Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La mayoría de las personas parecen como si estuvieran viviendo sus vidas en trance – sonámbulos insensibles que hacen las mismas cosas día a día -, mientras que están estancados en varias rutinas que se han acumulado durante los años. Rutinas que les dan la sensación de estabilidad en un mundo inestable y cambiante.

No hay otra variedad que no sea simplemente cambiar de programas de televisión, comprar un ordenador nuevo y juegos de consola, o estar pendiente de los últimos escándalos de celebridades y políticos.

La gente ya no tiene tiempo para llamar a sus amigos y pasar tiempo con ellos pero malgastan horas de su valioso tiempo en internet, con Facebook (revisando los mensajes de estado), jugando juegos adictivos, chateando con extraños al azar o viendo vídeos en YouTube. Tú seguro que puedes escuchar a la gente murmurar, “estoy en un apuro” o “no tengo tiempo”, mientras que salen disparados desde sus lugares de trabajo a sus lugares de entretenimiento (es decir a sus casas).

La gente ha dominado la habilidad de realizar múltiples tareas y pueden realizar varias actividades al mismo tiempo pero carecen de la capacidad de concentrarse en una sola cosa a la vez y se preguntan por qué no finalizan nada o por qué no están satisfechos con el resultado de su trabajo.

Sin embargo, el estado de ser un sonámbulo insensible puede ser muy prometedor – después de todo, lo único que tienen que hacer es echarse sobre el sillón y empezar a disfrutar de la vida, que puede ser un emocionante viaje lleno de aventuras en horas frente al televisor o la consola de vídeo .

Esta es una posible forma de vida, pero siempre tendrás un vacío dentro de ti mismo que no vas a ser capaz de llenar – no con el entretenimiento, no por la acumulación de riquezas, la recopilación de elementos tangibles o continuamente cambiando de pareja. Esa es la carga de ser un sonámbulo – no llegarás a la verdadera plenitud y conciencia, para ponerlo simple: tú no serás capaz de llenar el vacío dentro de ti mismo.

Primera Parte: La mente activa

Comienza a vivir tu vida ¡AHORA!

Los sonámbulos de los cuales estaba hablando anteriormente sin duda cumplen con sus necesidades específicas para la nutrición, la seguridad, el amor, la felicidad y el entretenimiento pero ¿Realmente viven sus vidas – de forma activa y consciente – o están soñando y actuando en piloto automático?

Vamos a verlo de esta manera… estoy seguro que has oído o visto en algún documental de gente que ha tenido una experiencia cercana a la muerte y han hablado sobre el fenómeno de ver toda su vida destellar ante sus ojos interiores, al igual que una película. La película que se estaba proyectando delante de sus ojos contenía todos los momentos emocionantes y excitantes que habían vivido toda su vida.

La única pregunta es: ¿Te gustaría realmente verte a ti mismo sentado delante de un televisor o un ordenador cuando “estés viendo la película de tu vida”?¿Mirarte observar cualquier cosa, cuando el “director” te muestra los mejores momentos de toda tu vida? ¡Yo ciertamente, no! Prefiero verme realmente viviendo mi vida – no observando una vida de ficción en la pantalla del televisor o jugando un juego de rol en una consola.

El valor de vivir tu vida al máximo

Todo lo que necesitas para vivir tu vida al máximo es valor – nada más y nada menos. Esto suena bastante minimalista y sencillo a lo cual hacerle frente pero la falta de valor es un factor clave que impide que la mayoría de las personas vivan su vida al máximo.

Estas personas no son necesariamente cobardes – no en todos – ya que están simplemente atrapados en sus confortables rutinas diarias. Para decirlo metafóricamente: Hay algunos sueños de los cuales no quieres que terminen. El valor es un factor crucial, no podrás vivir tu vida al máximo si no te atreves a hacerlo o te sientes tímido con los riesgos que puedan venir de ello.

Escucha a tu corazón

Esto que describo a continuación es así desde el principio de la historia de la humanidad, por lo que no es sólo una tendencia reciente: los jóvenes eligen – influenciado por el consejo de sus padres (o amigos) – a recorrer un camino predeterminado que fue seleccionado para sus vidas – un camino que podría haber sido elegido por sus padres o dictados por la sociedad en que viven – a menudo antes de que nacieran.

Algunos otros persiguen el olor de los billetes y siguen el deseo de acumular tanto dinero y bienes materiales como sea posible tener. Hay muchos otros ejemplos donde las personas toman decisiones importantes para su vida basada exclusivamente en factores externos – algunos se ganan la vida en trabajos a los cuales no les gustan absolutamente y odian, trabajos que incluso podría interferir con sus creencias, otros se convierten en abogados porque toda su familia constaba de abogados por décadas.

El error que cometemos es que ponemos demasiado énfasis en la importancia de los factores externos – como la tradición de la familia el dinero y el honor, etc. – en lugar de escuchar a nuestros corazones y ver después a dónde nos lleva.

No tienes necesariamente que romper con la tradición de tu familia cuando sigues a tu corazón, ¡absolutamente no! Pero hay una gran diferencia entre la opción de convertirte en un bombero “porque mi papá, mi abuelo y mi bisabuelo eran bomberos” o optar por convertirte en un bombero ya que tu verdadero deseo desde que eras un niño pequeño es querer ayudar a otros cuando están en peligro.

Escucha a tu corazón cuando tomes decisiones importantes y trata de desatender los factores externos prometedores (dinero, etc.) solo por un momento. ¡Ten el coraje de seguir a donde tu corazón te lleva! Toma conciencia de las cosas que tu corazón desea y preguntante a ti mimo si realmente crees que tu corazón pueda desear algo tan superficial y material como dinero, coches de lujo y joyas.

Cuando miras desde otra perspectiva podrías descubrir que no es lo tangibles lo que tu corazón realmente desea, pero si desea cosas más valiosas como la verdadera amistad, la felicidad, el amor, así como también la satisfacción y la paz interior con uno mismo.

Segunda Parte: La importancia de la responsabilidad

Reconciliando y aceptando el pasado

Casi todos nuestros pensamientos, preguntas y preocupaciones giran en torno a hechos y situaciones con el pasado o con el futuro próximo. Cuanto más de cerca se mira, más te das cuenta de que sólo un porcentaje pequeño de nuestros pensamientos giran en torno a la actualidad. Por lo tanto, casi todos los seres humanos están muy centrados en el futuro y en los cambios que vienen junto con él, o claramente viven en el pasado lleno de pesar por los cambios ocurridos hasta ese momento.

Sin embargo, preocuparse por el futuro o luchar con el pasado – no importa lo que haya pasado – puede ser un gran obstáculo cuando se trata de la ambición de vivir tu vida en este momento al máximo, que podría incluso impedir que lo hicieras. Acepta el pasado como lo que es, algo que pasó y no puede ser cambiado. Gastar un solo segundo con el pesar de tu pasado te quitara la posibilidad de disfrutar de este momento al máximo, dentro del próximo minuto y así sucesivamente.

Preocuparte por el pasado puede ser visto como un círculo vicioso, que no sólo se corre el riesgo en este mismo momento de no poder cambiar lo que no te gusta, sino que también te proporcionara otra buena razón para no luchar por un potencial futuro, “¿Por qué no puedo hacer nada al respecto, cuando iba a hacerlo?”, etc.

Como puedes ver – preocuparse por el pasado y el futuro puede ser un círculo vicioso que ocupa tu mente con pensamientos y situaciones que no están relacionados a la situación actual, lo que finalmente te impide vivir la vida al máximo. La clave del éxito radica en la aceptación de lo que pasó y la reconciliación con el pasado, con las oportunidades que te has perdido y con lo que te arrepientes.

La comprensión de que la única manera de cambiar cualquier cosa en la vida es tomar medidas ahora, en este mismo momento, esto además te ayudará a reconciliarte con tu pasado. Vivir tu vida al máximo, no se puede lograr cuando estás viviendo mentalmente en el pasado y visualizando continuamente todas las oportunidades de oro que te has perdido toda tu vida.

No pases la pelota

La segunda parte de este artículo se llama “la importancia de la responsabilidad”, ya que creo que no solo necesitas mucho coraje, también debes tener la voluntad de asumir la responsabilidad de aceptar lo que sucedió en el pasado y reconciliarte con él. Después de todo, es mucho más fácil culpar a otros por tus propios errores y a influencias externas responsables del desarrollo de tu vida, en lugar de reconocer que podría haber sido tu propia culpa y buscar las razones de ello dentro de ti mismo.

Si lo haces, liberaras una gran cantidad de presión de tus hombros, incluso podrías tener una muy buena sensación al saber que eres culpable de alguna evolución negativa en tu vida y como siempre no culpar a otros por ella y además esto no te permitirá convertirte en una víctima indefensa. Ser víctima no sólo te hace vulnerable, sino que esto también se llevaría la última oportunidad de cambiar algo de tu situación actual.

Las acusaciones pueden redirigir tu enfoque (de hacer algo al respecto o hacer lo mejor de ello) con respecto al problema que pudieras tener desde hace muchos años atrás y que no se puede cambiar ni deshacer.

Asumir la responsabilidad de tu pasado y reconciliarte con él, te permitirá recuperar el poder sobre tu vida, te ayudara a aceptar el pasado, a perdonar a los demás y a hacer borrón y cuenta nueva, pero lo más importante de todo: comenzarás a centrarte en el presente y vivir en este momento. Has evidente que el que vive en el pasado y el que se lamenta pierde la oportunidad – en este momento – para hacer lo mejor posible para cambiar o empezar de nuevo.

Acepta el pasado, deja que el pasado sea pasado y saca el mejor provecho de tu situación. Al final, depende solo de ti; tú decides seguir lloriqueando sobre el pasado o hacer lo mejor de ello ahora, para que puedas mirar hacia atrás un día con una sonrisa en la cara y reconocer que todo ha venido a un buen fin.

Tercera parte: la mente reflexiva

¡Atrévete a ser consciente!

Vivir tu vida al máximo consiste de tres elementos que se complementan mutuamente – la parte activa (= tomar medidas), la parte de responsabilidad (= tomar responsabilidad por el pasado) y por último, la parte reflexiva – el ying y el yang de vivir tu vida al máximo.

Vivir tu vida al máximo no sólo consiste en la adopción de medidas o aceptar el pasado, sino además debes vivir tu vida en un estado consciente de la mente, en el que inviertes algo de tiempo en ti mismo para reflexionar y pensar sobre tu vida en general. No necesariamente tiene que ser una restricción, no necesitas dejar de ver televisión o reducir drásticamente tu uso de Internet, tan solo incluye tu deseo de pasar algún tiempo contigo mismo (sin distracciones) todos los días.

Ten pura honestidad hacia ti mismo y tu vida

Cada vez que hayas tomado algún tiempo para reflexionar sobre tu vida, es esencial que seas completamente honesto contigo mismo. Hazte la pregunta, si estás viviendo – en este momento – la vida que siempre has soñado, la vida que concebiste cuando eras un niño pequeño, el sueño que has desarrollado a lo largo de toda tu vida y que se ha hecho más y más detallado con cada día que pasa.

Pregúntese si estás contento con tu personalidad, tu trabajo y tu forma de vida en general. ¿Eres tú el creador de tu vida y tomas el control de la misa, eres responsables de tus acciones o has cambiado a tu papel de víctima y sólo reaccionas a las acciones de otras personas? ¿Estás viviendo tu vida con entusiasmo y asombro, tienes curiosidad por descubrir lo más profundo de la vida, o dependes de la televisión para estimularte y entretener por un período determinado? ¿Es tu vida una rutina o una aventura diferente cada día?

Durante todo el día, estamos con prisas ante todas las cosas que creemos que son importantes para nosotros. Pero seamos realistas… no hay nada realmente importante que no sea este mismo momento, siempre y cuando hagamos uso de él y lo disfrutemos o no.

EquipoPor Rita Tonelli

El Coaching Ontológico aporta una mirada diferente sobre la competencia de coordinar equipos.

El origen de esa coordinación se asienta en la posibilidad de la comunicación efectiva. Por ende, dependerá de la calidad que puedan alcanzar las conversaciones de cada uno de los miembros consigo mismos, y todos entre sí, el éxito o el fracaso del trabajo del equipo.

Gran parte de los problemas de efectividad y sufrimiento que enfrentamos en el mundo actual (de las organizaciones y en la vida personal) está relacionado con incompetencias que presentamos en la forma de conversar y relacionarnos con otros… Muchas personas sufren por su incapacidad de ser escuchados, por su dificultad para reclamar o su dificultad para reconocer el trabajo de otros.
Julio Olalla

A partir de allí, podremos distinguir entre trabajar juntos y trabajar en equipo. … Seguir leyendo »

Convertirse en multimillonario puede parecer un sueño imposible, pero a partir de hoy, hay cientos de miles de ellos en todo el mundo (según Forbes). Por supuesto, es un monte financiero. Everest, pero también puedes convertirte en uno si sigues los hábitos correctos.

Estos son algunos de los hábitos de los multimillonarios para comenzar a usar hoy:

Vive bien por debajo de tus medios

Ser multimillonario no significa necesariamente que tenga que gastar como un multimillonario estereotipado. De hecho, la mayoría de los multimillonarios viven un estilo de vida más bien frugal, y evitan los gastos generosos por utilizar su riqueza para hacer crecer su negocio y aumentar su éxito aún más. Para comenzar, usa el plan 20-30-50 para acumular riqueza sin dejar de mantener las luces encendidas y divirtiéndote.

Céntrate en la calidad por encima de todo

Steve Jobs dijo una vez: “La calidad es más importante que la cantidad. Un jonrón es mucho mejor que dos dobles“.

Tu declaración fue acertada, y no solo sobre las computadoras. He visto una y otra vez cómo las personas que se apresuran por un producto descuidado con frecuencia serán reemplazadas por un competidor disciplinado y eventualmente más exitoso. Nadie dice que tu trabajo tiene que ser 100% perfecto (generalmente no lo será), pero siempre debes tratar de entregar lo mejor y lo último si quieres alcanzar el estado de multimillonario.

Constantemente busca personas más inteligentes que tú.

En el mundo empresarial hipercompetitivo de hoy, uno podría pensar que los multimillonarios ni siquiera se darían la hora del día. Lo opuesto suele ser cierto, como con el CEO de Starbucks, Howard Schultz, quien dijo: “No te dejes amenazar por personas más inteligentes que tu“.

Ya sea reunirse con un competidor para intercambiar información o buscar un mentor, el camino hacia el estatus de multimillonario implica buscar constantemente personas más brillantes y con más talento, en lugar de tratar de aplastarlos.

ZildjianPor Kim Gittleson, BBC

Hace casi 400 años, en 1623, Avedis Zildjian fundó una fábrica de platillos en Estambul.

Administrada en la actualidad por una integrante de la decimocuarta generación de la familia, Craigie Zildjian -junto con su hermana Debbie- la compañía ha durado más tiempo que imperios, sobrevivió una mudanza a Estados Unidos y floreció durante las turbulencias económicas de la Gran Depresión y las dos guerras mundiales.

Hoy en día, la compañía controla el 65% del mercado global de platillos y obtuvo más de US$50 millones en ingresos el año pasado.

Pero para las Zildjian, es más que sólo un negocio. … Seguir leyendo »

Un tercio de las startups fundadas hoy en día no sobrevive más de 10 años, por lo que cuando una empresa cumple un siglo de vida debe de ser estudiada.

La firma japonesa de electrónica Panasonic comenzó a fabricar piezas independientes para luego expandirse hasta producir electrodomésticos completos. La compañía sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, se benefició del período de abundancia de la posguerra y a la vez luchó para navegar las consecuencias políticas del conflicto.

Capeó varias crisis económica que la obligaron a pivotear su modelo de negocio varias veces; ha expandido a nivel mundial y hoy sigue mirando hacia el futuro de la tecnología, ahora a través de una colaboración con Tesla. Aquí hay una breve historia del primer siglo de esta compañía.

Panasonic fue fundada el 7 de marzo de 1918 por Konosuke Matsushita, un joven de 23 años aficionado a la electrónica. Anteriormente, había estado viviendo en una casa de dos habitaciones con su esposa, Mumeno Iue, y su hermano adolescente, Toshio. Después de trabajar como aprendiz de hibachi – cocina tradicional japonesa – y de fabricante de bicicletas, Matsushita entró a trabajar a la Compañía de Luz Eléctrica de Osaka. Por las noches trabaja en su casa para diseñar nuevos aparatos hasta que un día desarrolló un nuevo tipo de toma de luz.

A pesar del desaliento de su supervisor quien no creyó en la importancia del producto, Matsushita y su familia empezaron a comercializar los dispositivos fuera de su casa. Fueron días tan difíciles que incluso tuvieron que vender algunas de sus posesiones más valiosas para poder llegar a fin de mes. Matsushita no se desalentó y aunque pasaba por problemas económicos, diversificó sus ofertas de productos hasta desarrollar placas de aislamiento para ventiladores eléctricos y un faro para biciletas que resultó un éxito comercial.

Matsushita y su familia se mudaron a una pequeña casa donde fundaron la empresa Matsushita Electric Housewares Manufacturing Works.

El joven emprendedor expandió rápidamente la línea de productos de la compañía para incluir enchufes de dos vías y varios productos unitarios más. A fines de 1918, la compañía había crecido hasta tener 20 empleados.

Matsushita estaba adelantado a su tiempo en cuanto a su enfoque de gestión. Cuando la compañía tenía dos años y 28 empleados, formó lo que llamó el “Hoichi Kai”, que se traduce como “sociedad de un solo paso”. A través de ella reunía a sus empleados para practicar deportes y participar en otras actividades recreativas.

Otra táctica de liderazgo no convencional que encabezó Matsushita fue la transparencia. A principios de la década de 1920, los despidos masivos de trabajadores eran un problema importante en Japón, primero debido a la competencia entre las empresas, luego a causa de la recesión económica. La filosofía de Matsushita era la de tener fe en su equipo por lo que compartía secretos comerciales incluso con nuevos empleados para generar confianza en todos los niveles de la organización. Para 1922, Panasonic tenía 50 empleados y una nueva fábrica.

Sin embargo, a finales de los años 20 el inventario comenzó a acumularse. Para despejar el atasco de material, Matsushita anunció su decisión de “reducir la producción a la mitad sin despedir ni a un solo empleado”.

Dijo: “Recortaremos a la mitad la producción no despidiendo a los trabajadores, sino haciendo que trabajen solo medio día. Continuaremos pagando el mismo salario que reciben ahora, pero no habrá vacaciones. Todos los empleados deben hacer todo lo posible para mover y vender el inventario”. El plan funcionó y generó empleados ferozmente leales a la empresa.

MaSiempre visionario a largo plazo, Matsushita propuso un plan de 250 años para la compañía, dividido en 10 períodos de 25 años que a su vez se constituirían en una fase de construcción de 10 años, una fase activa de 10 años y una fase de cumplimiento de cinco años

Esto podría hacer parecer a Matsushita como un micromanager neurótico, pero en realidad era un líder bastante igualitario. “La misión de un fabricante es crear abundancia de materiales mediante la provisión de productos tan accesibles como el agua del grifo”, declaró famosamente en medio de la Gran Depresión.

A medida que pasaron las décadas, Panasonic produjo más y más productos nuevos. Matsushita identificó el potencial de los motores eléctricos para incorporarse a nuevos tipos de electrodomésticos y la empresa produjo su primer modelo en 1934. La compañía se incorporó como Matsushita Electric Industrial Co. en 1935 a medida que comenzaba a establecer negocios en torno a sus diversos productos. Empleaba aproximadamente 3,500 personas en ese momento y producía alrededor de 600 productos diferentes.

Panasonic también abrió instalaciones de capacitación para empleados en la década de los años 30. En 1936 amplió los días de descanso mensuales de dos a cuatro. Dos días fueron para el ocio, mientras que el resto podía ser utilizado para el “autoaprendizaje”.

Hoy en día compañías como Amazon y Apple están invirtiendo en la atención médica de sus empleados, pero desde 1937 Matsushita estableció una Asociación de Seguros de Salud para sus trabajadores, seguido por el Hospital Matsushita en 1940.

La Segunda Guerra Mundial eventualmente alteró las operaciones de la firma y la empujó a producir equipo militar. Específicamente, fabricó 56 barcos y tres aviones de madera. Como resultado de la guerra, la compañía perdió 32 fábricas y oficinas en Japón, así como en el extranjero. Cuando el gobierno no pudo pagar a sus proveedores, Panasonic luchó produciendo ruedas de carretas y casas de madera prefabricadas para mantenerse a flote.

El auge de la posguerra finalmente ayudó a Panasonic a recuperar su equilibrio. De 1945 a 1959, la empresa comenzó a producir lavadoras de tambor, televisores monocromos, refrigeradores, radios, ollas arroceras, grabadoras y acondicionadores de aire para el hogar. La compañía también comenzó a expandirse globalmente en la década de los años 50.

Konosuke Matsushita se retiró en 1961, y su yerno, Masaharu Matsushita, se convirtió en presidente. En la década de 1960, la empresa instituyó una semana de trabajo de cinco días, así como una nueva estructura salarial que determinaba los salarios por posición en lugar de antigüedad.

Panasonic superó las dificultades económicas, como las relacionadas con la crisis del petróleo de principios de los 70, y amplió su oferta de productos electrónicos personales a lo largo de los 80. Konosuke Matsushita murió el 27 de abril de 1989 a la edad de 94 años.

El avance rápido de era digital empujó a Panasonic a pivotar aún más para dejar de producir sus icónicos televisores analógicos en 2006. Dos años después la compañía finalmente cambió su nombre oficial de Matsushita Electric Industrial Co., Ltd. a Panasonic Corporation – hasta entonces Panasonic había sido solo una de sus muchas marcas-.

Para el 2013, la firma se dividió en cuatro empresas basadas en sus principales divisiones comerciales: electrodomésticos, soluciones ecológicas, redes AVC y sistemas automotrices e industriales.

En julio de 2014, Panasonic anunció que invertiría millonariamente en la planta de Gigafactory para suministrar baterías para los Modelos S, X y 3 de Tesla Motors. La compañía también se asoció con Denver para implementar tecnologías de ciudades inteligentes relacionadas con la eficiencia energética, la conectividad a Internet, el transporte y más.

En marzo de 2017, la firma japonesa empleaba a 257,533 personas. Su visión actual a 10 años incluye varias tecnologías emergentes, desde el Internet de las cosas y la robótica hasta la energía sustentable.

Aiko MoritaAkio Morita, el legendario fundador de Sony, fue un empresario de sabiduría oriental: “No tema equivocarse. Pero no cometa el mismo error dos veces”

Nacido en 1921 en la ciudad japonesa de Nagoya en el hogar de un fabricante de sake, la inagotable creatividad de Akio Morita le tenía reservado un pedestal destacado entre los hombres de negocios del siglo XX.

Entre los edificios derruidos del Japón de posguerra, en 1946, este ex oficial de marina fundó con un amigo la Tokio Telecommunications Engineering (rebautizada como Sony en 1960) con un capital de apenas 190.000 yenes. … Seguir leyendo »

A veces no sé cómo se ama… Sólo sé cómo se quiere, cómo se necesita. Cómo se topa con esa pared mil veces esperando que un día se derrumbe y me deje ver qué hay al otro lado y vivir sin estar sujeta, sin sentirme provisional… Sólo sé de deseos incumplidos y hechizos fallidos…

Sé cómo se desea algo tanto hasta que pierde el sentido porque empieza a ser una necesidad y no una meta, porque suplanta tu vida hasta el punto en que te levantas y respiras para conseguirlo. Hasta que no hay en ti nada más que no sea ese deseo y pierdas de vista el mundo mientras esperas una respuesta, mientras suplicas que otra persona te de permiso para seguir con tu vida…

Queremos desde la necesidad y eso hace que ese amor nazca roto, mutilado de cualquier posibilidad de crecer por sí mismo y ayudarnos a crecer a nosotros. Amamos a medias porque nos sentimos seres a medias, desgajados y estropeados por tanto intento loco de parecer dignos de amor, por convertirnos a en material deseable y asegurarnos así nuestra NO soledad eterna…

Para levantarnos cada día y poder decirle al mundo que alguien nos quiere y nos tiene en cuenta y que eso forzosamente significa que somos dignos y merecemos amor…

Creemos buscar amor pero en realidad buscamos permiso, oxígeno para continuar respirando sin sentirnos ajenos a la vida ni tener que seguir pidiendo perdón por no ser perfectos… Sin volver a avergonzarnos de nuevo de nosotros mismos y de nuestras rarezas.

El problema es que este mecanismo no funciona, es más… Se convierte en la fórmula más eficaz para acabar siendo el juguete roto, el corazón desgarrado, el apéndice de alguien que tampoco se ama suficiente como para no necesitar sucedáneos pero que ha decidido llevar el mando en la relación.

En realidad, esto de amar va al revés. Primero te amas y luego dejas de buscar porque ya tienes, porque ya te notas digno sin aparentar ni demostrar ni tener la necesidad de ser aceptado por nadie… Porque descubres que ya está en ti lo que llevas mil años buscando y todo lo que has encontrado hasta ahora no era más que el espejo de tu dolor y tu incapacidad de darte cuenta de que ya eres un ser entero que merece lo mejor…

Que te guiabas por el mapa que lleva a la cárcel segura de la dependencia, de la soledad interior más absoluta que no es más que la soledad de sentirse separado de uno mismo estando rodeado de personas que te hacen sentir invisible, irrelevante, insignificante…

A veces no he sabido cómo se ama porque me enseñaron a vivir amores a medias esperando que una sonrisa me corroborara que merecía sonrisas, que un beso me confirmara que merecía besos, que una mirada me transmitiera que era digna de miradas… 

No es fácil amarse a uno mismo en un mundo de ruido constante donde todos los mensajes que podemos escuchar hablan de subir a podios, demostrar lo que somos y ser más joven cada día para que los que te rodean que también luchan contra el tiempo te acepten y no te rechacen.

Vivimos en un mundo de seres rechazados por ellos mismos que juegan a fingir que no lloran cuando están solos porque temen demostrar que a veces no soportan su vida, porque suplican no sentir nada y se alienan de ellos mimos, porque huyen de sus fantasmas en lugar de abrirles la puerta y cerrar heridas.

Vivimos pendientes del marcador cuando los que realmente viven en paz son aquellos que han decidido dejar de jugar a parecer y han aprendido a merecerse, a sentir, a notar lo que la vida les cuenta y a mirarse al espejo para descubrir que ahí afuera no hay nada a lo que agarrarse.

No sabemos amar porque no nos amamos y a veces, sé que es duro reconocerlo, no buscamos compañeros de viaje sino muletas, barandillas, puntos de apoyo para poder recordar lo que somos sin salir corriendo… Y no es que sea perverso sujetarse a otro en algunos tramos del camino, lo que realmente es perverso es olvidar que nosotros somos nuestro gran sustento…

Es maravilloso amar sin medida, siempre que ese amor intenso e incondicional empiece por uno mismo.

A veces cuando amas, cuando te amas de verdad, sencillamente lo que te rodea da un vuelco. Entonces, descubres la pasión por todo lo que te llega y se cruza en tu camino, por cada brizna de vida que encuentras a tu paso.

No sabemos amar porque no sabemos amarnos. Porque nadie nos explicó que esto no va de encontrar la luz en otros esperando que eso nos ayude a escoger el camino correcto, sino de encender la propia luz y compartirla. Porque lo único que hay al otro lado de esa pared eres tú mismo… Tú eres la pared. Tú siempre has sido la pared.

PersistenciaDice un antiguo proverbio: “Del dicho al hecho va un gran trecho”. Muchos tenemos sueños, metas, ilusiones sobre cosas que queremos hacer. Pero lo que verdaderamente separa a los que tienen éxito y alcanzan esos sueños de los que nunca lo consiguen, es la persistencia y el compromiso con la acción.

Suele haber un largo camino entre tener un sueño y hacer que se haga realidad. A lo largo de ese camino los sueños no desaparecen, solo se disipan. Se necesita compromiso, tenacidad y mucha persistencia para ver como un sueño progresa hasta hacerse realidad.

Una vez has descubierto un sueño, síguelo. … Seguir leyendo »

26. Delegas tareas y asignas recursos de manera efectiva, tanto en tu negocio como en la casa.

27. Estableces plazos para ti mismo. No pones excusas para cumplirlos.

28. Te gusta contar historias. Amas compartir tus experiencias con los demás.

29. Eres súper competitivo. Incluso jugar un juego de mesa enciende el espíritu competitivo en ti.

30. Te involucras con las cosas.Si ves un auto parado en la carretera, te detienes a preguntar si necesita ayuda.

31. Eliminas de tu vida las cosas que no necesitas. Si algo es ineficiente o te estorba, simplemente lo haces a un lado.

32. Negociascada vez que puedes. Los mercados de pulgas y salarios son sólo el principio.

33. Ves el potencial de la gente. No ves a las personas por lo que son: ves en ellas lo que podrían llegar a ser.

34. Te mantienes en calma en medio de una crisis. Cuando las cosas se ponen difíciles, piensas de manera lógica.

35. Sabes conseguir lo que quieres. No dejas ir las oportunidades.

36. Evitas las situaciones y las personas que sólo te hacen perder el tiempo. No pierdes el tiempo jugando con el celular
y viendo fotos de los demás en tus redes sociales.

37. Eres persuasivo, convences a las personas de ponerse de tu lado. Eres un retórico nato.

38. Tomas decisiones con la cabeza y no con las emociones. En la mayoría de los casos, confías en tu lógica más que en tus emociones.

39. No olvidas las emociones de las demás personas. Sientes una gran empatía por los demás.

40. Cuando te involucras con proyectos que te apasionan, pierdes la noción del tiempo. Las horas vuelan cuando te sientas a trabajar en algo.

41. Con frecuencia, inicias proyectos nacidos de la pasión. Cada semana transformas una idea en un pasatiempo.

42. Constantemente haces cambios en tu hogar, tu carro o… lo que sea. Siempre hay algo que puedes cambiar o mejorar.

43. Te enloquecen las nuevas tecnologías. Eres adicto a aprender sobre ellas y cómo pueden mejorar tu vida.

44. Lees las noticias todos los días: es un hábito que no puedes evitar.

45. Devoras libros. Cada libro ofrece un aprendizaje nuevo.

46. Escuchas a tu voz interna. Confías en tus instintos.

47. Escuchas los consejos de los demás. Tomas tus propias decisiones, pero escuchas las opiniones de los demás.

48. No te quedas varado en el pasado. Cuando cosas malas suceden, sigues caminando.

49. Haces sacrificios para conseguir lo que quieres. Sabes que tienes que sacrificar algunas cosas en la vida para obtener un bien mayor.

50. Nunca dejas de perseguir tus sueños. Tomas tus aspiraciones con seriedad…. Son una parte de ti.

¿Naciste para emprender? Si estos hábitos te suenan familiares, es momento de que comiences a perseguir tu verdadera misión en esta vida.

RechazoEl rechazo puede ser difícil de manejar. Lo sé porque lo enfrento a menudo en mi vida.

Como blogger de desarrollo personal, algunos lectores rechazan lo que escribo en mis artículos, a veces escriben largos correos electrónicos diciéndome por qué estoy equivocado. En mi trabajo como orador, hay momentos en que los participantes rechazan lo que comparto en mis talleres. Durante el crecimiento de mi negocio y mi blog, ha habido infinidad de veces cuando buscaba a otros por oportunidades de colaboración, sólo para ser rechazado.

Incluso en mi vida personal, experimento rechazos también. Por ejemplo, los miembros de mi familia son muy  cerrados – no les gusta hablar sobre ellos mismos. Ha habido momentos en los que traté de conectarme con ellos a nivel personal, con resultados limitados. Algunos de mis amigos pueden ser bastante no sociales. Muchas veces me contacto con ellos para organizar una reunión, sólo para recibir respuestas tibias. En este caso, su rechazo viene en forma de no reciprocidad en los esfuerzos.

Sin necesidad de decir que el rechazo puede ser muy deprimente, especialmente cuando estás esperando una respuesta positiva. A nadie le gusta recibir un “No”, cuando es mucho mejor conseguir un “Sí”.

La cosa es que el rechazo es parte del crecimiento – ya sea en el trabajo, en las relaciones o en la vida. En los últimos años de buscar activamente mi crecimiento personal, he aprendido que no es posible evitar el rechazo si realmente quieres desarrollarte como persona. El rechazo te ayuda a descubrir tus puntos ciegos, aprender más sobre ti mismo, y en última instancia, a crecer. … Seguir leyendo »

Crear una startup es una de las cosas más apasionantes que alguien puede hacer en su vida… pero también una de las más complicadas. No sólo porque una gran mayoría cierran a los pocos años, sino porque, como los bebés, vienen sin manual de instrucciones… y claro, es difícil saber si el éxito está a la vuelta de la esquina o si estamos atascados en la “zona gris”.

(Si, lo se… llevo más de un año sin escribir, pero está siendo una época apasionante en Startupxplore, y me queda muy poco tiempo disponible para escribir. Aún así, me comprometo a contaros pronto qué ha pasado en los últimos tiempos, y a volver a escribir aquí más a menudo)

Hoy me gustaría compartir con vosotros una idea a la que llevo algún tiempo dándole vueltas, y que llamo “la zona gris”. Aunque hay muchas metodologías que supuestamente explican los pasos que deberíamos dar para tener éxito en una startup, o al menos validar rápido si las hipótesis en las que nos basamos tienen sentido, nadie nos prepara para la realidad.

Lo que creemos que va a pasar

Es habitual que cuando uno crea su primer negocio, y tras algún tiempo trabajando en el producto, salimos al mercado esperando que suceda una de estas tres cosas:

• ÉXITO (verde): Tras unos pocos meses de pruebas, el mercado acepta el producto con entusiasmo y nos convertimos en uno de esos animales míticos, los famosos “unicornios”.

• REGULAR (naranja): Un tiempo de debacle y trabajo duro nos permitirán llegar finalmente al éxito que nos merecemos, dado lo mucho que hemos peleado por conseguirlo

• FRACASO (rojo): Tras poco tiempo el mercado rechaza lo que hacemos y resulta claro que lo mejor es cerrar. Game over.

Lo que realmente suele pasar

Sin embargo, la realidad es mucho más terca, y como es habitual pocas veces cumple lo que esperamos. Desgraciadamente lo que sucede a menudo no es eso, ya que:

• Los unicornios son animales mitológicos, o por lo menos, estadísticamente irreales.

• El mercado raramente tiene en cuenta “lo que nos hemos esforzado”.

• Habitualmente somos los últimos en darnos cuenta de que hemos fracasado.

De todo lo anterior, realmente lo más grave es lo último… ya que implica que hemos dedicado meses o años de nuestra vida a algo que finalmente no ha tenido éxito (aunque siempre aprendamos, y la definición de éxito en una startup es algo muy personal).

La realidad a menudo se parece más a unas laaargas vacaciones en la “zona gris”:

¿Cómo saber si estamos en la zona gris?

Realmente no sería tan difícil detectar que estamos en la “zona gris” si tomáramos perspectiva… algo por desgracia bastante complicado con esa nefasta cultura que impera hoy en día en las startups de “muévete rápido y rompe cosas”, o “descansar es para débiles” de la que ya hablamos hace algún tiempo. Algunos síntomas que te pueden ayudar a detectar que vives en la “zona gris”:

1. Siempre parece que el éxito está al girar la esquina… pero nunca acaba de llegar. En la próxima presentación. Al cerrar el siguiente acuerdo. Cuando alcancemos x.000.000 usuarios…etc.

2. El mercado aún no ha “entendido” nuestra proposición de valor, estamos por delante de nuestro tiempo, habrá que “educar al mercado”…etc. (una de las frases que más miedo da a cualquier inversor, y con razón)

3. El éxito no llega porque al producto le faltan las funcionalidades x o y, y son absolutamente imprescindibles. O porque aún no tenemos suficiente volumen de clientes… o porque introduce aquí tu excusa.

“Podrán quitarme el sueño, pero nunca podrán quitarme las ganas de seguir soñando.” – Shoshan

En muchos momentos de la vida, pareciera que nada tuviese sentido y que sin importar lo mucho que intentemos hacer bien las cosas, todo nos sale mal, fatal…

Lo podemos tener todo en contra, incluso a las personas que más debieran apoyarnos, pero nunca dejemos de soñar.

Nunca permitas que nadie te quite el derecho de lograr tus sueños, porque ello es el motor que te hace seguir adelante.

Nunca permitas que alguien se sienta con el derecho de dominarte de tal manera que te anule, eso no lo debes consentir.

Nunca abandones tus sueños, mientras creas que puedes lograr tus metas inténtalo una y otra vez, que nadie te detenga, cierra tus manos y agarra todos esos sueños y no lo sueltes, ponlo en tu pecho como si fuese una joya valiosa, y guárdala en tú corazón, porque tus sueños sí son valiosos.

No esperes que las cosas que deseas vengan de la nada hacia ti, NO… tú persíguelas, con todas tus fuerzas busca aquello que te haga ser una mujer feliz.

Comienza cada día como si fuese el primero del resto de tu vida, siempre con esperanza, alegría y mucho amor para repartir, para que así tu corazón esté contento y satisfecho por cuanto lo intentas hacer lo mejor posible.

Cada día intenta aprender algo nuevo, mira los días en colores, que lo opaco no le gane a la belleza que tienes frente a tus ojos. Recuerda que cada vez que aprendes algo nuevo tu mundo se amplía y avanzas en la vida y puedes disfrutar de mayor satisfacción por quien eres. No hagas nada que te disminuya, te mereces todos los sueños del mundo.

Lo que te quita el sueño, no lo tomes en cuenta, bórralo de tu mente, retenerlo es malo para el alma, siéntete feliz con quien eres, tienes la capacidad de aprender de tus errores, no dejes que los malos sentimientos como el orgullo y la vanidad empañen tu bello corazón.

Tampoco te pongas triste por aquellos que no quieren que te sientas bien, no valen la pena. Una persona que te ama de verdad, te acompañará a soñar y volará contigo tan alto como puedas, no te soltará y allí sabrás cual es tu verdadero amor, será aquel que te apoya en tus planes y en tus deseos. Cuida a esa persona, lo demás sólo es humo que se va dispersando con el tiempo.

¡Fuera con quienes te quitan el sueño!

Porque sabes muy bien que si lo permites te lo pueden quitar todo…
menos la ganas de soñar que hay un mañana mejor para ti.

Muchos de nosotros probablemente evitamos la idea de caminar más en lugar de conducir o viajar a nuestros destinos. Entiendo. Cuando salimos del trabajo sintiéndonos estresados ​​y mentalmente agotados, todo lo que queremos hacer es caer en nuestras camas en el momento de salir de la oficina.

Deberías pensarlo dos veces. Los científicos nos recuerdan fervientemente los muchos beneficios de caminar tanto para nuestro estado de ánimo como para nuestra salud. Ya sea para aumentar tu felicidad diaria o para mantenerte saludable, el desafío es el mismo: superar la necesidad de aflojarte. Así que para estimularme, pienso en estas pequeñas cosas para levantarme y caminar.

Por encima de todo, no pierdas tu deseo de caminar. Todos los días entro en un estado de bienestar y me alejo de toda enfermedad; Me he metido en mis mejores pensamientos, y no conozco ningún pensamiento tan gravoso que uno no pueda alejarse de él.

– Søren Kierkegaard

1. Caminar más extiende tu vida.

Sentarse es el nuevo fumar. Estamos más obligados a permanecer sentados durante largos períodos de tiempo debido a la gran cantidad de papeleo y a las tareas cada vez más informáticas de nuestros trabajos. Incluso nuestros esfuerzos por estar activos después del trabajo o los fines de semana pueden resultar inútiles, ya que los expertos están descubriendo que incluso de tres a cuatro horas de sesión ya está acortando nuestras vidas.

Sin embargo, aquellos que caen en esta categoría de estilo de vida no deberían perder la esperanza todavía. Un estudio reciente descubrió que moverse cada 30 minutos puede disminuir los riesgos para la salud. Por lo tanto, si podemos al menos caminar durante nuestros “mini descansos”, estamos extendiendo nuestras vidas.

2. Caminar es una forma de meditación.

Caminar relaja tu mente, liberando todo el estrés incurrido durante el día. Mientras camino, la presión se difunde y empiezo a pensar las cosas con mayor claridad.

Lo más probable es que cuando llegue a casa, las tareas, los problemas y las tareas pendientes acaben con mi tiempo libre. Pero con la marcha, tengo todo el tiempo para recordar eventos, considerar opciones, encontrar alternativas, resolver problemas, etc. Cuando llego a casa, ya me he relajado y estoy listo para asumir otras responsabilidades.

¿Algunas otras ventajas importantes de caminar hacia o desde el trabajo o la escuela? Puede ahorrar en tarifas de transporte y dinero de gasolina y ayudar al medio ambiente al no llevar ningún vehículo. Camino la milla extra tanto como puedo y siempre que puedo. Tener un compañero para caminar hace que esta forma de ejercicio sea aún más divertida y placentera.

3. Se puede apreciar más la naturaleza.

Todavía puedo recordar vívidamente un momento en el que caminaba hacia mi trabajo de medio tiempo en una tarde fresca. Si hubiera hecho lo contrario, no habría saboreado uno de los atardeceres más impresionantes que he visto. Estaba en un área urbana, y escenas como esa no ocurren muy a menudo. Imagínate las pequeñas sorpresas que podemos disfrutar y saborear cuando hacemos tiempo para pasear.

Ese maravilloso cuadro me hizo desear ver más cada día, por lo que deshacerme del automóvil y del transporte público siempre que sea posible se ha convertido en mi nuevo pasatiempo.

Al observar el follaje verde y refrescante que paso, reduce el estrés y alivia la fatiga ocular debido a las largas horas de trabajo frente a la computadora. Hay plantas en el trabajo que ayudan a aliviar el agotamiento, pero aún no son rivales para los árboles y otras hojas en las que podemos deleitarnos con los ojos al aire libre. Cuando estamos en el camino, nos enfocamos en el camino o vemos que los árboles desaparecen en cuestión de segundos.

4. Disfrutas del poder de la luz del sol.

Nada me deleita más que una buena dosis de vitamina D por la mañana. Después de tomar el sol de la mañana temprano, me energizo. Con la brillante luz del sol, me siento feliz y contento. Afortunadamente, solo se necesita una caminata de 20 minutos para llegar de mi casa a mi lugar de trabajo, por lo que es suficiente exposición al precioso sol. Pero incluso cuando no me levanto temprano, tomo café en el porche delantero, disfrutando de la sensación de sol que solo la naturaleza puede dar.

Los investigadores han visto un vínculo entre la deficiencia de vitamina D y la depresión, debido a la capacidad de inducción de la serotonina del primero. También refuerza nuestro sistema inmunológico y fortalece nuestros huesos. Por supuesto, esos son solo algunos de los regalos que nos ofrece el sol, pero si la meta es la felicidad, deberías bañarte con luz solar caminando al trabajo o a la escuela siempre que sea posible.

5. Sudar desintoxica tu cuerpo.

Después de sentarnos en una oficina durante ocho horas o más, debemos desintoxicarnos y la forma más sencilla y natural es a través del sudor. No solo desintoxicará tu cuerpo, también desintoxicará tu estado de ánimo.

Si es verdad que sentarnos ocho horas todos los días nos está matando suavemente, solo puedo imaginar lo que está sucediendo dentro del cuerpo.

Es por eso que me he comprometido personalmente a dar un pequeño paseo por los parques cercanos después de cada turno. Trato de caminar lo más que pueda para poder eliminar todas las toxinas que he acumulado durante el día. (Siempre traigo ropa extra, por supuesto, ¡no queremos estar todos sudados y apestosos en nuestro lugar de trabajo!)

6. No necesitas caminar solo

Hay comunidades que alientan a las personas en sus vecindarios a hacer que caminar al menos 30 minutos al día sea un hábito. Algunas compañías instan a sus clientes y empleados a hacer de la caminata una parte de cualquier estilo de vida, y otras incluso desarrollan programas de bienestar que aseguran que todos caminen en la caminata.

No necesitas estar solo cuando caminas. Con más y más personas que se unen a la moda, no será difícil encontrar un compañero para caminar en el trabajo o en tu vecindario. Con esto, caminar puede hacerte más feliz a través de la socialización y la risa. Pasar tiempo con otros entusiastas fomenta los lazos de amistad y otras relaciones.

Por el amor de nosotros mismos.

Las mareas del tiempo han cambiado la cara del lugar de trabajo, pero el estilo de vida sedentario que conllevan estos trabajos contemporáneos está afectando nuestro bienestar. El estrés se ha vuelto más omnipresente que nunca. Las enfermedades del estilo de vida se están volviendo rampantes. Afortunadamente, podemos frustrar el inicio de estos asesinos del siglo XXI al optar por una de las medidas preventivas más poderosas que existen: el amor por caminar.

DiferenciasAlyson Shontell | 07 de enero 2011, 14:09

¿Por qué algunas personas se vuelven extraordinariamente exitosas, mientras que el resto de nosotros trabajamos muy duro, pero no lo logramos?

Roberto Jordan entrevistó a 45 fundadores para su libro “¿Cómo lo hicieron?”

Cada empresario inició una empresa de la nada y después la vendió por $ 100 millones+ o se hizo pública por $ 300 millones+. En total, los entrevistados crearon alrededor de 41 mil millones de dólares de la nada.

Le preguntamos a Jordan que separa a los hombres de negocios extremadamente exitosos de todos los demás.

Éstos son los 10 rasgos que comparten: … Seguir leyendo »

Pregúntale a la mayoría de los expertos en finanzas personales, y te dirán que el secreto para hacerte rico no es ningún secreto: trabaja duro, vive por debajo de tus medios y guarda cada centavo en una cuenta de ahorros.

No hay vergüenza en un estilo de vida modesto, incluso Warren Buffett vive frugalmente. Sin embargo, si tu objetivo es unirte a los 1 por ciento, ayuda acercarte al dinero como hacen los ultra ricos.

Prepárate para descubrir cómo los ricos aumentan su patrimonio neto.

1. El salario no es toda la historia

Subir la escalera corporativa solo te llevará hasta el momento; en algún momento, alcanzas tu potencial de ganancias y la meseta. Los ricos saben que para hacer crecer la riqueza, es importante hacer que tu dinero trabaje duro para ti, no al revés. De hecho, Robert Kiyosaki, autor del libro de finanzas personales más vendido número 1, “Rich Dad, Poor Dad”, construyó toda su filosofía del dinero en torno a este concepto.

Generar ingresos a partir de fuentes de ingresos pasivas, en lugar de activas, es la mejor manera de hacerlo. Las inversiones que generan ingresos pasivos incluyen valores que pagan dividendos, propiedades de alquiler, ganancias de una empresa que no administra directamente a diario y regalías sobre trabajos creativos o invenciones.

Conoce las resoluciones a las que debes atenerte para enriquecerte este año.

2. Toma ventaja del tiempo, no del momento

Nadie puede predecir lo que hará el mercado mañana. Los ricos saben esto y no hacen ningún intento por la luz de la luna como comerciantes del día.

“El tiempo es más importante para el éxito de la inversión que el momento”, dijo Peter Lazaroff, un planificador financiero certificado para Plancorp, LLC. “La mayoría de la población cree que sincronizar los movimientos del mercado es la clave para hacerse rico a través del mercado de valores. Los ricos, sin embargo, entienden que el tiempo y los rendimientos compuestos son los factores más importantes en el crecimiento de la riqueza”.

Aunque pueda parecer contrario a la intuición, hacerse rico requiere que los inversores adopten una estrategia de compra y retención poco atractiva, superen las fluctuaciones del mercado e ignoren la especulación.

3. Ponlo por escrito

La diferencia entre tener una idea y ponerla en un papel es a menudo lo que separa a la gente de éxito promedio. Y si igualas el éxito con la riqueza, podría ser el momento de comenzar a escribir tus metas, tanto grandes como pequeñas, para volverte rico.

Thomas Corley, autor de “Hábitos ricos: los hábitos diarios de éxito de individuos ricos”, señaló que el 67 por ciento de las personas ricas que encuestó anotaban sus metas, mientras que el 81 por ciento mantuvo una lista de tareas pendientes. Si tu objetivo es convertirte en multimillonario, escríbelo junto con un plan de acción para que esto suceda.

4. Entender el valor sobre el costo

Justin J. Kumar, gerente senior de cartera de Arlington Capital Management, dijo:

“La persona adinerada tiene tres mejores amigos: su abogado, su contador y su asesor. Los ricos tienden a usar la ley y el código impositivo en su beneficio cuando descubren cómo maximizar su riqueza, especialmente a lo largo de varias generaciones, y no temen gastar dinero por adelantado para que los abogados obtengan estas respuestas.”

Kumar explicó que es común que los estadounidenses de ingresos medios recorten esquinas para ahorrar dinero y, sin embargo, en última instancia encuentran que faltan resultados. “Los ricos consideran el valor sobre el costo, pero aún son prudentes en sus decisiones”, dijo.

5. Comer menos

Las personas que se preocupan por ahorrar dinero a menudo se saltan el latte diario. Los ricos disfrutan de pequeños derroches como Starbucks cuando lo deseen y, en cambio, buscan ahorrar desde una perspectiva más amplia.

El autor Paul Sullivan y su colega Brad Klontz, psicólogo clínico con cita académica en la Universidad Estatal de Kansas, realizaron una investigación sobre las diferencias en los hábitos de gasto del 1% y el 5%. El 1 por ciento gastó 30 por ciento menos en comer fuera y lo guardó para la jubilación. “Y eso, más que el costo del café con leche de Starbuck, es lo que, con el tiempo, separa a los ricos de todos los demás en el lado equivocado de la delgada línea verde”, escribió Sullivan en Fortune.

6. Sé tu propio jefe

Los empleados trabajan para hacer ricos a sus jefes. Si apuntas a la verdadera riqueza, considera comenzar tu propio negocio. Según Forbes, casi todas las 1,426 personas en su lista de multimillonarios hicieron su fortuna a través de un negocio que ellos o un miembro de su familia tuvieron una mano en la creación.

“Muchos trabajadores de clase media piensan que comenzar un negocio es demasiado arriesgado”, dijo Robert Wilson, asesor financiero y colaborador frecuente de CNN, NBC y CBS. “Los ricos entienden que lo que es arriesgado es permitir que un jefe a quien no le pueda importar tu tiempo y tus ganancias sea lo que le importe si obtiene lo que desea para su vida”.

7. Usa el dinero de otras personas

Para la persona promedio, “se necesita dinero para ganar dinero” suena como un cliché cansado utilizado para justificar el gasto irracional. Para los ricos, es una regla de oro de la riqueza. La clave es aprovechar el dinero de otras personas para aumentar tu propia riqueza.

“Cambiar tiempo por dólares es un juego de perdedores, especialmente porque la tecnología destruye muchos trabajos que no requieren un ser humano altamente capacitado”, dijo Wilson. “Usar dinero de bancos o inversionistas y contratar personal para trabajar para ti es una fórmula probada por el tiempo para crear riqueza, sin mencionar las leyes fiscales, que favorecen enormemente a las empresas”.

Ya sea que estés recaudando fondos para iniciar un negocio o cambiando bienes raíces para obtener ganancias, confiar en el dinero de otras personas para hacer el trabajo pesado aumenta enormemente la rentabilidad. Por supuesto, también es más riesgoso que confiar en tus propios fondos. Pero de acuerdo con las sabias palabras del gran Warren Buffett, “el riesgo proviene de no saber lo que estás haciendo”.

8. Tener una estrategia de ahorro

Todo el mundo sabe que ahorrar dinero es una parte esencial de ser rico, pero ahorrar es a veces más fácil decirlo que hacerlo. Mientras que la persona promedio puede ahorrar dinero aquí y allá, las personas ricas deciden una cantidad fija que ahorrarán de cada cheque de pago y la ingresarán directamente en una cuenta de ahorros.

“Toma un porcentaje de lo que ganas, sin importar lo poco que ganes o cuánto ganes”, dijo Tony Robbins, estratega de vida y negocios y autor del libro “inquebrantable: su libro de apuestas de libertad financiera” en una entrevista con GOBankingRates. “Debes reservarte un porcentaje de eso que mantendrás para ti y tu familia … Cuando obtengas una tasa de ahorro del 15, 20 por ciento y la coloques en un lugar donde esté compuesto, serás financieramente libre”.

9. Cambia tu pensamiento

“No hay escasez de dinero en el planeta Tierra, solo una escasez de personas que piensan correctamente al respecto”, dijo Grant Cardone, experto en ventas internacionales, autor de best sellers y programa de radio presentador de The Cardone Zone en un artículo de Entrepreneur. “Para convertirte en millonario, debes terminar con el pensamiento de la pobreza”.

Además de desterrar los temores de la escasez, tienes que creer de verdad que serás rico para hacerte rico, dijo.

“De nada, nada de dinero, solo ideas y mucho trabajo duro, para crear un patrimonio neto que probablemente no pueda ser destruido en mi vida”. El primer paso fue tomar una decisión y establecer un objetivo”, dijo Cardone. “Todos los días, durante años, escribí esta declaración: ‘¡Yo valgo más de $100,000,000!’”

Establece una meta y enfoca tu pensamiento en creer que puedes lograrlo.

10. Invierte en ti mismo

Las personas exitosas saben que vale la pena invertir tiempo, dinero y energía para superarse. Eso puede implicar leer un libro de superación personal, tomar una clase o aprender nuevas habilidades.

“Invertí en capacitación en ventas cuando tenía 25 años”, dijo Cardone en un artículo de CNBC. “Eso hizo que mi capacidad de producir ingresos se disparara. Invertir en ti mismo es la mejor inversión que puedes hacer”.

11. Solo toma un trabajo si hay potencial de crecimiento

Incluso si no estás ganando un salario grande de inmediato, es importante estar en una empresa donde puedas subir la escalera.

“Los ricos pueden entrar con la compañía adecuada donde hay oportunidades de crecimiento”, dijo Cardone en el post de CNBC. “Mi vicepresidente de ventas Jarrod Glandt comenzó a trabajar para mí hace más de siete años por $2,500 al mes. No estaba haciendo nada, pero estaba en el vehículo correcto. Él creció su conjunto de habilidades y pudo multiplicar sus ingresos mensuales muchas veces porque sabía que yo estaba buscando expandirme”.

12. No pagar con tarjetas de crédito

Si deseas ser rico, es importante que nunca vivas por encima de tus posibilidades. Una forma de asegurarse de eso es solo gastar el dinero que realmente tienes, en lugar de cargar las compras con una tarjeta de crédito.

“Recorta tus tarjetas de crédito”, dijo Mark Cuban, la estrella del programa shark tank y multimillonario en una publicación de su blog personal. “Si usas una tarjeta de crédito, no quieres ser rico … el efectivo es el rey para aquellos que quieren hacerse ricos”.

13. Persigue tu pasión

Las personas ricas se enriquecen cuando hacen algo que les apasiona. Si no amas lo que haces, no dedicarás el tiempo y el esfuerzo necesarios para tener éxito.

Jim Koch negoció un trabajo estable en Boston Consulting Group en 1984 para iniciar Boston Beer Co., el negocio que creó a Samuel Adams Boston Lager. Koch fue impulsado por su amor personal por la cerveza para iniciar el ahora multimillonario negocio.

“Lo que más recuerdo a la gente es que solo busquen algo que ames, porque una pequeña empresa va a ser muy exigente con tu tiempo, tu energía; simplemente se come tu vida”. Y si estás haciendo algo que amas, entonces lo aceptarás e incluso lo disfrutarás”, dijo Koch a Business Insider. “Si solo lo haces para hacerte rico, vas a perder el corazón”.

14. Tendencias buck

Cuando se trata de tu estrategia de inversión, no tengas miedo de ir contra el grano.

El multimillonario Warren Buffet amasó su riqueza invirtiendo en compañías en las que veía potencial, incluso si otras las habían pasado por alto. Te contaré el secreto de hacerse rico en Wall Street. Cierra las puertas”, dijo en el libro” Buffett: La creación de un capitalista estadounidense”. “Tratas de ser codicioso cuando los demás tienen miedo, y trata de tener mucho miedo cuando otros son codiciosos”.

A día de hoy, sabemos que la motivación que nace por temor a las posibles consecuencias negativas (la motivación del miedo) suele ser más fuerte que la motivación que sentimos cuando nos enfocamos en consecuencias positivas. Pero el entusiasmo es la excepción a la regla.

¿Qué es eso del entusiasmo?

¿A qué llamamos entusiasmo? Intentemos hacerle un retrato con nuestras experiencias.

Recuerda aquella vez que te enamoraste o aquélla otra en la que te volcaste con arrojo en un hobby, en un deporte o en cualquier otro proyecto. ¿Cómo te sentías?

Despertó con fuerza un interés natural, muy enfocado en lo que tú querías en ese momento, ¿verdad? Era tan fuerte que…

 La pereza y la procrastinación no existían como obstáculos. Más bien, las ganas de actuar eran tan grandes que, si acaso buscabas excusas, era para dedicarte al proyecto (o a la persona de tus amores).

– No necesitabas vigilancia. Algunos se motivan si otras personas están pendientes de que hayan hecho o no lo suyo. En esos momentos de entusiasmo que viviste, este factor no contaba.

 Las recompensas externas no eran primordiales. Quizás diste la bienvenida a las que hubiera. Aunque la principal recompensa, la mayor de todas fue interna: hacer lo que querías, porque eras feliz con ello.

A ver qué tipo de motivación puede hacerle sombra la del entusiasmo, con su enfoque, su intensidad y explosividad.

Algunos expertos, quizás por lo explosivo, desaconsejan que se alimente el entusiasmo ciego y desmedido. Pero alimentar un entusiasmo razonable podría ser una buena idea. ¿Tú que piensas?

A lo largo de la vida, esta motivación no es la más frecuente. Esas ganas intensas y enfocadas en avanzar en un proyecto, actividad, relación o lo que fuera, no se sienten todos los días.

Además de que la experiencia es agradable de por sí, puede dar muy buenos frutos. Entonces, ¿qué tal si sacamos partido de esas ganas? ¿Lo podemos hacer manteniendo los pies sobre la tierra?

Entusiásmate a lo sensato

“Entusiasmo” y “sensatez” no siempre pegan juntos en la misma frase. Pero, cuando conseguimos que armonicen, dan grandes resultados. Para mí que podemos lograr esa armonía con una pizquita de pensamiento realista.

Entusiásmate… y sé consciente de los obstáculos

Las ganas intensas de actuar pueden desembocar en un optimismo alocado, donde dejes de ver los riesgos y los posibles obstáculos que vas a afrontar.

Si no evalúas riesgos, podrías darte un trompazo de órdago. Y si no ves los obstáculos o te haces a la idea de que llegarán, el entusiasmo podría tener sus horas contadas.

Entusiásmate… y haz un plan

Un plan donde estudies la situación. Un plan donde conectes esas ganas con tus prioridades y con lo que haces cada día. Un plan flexible. Un plan con un ritmo adaptado a tus circunstancias, para no quemarte al poco tiempo de empezar.

Entusiásmate… y acepta que es cíclico

El entusiasmo no es constante; sube y baja. O se agota, en caso de que el objetivo hacia el que apuntaba deje de tener sentido para ti.

Que disminuyan las ganas arrolladoras con las que empezaste, es natural. Lo es, incluso cuando el objetivo está ligado con lo que es más importante para ti. Son etapas.

Si crees que el bajón de entusiasmo es un síntoma de que vas por mal camino, quizás no te des la oportunidad de reconectar con tus intereses y reavivarlo para que vuelva a brillar.

Por eso es bueno tener esto también en cuenta: para no abandonar precipitadamente.

Ahora, retomando la pregunta de la entrada, ¿recuerdas la última vez que te entusiasmaste? ¿Valió la pena darle alas al entusiasmo? ¿Qué aprendiste?

Seguro que, como yo, has aprendido unas cuantas cosas de esas experiencias. Tratemos de sacarles partido, cada quien en el sentido que crea conveniente, claro está.

BimboCon casi siete décadas en Grupo Bimbo, este personaje puso filosofía al negocio del pan y se retira de Grupo Bimbo. Te presentamos sus principales lecciones.

Por: AltoNivel
Twitter: @altonivel

Con 85 años de vida y tras 68 años de historia en una de las empresas más importantes de México, Roberto Servitje Sendra deja la presidencia del Consejo de Administración de una de las panaderías más grandes a nivel mundial, Grupo Bimbo. Desde la visión de negocios, Servitje no sólo impulsó el crecimiento de una empresa 100% mexicana a través de confianza y credibilidad en el mercado nacional, también expandió sus terrenos en más de países de todo el mundo; tan sólo en Estados Unidos, Bimbo es la empresa panificadora líder del mercado, superando 3 a 1 a sus dos empresas rivales. Pero… ¿Qué está detrás de este caso de éxito? ¿Cuál es la visión de estrategia y liderazgo? … Seguir leyendo »

La oportunidad de conquistar grandes retos era lejana para la mayoría de las personas, al menos hasta hace muy poco tiempo.

Históricamente, para poder apostar en grande necesitabas tener mucho dinero. Sin embargo, la tecnología y métodos de financiamiento como el crowdsourcing han logrado que los emprendedores tengan mayores oportunidades de competir.

La tecnología le permite a los negocios crecer de manera exponencial pues los grupos pequeños pueden tener un impacto enorme. Un equipo de innovadores apasionados puede alterar el curso de la vida de billones de personas en un parpadear de ojos.

Un cuarteto de emprendedores ha aprovechado la tecnología para construir compañías multimillonarias que han cambiado para siempre al mundo: el fundador de Virgin Group, Richard Branson; el director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos; el CEO de Tesla Motors, Elon Musk y el titular de Google, Larry Page.

Cada uno ha dominado una habilidad poco discutida pero indispensable para crecer: la capacidad de pensar a escala.

Aquí hay ocho estrategias obtenidas de varias entrevistas con estas figuras:

1. Corre riesgos, pero mitígalos

Casi todo lo que ha logrado Sir Richard Branson se debe a que ha tomado grandes riesgos, pero también maneja el imperio Virgin Group como un ecosistema competitivo, donde algunas compañías viven y otras mueren.

Es rápido en ejecutar sus ideas y aún más eficaz en acabar con las que fallan. Branson puede ser conocido por haber empezado varios negocios, pero también se ha deshecho de los que no le sirven.

“A veces parece que los emprendedores tienen gran tolerancia al riesgo”, dijo en una entrevista. “Dicho lo cual, siempre he creído que es indispensable protegerse de las posibilidades negativas”.

Este empresario lanzó Virgin Airlines después de afianzar su negocio Virgin Records. Se protegió de un posible fracaso al convencer a Boeing permitirle devolver el único avión que tenía si el negocio era un fracaso.

2. Experimenta hasta que hagas las cosas bien

Jeff Bezos es un hombre ocupado y no está interesado en hacer pequeños ajustes de dirección para tener un crecimiento mínimo. Quiere poner en funcionamiento estrategias que lleven a Amazon a escalas masivas.

El directivo también entiende que la única manera de alcanzar el éxito es a través de la experimentación. Sabe que esta estrategia puede llevarlo a fracasar “porque es parte de la invención”.

En una entrevista Bezos dijo que su equipo cree en fallar al principio y luego hacer todos los cambios necesarios hasta dar con la respuesta correcta.

3. Déjate llevar por la pasión

No hay nada que dé más sentido a Elon Musk que la pasión.

El también creador de Space Exploration Technologies y SolarCity aseveró en una entrevista que no había entrado a la industria de los cohetes, automóviles o energía solar porque fueran una gran oportunidad de negocio.

“Solo pensé que, para poder hacer una diferencia, había que hacer algo. Quería dejar una huella. Quería crear algo que fuera sustancialmente mejor que lo que vino en el pasado”.

4. Piensa a largo plazo

El jefe de Google X, Astro Teller, le dijo a la revista Wired que se imaginaba metiendo una máquina del tiempo a las oficinas del consejero delegado de Google, Larry Page, y que este le mencionaría todos los puntos en los que podría mejorar.

Esto demuestra el pensamiento X10 que tiene Page, ya que siempre está imaginando cómo hacer las cosas 10 veces mejor.

Para el ejecutivo, la respuesta del éxito de Google está en la inserción entre la planeación a largo plazo y el pensamiento dedicado a la satisfacción del cliente.

“Cuando vimos a YouTube por primera vez, muchas personas nos aseguraron que nunca haríamos dinero con la plataforma que habíamos comprado 1.4 mil millones de dólares”, dijo Page quien se decidió a hacer la compra luego de revisar el crecimiento de las ganancias de YouTube.

El director asevera que la filosofía de su empresa es que las cosas importantes para las personas son las que usan de manera continua y que se puede hacer dinero con ellas.

5. Enfatiza la satisfacción del cliente

Branson es conocido por ser una persona divertida que dedica tiempo a su clientela y fanáticos. Esto se debe a que la cultura de sus negocios está centrada en el consumidor. Si Branson cree que un servicio en particular puede ser útil (y divertido) para sus usuarios, lo prueba.

Es por eso que Virgin Atlantic ofrece masajes a bordo y hasta un avión con piso de cristal.

“Puede que seas capaz de crear algo interesante, pero a menos que estés centrado en el cliente, no vas a prosperar”, dijo Branson en una entrevista.

6. Fíjate en las probabilidades

Pensar en probabilidades (un negocio tiene 60 por ciento de oportunidades de éxito) en lugar de determinaciones (si hago A y B, entonces pasará C), no solo te evita simplificar las cosas, también te protege de la flojera.

Es un tipo de pensamiento que usa Elon Musk.

 “La definición popular de locura – hacer lo mismo una y otra vez esperando diferentes resultados – solo es real en el pensamiento basado en determinaciones. Si tienes una situación probabilística, como casi todas son, entonces puede ser muy razonable pensar que la experiencia te dé un resultado diferente”.

7. Sé un optimista racional

Larry Page dijo en una conferencia Google I/0 que “no se puede progresar al ser negativo”.

“Soy tremendamente optimista”, dijo. “Estoy seguro de que podemos resolver cualquier obstáculo que se nos presente si nos concentramos lo suficiente y usamos buena tecnología”.

Page ha mencionado que esto significa que el trabajo de su compañía es hacer del mundo un lugar mejor.

Deseo“El Deseo es el punto inicial de todo logro. Es el primer paso hacia la riqueza” (Napoleón Hill)

Hace mucho tiempo, un gran guerrero afrontó una situación que requería de él una decisión que garantizara su éxito en el campo de batalla. Iba a enviar sus tropas contra un enemigo poderoso, cuyos hombres superaban a los suyos en número. Embarcó a sus soldados, navegó hacia el país enemigo, desembarcó soldados y equipos, y dio la orden de quemar las naves que los habían llevado hasta allí. Al dirigirse a sus hombres antes de la primera batalla, dijo: «Ved cómo los barcos se convierten en humo. ¡Eso significa que no podremos dejar estas playas vivos a menos que ganemos! ¡Ahora no tenemos opción: venceremos o moriremos!».

Vencieron.

Cada persona que quiera vencer en cualquier empresa debe estar dispuesta a quemar sus naves y eliminar todas las posibilidades de dar marcha atrás. Sólo así puede tener la seguridad de mantener ese estado mental conocido como deseo ardiente de ganar, esencial para el éxito. … Seguir leyendo »

PídeloYa llevaba seis meses en Londres, estaba en mis treinta y tanto, viviendo como dicen los italianos “La Dolce Vita”: vivía con mi hermano y su familia, estudiando inglés 3 horas al día, disfrutando con mis sobrinos al máximo, bebiéndome la metrópoli a sorbos y viajando un poco por Europa.

Ya había tomado la decisión: quería extender mi visa y quedarme en Londres de manera independiente. Para ello tendría que buscar un empleo del cual tenía claro que no tendría nada que ver con mi empleo anterior, serio un trabajo sin stress, sin horario preestablecido, que no tuviera que madrugar y además que pagara bien.

¿Estaba loca? Tal vez, pero estaba empeñada en conseguirlo. Y si yo lo había imaginado tenía que existir. … Seguir leyendo »

 

 

 

Subir »
FB