brillo.

Uno no llega a la fama en un par de meses, ni conduce un McLaren, tiene fiestas con celebridades de Hollywood y toma baños en billetes de cien dólares.

De hecho, estás de suerte si sobrevives.

Afortunadamente hay algunos secretos básicos para la supervivencia. Los emprendedores sobreviven siguiendo estas reglas.

Mantén tus ojos en la meta

Si no sabes cuál es el objetivo, no tienes una meta o no puedes definir bien cuál es tu objetivo, detente.

Vas a renunciar, pero ni siquiera tienes una meta. ¿Cómo es una buena meta?

Algo en lo que crees
Una causa más grande que tú
Algo que beneficie a la humanidad
Algo que requiera mantenerte presionado cada día
Algo que es realmente inalcanzable
Algo que se puede cuantificar o medir

Anota tu meta. Mírala todos los días. Léela en voz alta. Esto te permitirá seguir adelante.

Cree en lo que estás haciendo

Es probable que hayas oído hablar de los tipos como Elon Musk, que dijeron que preferirían morir que renunciar a sus sueños. O tal vez has escuchado a emprendedores apasionados hablar de trabajar toda la noche, dormir en su oficina y comer comidas rápidas porque están obligados a trabaja en sus negocios.

Esos no son hábitos saludables, pero no cabe duda que ese sea el tipo de compromiso que un emprendedor debe de tener.

¿De dónde viene ese tipo de compromiso? Es algo más que una ética de trabajo loco. Se trata de creer en algo con una fe inquebrantable. Si sabes que lo debes hacer, simplemente lo harás.

Busca apoyo

La mayoría de los seres humanos necesitan un poco de amor y apoyo a lo largo del camino. Los emprendedores no son diferentes.

Encuentra una comunidad de apoyo que te empuje, te anime, te alimente y te diga que va a funcionar.

Aprende a amar el riesgo

El riesgo no va a desaparecer. Vas a comerlo en el desayuno todos los días. El verdadero riesgo no es la decisión de iniciar un negocio. Cualquiera puede hacer eso. El verdadero riesgo se encuentra en tomar más y mayores retos todos los días en tu negocio.

No es arriesgado embarcarse en un sueño. Es arriesgado jugar con millones de dólares de inversionistas, colocar en una situación poco favorable los empleos de tus trabajadores y afrontar las consecuencias económicas.

Mantén la comodidad con la incomodidad

La incomodidad es un nuevo status quo. Ya sea que se trate de problemas de salud, estrés mental o una crisis de nervios, debes aprender a estar cómodo con ello, aunque muchas veces no lo sea.

No hay atajos o trucos para superar la incomodidad. Es omnipresente e ineludible. Puedes, sin embargo, estar más cómodo si la ves como una buena señal. El malestar demuestra que tú estás presionado más allá de tu zona de confort, lo que hace que las cosas sucedan.

Vive ajustado

Los emprendedores tienen que aprender a vivir ajustados antes de vivir en grande. Muchos de los aspirantes a emprendedores han estado, literalmente, sin hogar, o han trabajado en empleos con salario mínimo antes de que experimentaran el éxito.

Chris Gardner tuvo que vivir en las calles antes de hacer crecer su negocio. Algunos emprendedores desafían a otros viviendo en su coche durante al menos un año.

No dejes que la anticipación de futuras recompensas te engañe y haga pensar que puedes vivir como un rey en ese momento. No se puede, así que no lo hagas.

Rompe el horario

Incluso la mayoría de los emprendedores con voluntad de hierro necesitan tomar descansos. Date un poco de espacio de vez en cuando. Mantén el compromiso o experimentarás el agotamiento.

Come, duerme y haz ejercicio

Si eres un emprendedor, es casi seguro que no tengas tiempo para hacer más que tu rutina diaria. Pero, es importante hacer tiempo para comer bien, dormir lo suficiente y hacer alguna clase de ejercicio. Estas tres cosas son las que te ayudarán a mantener tu capacidad.

Mantener la forma, es la clave para mantenerte con éxito.

Puede parecer una pérdida de tiempo dormir hasta siete horas por noche, comer alimentos frescos o correr, pero estas ‘pérdidas de tiempo’ son, en realidad, ahorradores de tiempo. Ellos te dan resistencia, claridad mental y la energía que necesitas para sobrevivir y tener éxito.

Nadie dijo que era fácil emprender. Nadie prometió éxito y nadie dijo que tener espíritu empresarial iba a ser un juego de niños.

El éxito es alcanzable. Sé consciente de lo que tienes en contra y prepárate para la supervivencia.

Tú tienes esto.

Super ExitososLas personas trabajan por dinero y para ganarse la vida. Esa es la realidad. Si no ganamos dinero, no podemos satisfacer nuestras necesidades básicas como una vivienda, alimentos y ropa.

Sin embargo, no debes dejar que el dinero te controle. De lo contrario, nunca podrás encontrar la felicidad y la satisfacción.

El problema hoy es que la mayoría de las personas trabajan en empleos que no les gustan sólo para ganar dinero. Creen que si ganan el dinero suficiente como para comprar coches caros, ropa, electrónicos, etc, serán felices. Sin embargo, se olvidan de una cosa. El dinero no puede comprar la felicidad.

Soy partidario de seguir tus pasiones y ganar dinero a través de hacer lo que te gusta. Si no, puedes chocar con algunos de los siguientes problemas en algún momento de tu vida.

1. Nunca ganarás dinero suficiente

Incluso si eres el empleado mejor pagado por tu nivel en tu empresa, aún así te sentirás mal pagado. Por lo tanto, siempre te quejarás por tu salario y hablarás sobre cómo a otra persona le pagan mucho más y que tú merecerías ese salario. Como resultado, quedarás infeliz e insatisfecho.

2. Frecuentemente saltarás de trabajo en trabajo

Dado que no eres feliz y te sientes mal pagado, querrás buscar otras empresas que quieran pagarte más. Por lo tanto, te encontrarás frecuentemente saltando de trabajo en trabajo.

Al principio, puede que seas feliz por un rato ya que conocerás personas nuevas y será un ambiente nuevo. Sin embargo, una vez que te acostumbres a él, el encanto se irá y te encontrarás buscando nuevos puestos de trabajo de nuevo a menos que este nuevo trabajo sea tu verdadera pasión en la vida.

3. Tendrás más deudas

Una vez que te gradúan de la universidad y consigas un trabajo, tendrás que trabajar para pagar tus cuentas.

Entonces, probablemente querrás comprarte una casa. Como resultado, terminarás con una hipoteca con décadas de largo y tendrás que trabajar para pagar esa hipoteca. Además de esto, tendrás que mantener tu estilo de vida y comprar el teléfono inteligente más reciente o ir a Europa en las vacaciones.

Como puedes ver, estarás confiado con tus gastos ya que crees que podrás pagarlos más tarde. Esto pronto puede convertirse en un círculo vicioso donde recibes tu salario y lo utilizas para pagar los intereses de tu deuda. Como resultado, quedarás atascado en tu muy bien pagado empleo, el cual no te gusta, ya que es la única solución para pagar tus deudas.

4. Te convertirás en un esclavo del dinero

Como puedes entender del punto tres, después de un tiempo el dinero empieza a controlarte a ti en vez de tú controlar al dinero y, por tanto, te descubrirás convirtiéndote cada vez más en un esclavo del dinero.

No olvides que el dinero no es lo más importante en el mundo. Por lo tanto, no pongas al dinero en el centro de tu vida. Ve por lo que te mantenga vivo y te excite en la vida.

organizacionesEn Innova consideramos que hoy en día, las iniciativas de cambio cultural en las organizaciones implican hacerse cargo de tres dimensiones básicas:

Acción efectiva:

Una primera dimensión se relaciona con la generación de las acciones necesarias para alcanzar los resultados buscados. Esto implica básicamente desarrollar capacidades de coordinación, impecabilidad en el cuidado de los compromisos.

Una palabra clave en este dominio es alineamiento. La efectividad y la eficiencia implican poder alinear esfuerzos de manera de utilizar adecuadamente los recursos y ser capaz de aprender permanentemente para mejorar los resultados.

El alineamiento se relaciona con todas las iniciativas que orientan a la organización hacia la mejora continua de sus procesos internos y la sintonía de dichos procesos con los propósitos y estrategia de la empresa, las comunicaciones y otras características culturales clave que generan la consistencia entre el comportamiento individual y el organizacional.

El alineamiento entonces, mantiene a una organización enfocada y en movimiento hacia un conjunto fijo de aspiraciones. En las organizaciones orientadas al alineamiento predomina el mejoramiento continuo.

Preguntas clave en este dominio: ¿Qué puedo hacer diferente la próxima vez para mejorar los resultados? ¿Cómo puedo mejorar mis conversaciones para mejorar los resultados?

Creación de valor:

Existe un segundo dominio en el que el foco es diferente, se relaciona con la flexibilidad para advertir nuevas formas de crear valor que incluso pudiera llevar a una reorientación estratégica de la actividad de personas, equipos o la organización entera.

Este foco entiende que la fuente de diferenciación más sustancial para sostener la competitividad de las empresas se relaciona con la posibilidad de innovar continuamente para lograr satisfacer clientes de manera singular, y en muchos casos dicha innovación puede incluso llevar a la generación de nuevos mercados.

Esta flexibilidad puede ser adaptativa cuando intenta dar respuesta a cambios en el contexto, o creativa cuando impulsa la invención de nuevas posibilidades a través de la innovación.

Preguntas clave en este dominio pueden ser: ¿Qué quiere lograr mi cliente? ¿Qué oferta puedo inventar para ayudar a mi cliente?

Inteligencia colectiva:

Un tercer dominio que ya consideramos insoslayable es el de la producción de inteligencia colectiva. Hoy en día las tecnologías sociales posibilitan la generación de espacios online en los que muchas personas pueden conversar y colaborar en forma simple y efectiva.

Estos espacios se transforman así en escenarios organizacionales en los que se extiende y profundiza cualquier iniciativa de cambio que se emprenda, ya que no implica límites (ni presupuestarios, ni de localización) a la participación de todos los integrantes de una organización. Estos escenarios se transforman así, en potentes agentes de fortalecimiento de comunidades y cambio cultural.

Preguntas clave en este dominio pueden ser: ¿Qué tipo de escenario online me ayudaría a potenciar la intervención organizacional? ¿De qué maneras puedo movilizar la comunidad online para extender y profundizar la intervención?

Así para nosotros cambiar una organización implica generar nuevas capacidades de acción efectiva (coordinación), nuevas formas de creación de valor (flexibilidad) y nuevas formas de despliegue de inteligencia colectiva (colaboración).

¿Ustedes como lo ven? ¿Necesitarían algunos de estos cambios en sus organizaciones?

0918-30-desafios-lograr-grandezaTodo el mundo piensa en cambiar el mundo, pero muy pocos piensan en cambiarse a sí mismos primero.

¿Qué tan decepcionado estarías si llegarás al final de tu vida y descubrieras que fuiste hecho para ser grande mientras te quedaste ahí esperando?

Es hora de vivir el presente, ponerte a prueba, y cambiar las cosas para mejor!

¿Vas a ser capaz de cambiarlo todo? No. De hecho, habrá un montón de cosas que quieras cambiar pero que no podrás hacerlo. Pero tú sí puedes cambiar!

Incluso cuando ya no eres capaz de cambiar una situación, tienes el reto de cambiarte a ti mismo. Y eso marca toda la diferencia en el mundo.

Con esta sencilla verdad en mente, estos son los desafíos que te propongo para el próximo mes; una lista de tareas positiva para los siguientes 30 días de grandeza personal:

1. Cuando comience un nuevo día, desafíate a sonreír genuina y agradecidamente.

2. Cuando no consigas lo que quieres, desafíate a apreciar el hecho de que hay un montón de personas en este mundo que nunca tendrán lo que tienes ahora.

3. Cuando aferrarte ya no parezca razonable, desafíate a apreciar el hecho de que en la vida nada es permanente, y a darte cuenta de que una vez que abrazas eso, podrás hacer casi cualquier cosa que desees ya que no estarás tratando de aferrarte a nada.

4. Cuando te sorprendas a sí mismo pensando que el pasto del vecino es más verde, desafíate a regar el pasto en el que estás parado.

5. Cuando no puedas controlar lo que te está pasando, desafíate a controlar la forma en que respondes a lo que te está pasando; en tu respuesta está tu poder.

6. Cuando parezca que los problemas se apilan, desafíate a hacerles frente a estos problemas de manera positiva.

7. Cuando parezca que hay pocas esperanzas, desafíate a encontrar alguna.

8. Cuando el camino parezca demasiado duro, desafíate a reconocer que no hay absolutamente nada en tu situación actual que te impida avanzar, un pequeño paso a la vez.

9. Cuando te sorprenda a ti mismo pensando demasiado las cosas, desafíate a decidirte y dar un paso adelante.

10. Cuando estés completamente seguro de lo que te traerá el futuro, desafíate a hacer un mejor y más positiva uso de tu presente.

11. Cuando tengas dos buenas opciones, desafíate a ir con la que más te asuste, porque esa es la que te va a ayudar a crecer.

12. Cuando vayas a hacer algo (cualquier cosa) desafíate a hacerlo con entusiasmo y devoción.

13. Cuando otros te digan que tus ideas son locas, desafíate a hacer lo que sientas que es correcto de todos modos, a que no te importe que tus metas parezcan locas para los demás, y a recordar que son las ideas locas las que a menudo tienen el mayor impacto.

14. Cuando tengas un montón de excusas de por qué no puedes lograr hacer algo, desafíate a enfocarte en todas las razones por las que debes hacer que suceda.

15. Cuando te encuentres deseando la gratificación instantánea, desafíate a admitir que si pudieras tenerlo todo instantáneamente, no valdría la pena tener nada; por que el valor real de los logros está en lograrlos.

16. Cuando cometas errores, desafíate a aprender de ellos, reírte de ellos, y no perder ni un minuto en resultados del pasado que no puedas controlar.

17. Cuando te encuentres tratando de controlar demasiadas cosas, y por lo tanto disfrutando demasiado poco, desafíate a dejar ir, relajarte, respirar profundamente y apreciar “lo que es” por un rato.

18. Cuando haya innecesario drama y negatividad a tu alrededor, desafíate a mirar hacia otro lado.

19. Cuando tu propia negatividad trate de detenerte, desafíate a recordar que tienes el control de la forma en que ves la vida, y entonces usa tus problemas y frustraciones para motivarte en lugar de para molestarte.

20. Cuando te encuentres corriendo en el mismo lugar intentando arreglar y luchar contra lo viejo, desafíate a construir y hacer crecer algo nuevo en vez de ello.

21. Cuando hacer las cosas incorrectas es más fácil, desafíate a hacer lo correcto, incluso si nunca nadie lo sabrá – porque tú sí lo sabrás.

22. Cuando te descubras rezando por una vida más sencilla, desafíate a rezar por la fuerza para soportar una difícil que valga la pena vivir.

23. Cuando todo parezca revuelto y precipitado, desafíate a dar un paso atrás para poder ver las cosas con claridad de nuevo.

24. Cuando conozcas a alguien nuevo, desafíate a ser paciente con ellos, prestarles atención, y recordar que todos los que conoces tienen algo importante que enseñarte.

25. Cuando no te agrade alguien, desafíate a identificar alguna inseguridad dentro de ti que se esté activando.

26. Cuando alguien te trate mal, desafíate a tratarlos con amabilidad y respeto de todos modos – no porque sean agradables, sino por que tú sí lo eres (y entonces aléjate de ellos si es necesario).

27. Cuando una situación negativa se ponga emocional, respira profundamente, y desafíate a recordar que la paz interior comienza en el momento en que decides no permitir que ninguna otra persona o evento controle tus emociones.

28. Cuando alguien que conozcas esté perdido, desafíate a ayudarlo a encontrar su camino.

29. Cuando un amigo se caiga, desafíate a ser el primero en extenderle una mano.

30. Cuando cada día acabe, desafíate a valorar que has dado tu mejor esfuerzo.

Vivir Mejor¿Qué mejor manera de aprender que de aquellos que han estado allí y lo hicieron?

En un hilo reciente de Reddit algunas personas comparten cosas que lamentan haber hecho (o no hecho) en sus 30s.

Ya sea que estés a punto de embarcarte en el apasionante viaje de los 30s o llegando a su final, aprende de los que lo conocen.

1. Los “debería”

Te sentirás presionado socialmente en tus 30 años, más que nunca, pero no dejes que los “debería” te detengan. Es probable que estés constantemente preocupado porque deberías tener una casa, deberías tener hijos, deberías estar casado, o deberías tener una carrera estable.

Descarta todas esas expectativas, y vive la vida de la manera que te haga más feliz. No te sientas como un fracasado sólo porque tu vida esté desviada de lo “normal”; tienes una sola vida para vivir, así que vívela a tu manera.

2. No pasar tiempo con tus padres

Un lamento común que muchas personas en sus 30s tienen no es pasar tiempo con sus padres mientras son lo suficientemente jóvenes como para participar activamente. Placeres simples como salir a caminar, viajar, o incluso tener una conversación puede ser más difícil de hacer una vez que tus padres envejezcan.

3. Poner el trabajo primero

Algo a tener en cuenta en tus 30s: si pones primero el trabajo, te vas a arrepentir. Pasa tiempo con las personas que amas, porque esos son momentos preciosos que ni el dinero ni el ascender por la escalera corporativa podrán superar.

4. Pasar tiempo en la negatividad

Y pensabas que esas personas negativas desaparecerían de tu vida en tus 30s. No, puede que alguno quede ahí dando vueltas, así que no desperdicies tu tiempo en ellos. Ten cuidado de las personas que no te hagan sentir bien contigo mismo, y reevalúa tus relaciones con ellos.

Ten cuidado de pasar tu tiempo con pensamientos negativos y asuntos de los que no tengas control. Déjalo ir.

5. Pensar que los 30s es ser viejo

“Soy demasiado viejo para esto!” puede ser una frase común que uses en tus 30s. ¿Sabes que? No lo eres. Y apuesto que las personas en sus 50 y 60 años estarán de acuerdo. El mundo era tu ostra en tus 20s, y lo sigue siendo. Toma una oportunidad, vive y disfruta de la vida como el joven que eres, y nunca pierdas ese niño que hay en ti.

6. No ponerte primero

Tal vez estás poniendo a todo el mundo primero en tu vida, excepto a ti. ¡Deja eso! Debes saber que cuando te pones en primer lugar, todo lo demás caer en su lugar. Poner tus necesidades primero te hará un excursionista feliz, lo que redundará en mejores relaciones; un ganar-ganar.

Si cuidas de ti mismo, tendrás menos lamentos en tus 30s.

7. No cuidar mejor de tu cuerpo

Es bastante paradójico; dices que eres demasiado viejo para algo, y sin embargo, todavía mantienes los hábitos alimenticios de comida chatarra y anti-ejercicio de tu yo más joven. Esos hábitos son difíciles de dejar, pero trata a tu cuerpo bien lo más temprano posible, o te obligará a que lo hagas antes de lo que piensas.

8. No tomar las oportunidades

Tal vez eres demasiado cauteloso a esta edad y quizás los “debería” que mencionamos antes que están deteniendo. No juegues a lo seguro, y vive un poco.

9. No ahorrar ni invertir lo suficiente

Esto parece ser un enorme, enorme lamento que muchos en sus 30s tienen. Si comienzas a ahorrar e invertir temprano, cosecharás enormes recompensas para cuando te retires. Y si no aplazas el ahorro y las inversiones en tus 30s, probablemente podrás retirarte a la edad que quieras.

10. No viajar lo suficiente

El mundo está a tu alcance, así que empieza una nueva aventura! No dilates esto ni lo dejes para adelante; te será más difícil hacer tiempo para viajar a medida que envejezcas.

11. Preocuparte demasiado por lo que otros piensan

Parece que somos culpables de esto a cualquier edad. No pierdas más tiempo con este hábito inútil en tus 30s. Deja de invertir tiempo y energía preocupándote por lo que las personas a las que no les importas piensan. Las personas a las que sí les importas te aceptan tal como eres.

felizMuchas personas consideran que la felicidad es algo externo que se da gracias a situaciones, contexto o incluso cosas materiales que proporcionan un cierto nivel o calidad de vida.

Pero para muchos budistas o filósofos o personas comunes y corrientes, ésta, simplemente, se logra gracias a la introspección misma o con una buena inteligencia emocional, reconociendo todo aquello que tiene en su vida.

Ahora, sin tanta carreta para que no se aburra y siga leyendo nuestro artículo, lo que aquí le queremos plantear es un reto para que día a día se levante mucho más motivado y con esa sensación de felicidad un poco más viva y renovada a pesar de los problemas y los inconvenientes que se le puedan presentar, ¿por qué? Porque sencillamente:

– Una persona feliz es más productiva
– Una persona feliz puede ahorrar más
– Una persona feliz gana más
– El dinero sí compra la felicidad

El primer error es lo que usted puede llegar a pensar recién se levanta: cuántos correos deberá responder, los negocios que tendrá que cerrar, los clientes a quienes deberá visitar, etc., etc., pero de todo esto, realmente, ¿hay algo que lo motive a levantarse?

Claro, si su profesión es su pasión, la idea es que empiece el día pensando con algo relacionado a esto más no con todos los problemas o situaciones incómodas o difíciles que deberá responder.

Y es que, según Einstein, como lo publica Inc., “la decisión más importante que hacemos es si creemos que vivimos en un amistoso o un universo hostil”, así que la primera pregunta que se debe realizar todas las mañanas, recién se levanta es: ¿Vivo en un mundo hostil o vivo en un mundo amigable y positivo?

Claro, tiene mucho que ver con la perspectiva que usted le vaya a dar a su día porque si sabe que está habitando un mundo que es amigable, todas las situaciones que le sucedan a lo largo del día tendrán una perspectiva de mayor calma, ya sea porque hay mucho tráfico y va a llegar tarde (mientras disfruta de su música o su lectura favorita de FP, en vez de pelear con el reloj sobre por qué avanza tan rápido) o simplemente si alguien le dice algo que no le gusta o con lo que no está de acuerdo, considérelo desde la bondad, pensando que la persona puede estar pasando por un momento difícil y se desquitó con usted.

Las importantes

Luego de considerar esta pregunta todas las mañanas, le sugerimos motivarse con las siguientes:

¿Es algo sobre lo que tengo control?

Es vital, especialmente en un día laboral.

Cuando usted vive algo que le causa molestia o estrés pero que reconoce que no está en sus manos cambiarlo, sencillamente empieza a cambiar su perspectiva ante cómo asumir estas situaciones.

La mayoría de personas siguen sin ser conscientes de cómo esta sencilla pregunta puede ahorrarle problemas laborales, con sus jefes o compañeros y hasta con su salud. Y si es algo sobre lo que tiene control, sencillo: actúe.

¿Por qué voy a trabajar todos los días?

Encontrar la motivación para vestirse formal y llegar a cumplir un horario, todos los días, haciendo prácticamente siempre lo mismo, es vital para no caer en la rutina y encontrar siempre ese algo nuevo que le ayuda a crecer personal y profesionalmente.

Con esta pregunta, la idea es que se imponga retos, así sea pequeños, respecto a su trabajo, para seguir amando su profesión.

¿Cómo puedo amarme más a mí mismo, hoy?

Un tema que está olvidado hoy en día en la sociedad es la autoestima, más cuando esta se relaciona al valorarse usted como persona y como trabajador.

Recuerde que no necesita palmaditas en la espalda para saber que está haciendo un buen trabajo y que no requiere de la aprobación o el amor de los demás, para saber que es alguien que tiene mucho que aportarle a este mundo. Prémiese al respecto.

¿Cuál será la huella que dejaré en el mundo?

Una cosa es saber que trabaja por dinero y por lograr sus sueños, pero otra distinta es esa motivación de trascender y saber que hizo algo para que una persona, un grupo de personas o un país hoy en día esté mucho mejor gracias a su aporte.

¿Cuál será el suyo?

¿Por qué mi canción favorita me hace feliz?

La música tiene un efecto similar a la dopamina, cuando usted se enamora o cuando usted satisface una necesidad como, por ejemplo, comer.

Pero cada persona tiene una melodía particular que lo pone en el mejor modo, así que es bueno analizar si quizá es la letra, la melodía o el momento que le recuerda, para poder replicarlo en otros momentos de su vida.

Robert KiyosakiPadre rico a menudo hablaba sobre los inversores sofisticados.

“Un inversionista sofisticado es un inversor que entiende cada uno de los diez controles de los inversores”, dijo. Estos diez controles fueron la clave para hacer grandes sumas de dinero en los mercados.

Esta semana voy a compartir los primeros cinco controles que mi padre rico me enseñó, y voy a terminar con los siguientes cinco en el post de la próxima semana.

Control del Inversor #1: Control sobre tú mismo

“El control más importante que debes tener como inversor es el control sobre tú mismo,” dijo padre rico.

A la mayoría de nosotros nos enseñaron en la escuela a convertirnos en empleados. Sólo había una respuesta correcta, y cometer errores era horrible. No nos enseñaron educación financiera en la escuela. Una vez que sales de la escuela, necesitas de mucho trabajo y tiempo para poder cambiar tu forma de pensar y llegar a estar financieramente educado.

Un inversor sofisticado sabe que hay varias respuestas correctas para cualquier situación dada, que el mejor aprendizaje llega a través de cometer errores, y que la educación financiera es esencial para tener éxito.

Ellos no se ponen nerviosos cuando cometen un error. Más bien, tienen control sobre sí mismos para aprender y hacerse mejores por los errores. Ellos conocen sus propios estados financieros, y entienden cómo cada decisión financiera que hacen eventualmente afectará sus estados financieros.

Control del Inversor #2: Control sobre las proporciones ingresos/gastos y activos/pasivos

Este control se desarrolla a través de la educación financiera. Mi padre rico me enseñó los tres patrones de flujo de dinero, el de las clases pobres, medias y los ricos.

Los pobres gastan cada centavo que ganan y no poseen activos. Simplemente es: dinero que entra, dinero que sale.

La clase media acumulan más deudas a medida que se hacen más exitosos. Un aumento de sueldo los califica para pedir más dinero prestado al banco para poder así comprar cosas como coches, barcos, vacaciones, y mucho más. A medida que sus ingresos aumentan, también lo hace su deuda personal. Eso es lo que llamamos la carrera de ratas.

Los ricos tienen activos que trabajan para ellos. Ellos lograron el control de sus gastos y se centran en adquirir o construir activos. Sus negocios pagar la mayor parte de sus gastos, y tienen sólo unos cuantos, o ningún, pasivos personales.

Los inversores sofisticados enfocan su tiempo y energía en comprar activos que pongan dinero en sus bolsillos, no pasivos que saquen dinero de sus bolsillos. Es así de sencillo.

Control del Inversor #3: Control sobre la administración de una inversión

Un inversor que posee suficiente porción de una inversión como para poder controlar las decisiones de la administración, tiene este tipo de control del inversor. Este inversor puede ser un único propietario o poseer las suficientes acciones como para poder involucrarse en el proceso de la toma de decisiones.

Las habilidades que se aprenden al construir un negocio exitoso con el Triángulo DI son esenciales para este inversor.

Una vez que el inversionista sofisticado posee estas habilidades, él o ella estarán en mejores condiciones para analizar la eficacia de la administración en otras potenciales inversiones. Si la dirección parece competente y exitosa, el inversor estará más cómodo poniendo dinero en ella.

Control del Inversor #4: Control sobre los impuestos

El inversor sofisticado aprendió sobre las leyes fiscales, ya sea a través del estudio formal o haciendo preguntas y escuchando a buenos asesores. El lado derecho del Cuadrante del Flujo de Dinero ofrece ciertas ventajas fiscales que el inversor sofisticado utiliza cuidadosamente para minimizar los impuestos que debe pagar y aumentar los impuestos diferidos siempre que sea posible.

Por ejemplo, en los Estados Unidos, las personas en el lado D (Dueños) e I (Inversores) del cuadrante gozan de muchas ventajas fiscales que los del lado E (Empleado) y A (Auto-empleados) no tienen.

Gran parte de los ingresos del inversor sofisticado es en forma de ingresos pasivos y de cartera, por lo que no tienen que pagar impuestos para el seguro social, como la seguridad social y Medicare por ese dinero.

Ellos pueden usar las leyes fiscales de diferir el pago de impuestos, a veces indefinidamente.

Ellos pueden pagar los gastos con dinero antes-de-impuestos y ser gravados sólo por los ingresos netos.

Estas y muchas otras ventajas le dan al inversor sofisticado una enorme ventaja por sobre los que invierten en los cuadrantes E y A.

Control del Inversor #5: Control sobre cuando compras y cuando vendes

El inversor sofisticado sabe cómo hacer dinero en un mercado al alza, así como en uno a la baja. Al construir un negocio, él o ella tiene una gran paciencia. A veces me refiero a esta paciencia como “gratificación retrasada.” Un inversionista sofisticado entiende que la verdadera recompensa económica se logra después de que la inversión o negocio es rentable, y se puede vender o hacerla pública.

La próxima semana, voy a cubrir los últimos cinco controles de los inversores que un inversor sofisticado hace. Así que asegúrate de no perderte ese post.

barreras mentalesCon demasiada frecuencia, cuando deciden poner un negocio, los emprendedores se centran solo en los números.

No me entiendas mal, hacer proyecciones es muy importante. Sin embargo, creo que la preparación psicológica es aún más relevante porque a menudo es una barrera mental que nos paraliza.

Es fácil identificar a los emprendedores que tienen ese “extra”, pues son aquellos que poseen las cualidades intangibles: fortaleza mental para establecer metas, capacidad de superar la adversidad y un deseo de querer aprender más.

Aquí hay tres maneras para trabajar en el desarrollo de estos atributos mentales.

1. Lee

La lectura es uno de los hábitos más importantes que puedes desarrollar para mantener tu mente aguda. Con toda la tecnología disponible, es fácil olvidar que el mejor entretenimiento se puede encontrar en tu propia cabeza. Leer te permite crear un espacio en tu mente.

Esta práctica también inspira el pensamiento creativo y te obliga a ejercitar tu imaginación. Tómate el tiempo para leer una variedad de libros que te inspiraren y te lleven a ampliar tu mente.

Una de las metas que me propuse es leer tres libros cada 90 días, uno para mi empresa, una biografía y otro de placer. Encuentra algo que te guste y comienza a leer, incluso si es solo 10 minutos cada día. Quedarás gratamente sorprendido por la diferencia que hace en tu perspectiva mental.

2. Escribe

La lectura y la escritura van de la mano. La lectura crea un espacio en tu mente e inspira el pensamiento creativo lo que hará que surjan nuevas ideas. Para implementarlas, ya sea en tu empresa o en tu vida personal, debes ser claro acerca de lo que estás tratando de lograr.

Escribir crea claridad, y ésta precede al cambio. Poner tus pensamientos en palabras ayuda a tu mente a captar toda la información que obtienes a diario, sin duda es un hábito poco común en los mexicanos que debes experimentar.

Además, el plasmar tus ideas en papel, en especial tus objetivos, los hace reales. Cuando tienes un pedazo de papel con tus metas escritas, cobran importancia. Puede parecer una tontería, pero es muy poderoso.

Así que después de leer, toma un tiempo para escribir. Escribe tus pensamientos, ideas, objetivos, quejas, cualquier cosa, no importa, simplemente escribe.

Nota: Si no te has ha fijado metas para ti mismo, hazlo inmediatamente. No podrás dar en el blanco si no sabes dónde apuntar.

3. Medita

¿No es eso para los monjes? Bueno, sí. Los monjes meditan, pero tú también puedes.

Un mentor me dijo una vez que el único camino equivocado para meditar es no meditar. El mundo en que vivimos está en constante movimiento, especialmente para los emprendedores.

Tienen que dividir su tiempo entre mantenerse actualizados, la empresa, la familia y los amigos (en algunas ocasiones una relación amorosa). El constante bombardeo de obligaciones crea un alto nivel de estrés y ansiedad, tanto física como mentalmente. Este estrés y ansiedad son acumulativos, y con el tiempo pueden causar problemas e incluso enfermedades. Es importante tomarse el tiempo para eliminar el estrés y relajarse.

La mediación es una forma muy eficaz para lograr esto. Lo mejor de todo es que no se necesita mucho tiempo. Cinco minutos de meditación pueden hacer maravillas para tu mente. Encontrar un espacio tranquilo para sentarse con los ojos cerrados y relajarse. Piensa en un mantra (frase corta) y repítetela a ti mismo. Esto te mantendrá enfocado y evitará que tu mente vaya a la deriva.

Si comienzas a tomar en serio tu preparación mental, puedo garantizarte que vas a aplastar cualquier barrera mental que se interponga en tu camino. Mejorarás tu rendimiento y los resultados de la empresa.

Vivir MejorSabemos que tener un confidente en el lugar de trabajo es importante. De hecho, un estudio demostró que tener un buen amigo en la oficina puede aumentar nuestra felicidad tanto como el equivalente de ganar más de $100.000 al año.

Pero tratar de hacer nuevos amigos en la edad adulta puede ser raro. Esta semana, el psicólogo Art Markman te ayudará a salir de tu caparazón y construir relaciones más fuertes en tu trabajo.

Estoy en esta empresa hace poco menos de un año y tengo una buena relación laboral con mi jefe y colegas inmediatos, pero el trabajo que hago es muy solitario y no hice verdaderas amistades en mi oficina. Como resultado, tiendo a almorzar solo en la cafetería de la oficina. Soy una persona introvertida y no me importa el tiempo a solas, pero no me importaría un poco de compañía de vez en cuando.

También estoy preocupado de correr el riesgo de ser etiquetado como solitario y que pueda dañar mis posibilidades de avanzar en el largo plazo. Estoy frustrado, me siento como un niño de séptimo grado colgado en el comedor, pero sé que la dimensión social en el trabajo es importante. ¿Hay alguna manera natural de construir relaciones en la oficina antes de que sea demasiado tarde y sin parecer raro ni desesperado?

Has hecho un buen trabajo al establecer el problema principal aquí. Investigaciones sobre el bienestar muestran que las personas disfrutar de su trabajo cuando tienen algunas amistades en la oficina. Además, sin algunos colegas cercanos, es fácil perder la oportunidad de obtener información sobre lo que pasa en la industria. Por último, las promociones y asignaciones a menudo se dan en función de quién te viene a la mente cuando piensas en tus colegas.

La mejor manera de empezar sería hablar con algunas de las personas más cercanas a ti. Está bien decirles que te sientes desconectado con todos ellos en el trabajo porque gran parte de tu trabajo lo haces solo. Invítalos a almorzar. En el camino, también puedes pedirles que traiga a otras personas que podrían beneficiarte a la reunión.

Puede que te sientas un poco incómodo al principio al admitir que te sientes como un extraño en el trabajo. Pero como tienes una buena relación de trabajo con todo el mundo, pueden estar asumiendo que deseas un tiempo a solas en el almuerzo. Estoy seguro de que tus compañeros querrán ayudarle a integrarte más en el entorno social.

Si tu oficina tiene eventos de networking, también debes tratar de ir a ellos. Quizás algún grupo salga para la hora feliz ocasionalmente, o tengan sesiones de almorzar-y-aprender. Usa esas oportunidades para conocer personas nuevas.

Tomará un poco de esfuerzo, ya que de seguro tu tendencia natural es rondar por la periferia de los grupos. Si vas a algún evento de networking, haz que una meta sea hablar con al menos cinco personas. En reuniones de la empresa, sentarte al lado de personas que no conozcas y presentarte. Tu círculo de conocidos crecerá lentamente, y te ayudará a sentirte más conectado.

Por último, no hay nada de malo en acercarse a un grupo de personas que conoces y se sientan juntos y unírteles. Los grupos de trabajo se forman al azar, y las personas a menudo son felices de tener nuevas incorporaciones. Una vez más, harás algo que te hará sentir incómodo, pero al final disfrutarás más de tu tiempo en el trabajo porque sentirás que tienes más amigos allí.

Richard BransonDisfruté mucho el video musical “Happy” producido por su personal en Virgin America. Captaba la necesidad humana fundamental de ser felices en la vida y el trabajo.

Sus esfuerzos para promover el video en redes sociales fueron brillantes y estupendos. Como una mujer que se ha empeñado en su vida laboral por mejorar el bienestar de los empleados, le respeto por su perspicacia. ¡Felicidades! No sorprende que usted tenga tanto éxito.

Cathy Murphy

Cathy, has mencionado tres de mis cosas favoritas en el mundo: la música, el baile y un personal contento.

En Virgin, sentimos que cuando nuestro personal está feliz, nuestros clientes probablemente también estarán felices; y hay pocas cosas que me gusten más que ver a nuestros equipos disfrutando.

En el video que mencionaste, miembros de los equipos de Virgin America de toda nuestra flotilla bailaban jubilosamente al ritmo del éxito “Happy” de Pharrell Williams, y puedes ver claramente que, aun cuando estos empleados están ansiosos por relajarse, también trabajan muy duro en sus puestos.

En mi carrera, siempre he valorado un carácter único y una personalidad vibrante por encima de la experiencia y las calificaciones. He encontrado que los empleados que son alegres y están ansiosos por expresarse tienen más probabilidades de hablar abiertamente cuando tienen nuevas ideas y de ofrecer nuevas perspectivas. Por supuesto, bailar por los pasillos no se les da a todos, pero ciertamente es una manera de producir una sonrisa, y desencadenar ideas.

Empecé mi carrera empresarial en la industria de la música, y Virgin Records era, por supuesto, un lugar donde la música reinaba.

Pero la empresa no eran solamente nuestros exploradores que firmaban contratos con el siguiente grupo exitoso; alentábamos un espíritu rocanrolero en todos los elementos del negocio. (Recuerdo que a menudo era difícil escuchar a la persona al otro extremo del teléfono ¡porque el álbum más reciente de los Rolling Stones estaba sonando al otro lado de la habitación!) Cuando Virgin se amplió a nuevos sectores, no dejamos atrás la diversión y la actitud espontánea.

Por supuesto que algunas compañías podrían desalentar a sus empleados de demostrar esa espontaneidad, pero eso es una mala idea. Es demasiado fácil dejarse arrastrar por la repetición de la rutina diaria. Cualquier cosa que uno pudiera hacer para mantenerse fresco e inspirado debiera alentarse.

La felicidad es un hábito, y como cualquier otro hábito, necesita ser entrenado. Es algo que todos nosotros podemos esforzarnos por alcanzar, sin importar la edad o la industria. Los empresarios deberían pensar en la última vez que rieron, o la última vez que sonrieron, y luego pensar en cómo pueden hacer que esos sentimientos maravillosos sucedan más a menudo.

En Virgin, sabemos que, para mantener a nuestros equipos vibrantes y motivados, es importante asegurarnos de que comprendan sus papeles dentro de la marca en general. Con eso en mente, introdujimos Refresh en Virgin America, un programa anual durante el cual cada miembro del equipo regresa a las oficinas centrales para enfocarse en perfeccionar su desempeño y repasar su capacitación.

En la época en que se filmó el video de “Happy”, viajé a San Francisco para unirme a una de las sesiones de Refresh. ¡Fue cautivador ver tanta energía y entusiasmo en la sala!

Es importante recordar que las grandes ideas nacen durante actividades al parecer triviales (como bailar). Así que no debería ser una sorpresa que, dada nuestra inclinación por lanzarnos a la pista de baile (o el pasillo de un avión), Virgin America incorporara el baile como una de las piezas centrales del video de seguridad de nuestra aerolínea.

A las pocas horas de haberse realizado en vivo, el video de “Safety Dance” se volvió viral. Contribuyó a estimular el interés en nuestra aerolínea, y muchos pasajeros se convencieron de probar Virgin America por primera vez después de ver el video. Si un video de seguridad tradicionalmente aburrido puede ser tan divertido, ¡imaginen lo que son los vuelos!

Podría parecer que estoy exagerando una cosa muy sencilla, algunos dirían tonta. Pero siempre hay espacio para las tonterías, incluso dentro de una marca mundial. Como canta Pharrell en esa canción tan feliz, “aplaude si te sientes como una habitación sin techo”. No tiene sentido en absoluto, pero te hace feliz cuando lo cantas. Si tu personal puede adoptar ese espíritu en todo lo que hace, tus clientes pronto también estarán aplaudiendo.

Alegría en el trabajo

Los gerentes siempre deberían estar buscando formas de mantener a su personal inspirado y feliz. Ten en mente que:

-La felicidad debería ser un hábito. Piensa en la última vez que reíste, o la última vez que sonreíste, e identifica cómo puedes provocar un sentimiento de positivismo entre los empleados más a menudo.

-Asegúrate de que los empleados comprenden sus papeles dentro de la marca en general. Esto conduce a equipos más vibrantes.

-Siempre haz espacio para las tonterías. Un espíritu positivo puede atraer clientes.

 

 

 

Subir »
FB